Real Sociedad

Olabe aspira a una Real Sociedad más regular desde la ambición y la exigencia

Olabe, durante su presentación en Anoeta. / J.M.LÓPEZ
Olabe, durante su presentación en Anoeta. / J.M.LÓPEZ

El nuevo director de fútbol quiere mejorar la formación y consolidación de los jugadores en el primer equipo

MIGUEL GONZÁLEZ SAN SEBASTIÁN.

Roberto Olabe fue presentado ayer como Director de Fútbol de la Real Sociedad por Jokin Aperribay y desde hoy mismo se pondrá manos a la obra para modelar el nuevo proyecto del club. A lo largo de casi una hora compartió intenciones e inquietudes acerca de lo que pretende que sea esta nueva etapa en la entidad, en la que expresó su confianza en conseguir una Real Sociedad competitiva.

¿Por qué se fue? «Creía que era un problema dentro de una organización»

«Es la pregunta del millón. Es más sencillo de lo que la gente piensa. Los principios de cada uno son como son, ni mejores ni peores. Hay cosas más allá de un contrato. Cómo siente cada uno que desarrolla su actividad. Fue un tema personal. Presenté la carta de dimisión a Jokin y me dijo que me lo pensara. Podía haber esperado, pero cuando uno está dentro de una organización cree en las personas, y si llega a la conclusión de que puede ser un problema dentro de esa organización es el momento de decidir más allá de tener un contrato. No quería ser parte de un problema y sí de una solución. Fue eso. Podía tener una visión diferente de las cosas, la discusión es una herramienta extraordinaria para la mejora. La discusión debe llevarnos a encontrar una solución para el bien de la Real Sociedad. Cuando la discusión nos lleva a ser parte de un problema no merece la pena. Fue una decisión mía. Estaba más identificado con las personas que con lo que realmente hacíamos las personas».

Relación con Eusebio y Loren «Algo de responsabilidad tendría al acercarme a ellos»

«Quiero mirar hacia adelante. La decisión la tomé yo. Quizás yo no tenía toda la razón pero entendí que lo mejor para el club era lo que estaba haciendo. No era algo sencillo. Era la Real Sociedad, mi club, y tenía contrato en vigor. Había dejado un megaproyecto por venir a mi club. Pero era la responsabilidad la que me hizo decidir. No quiero convencer a nadie de que la que tomé era la decisión idónea, simplemente hice lo que entendía más conveniente. ¿Si me equivoqué? Tengo que pensar qué hice yo para que se diera aquella circunstancia. No sé cuánta, pero algo de responsabilidad tendría yo a la hora de acercarme a las personas para que llegara a aquella conclusión. Seguro que aquello me ha enseñado para que no vuelva a pasar algo parecido».

¿No pudo desarrollar su idea? «El club tiene una filosofía y yo vengo a impulsarla»

«El club no es una persona, no es Roberto Olabe. Tiene una filosofía definida y vengo a impulsarla. No es la idea de Roberto. Vengo con la ilusión de ahondar en esa idea y proyectar e impulsar para tirar de eso. Es obvio que, si he accedido a esta propuesta, es porque es el momento de aportar. No es que yo tenga una idea y la vaya a desarrollar en primera persona. Creo en las sinergias y en las personas».

¿Por qué vuelve? «Es un reto y un desafío bien 'chulo'»

«Agradezco al presidente y al Consejo de la Real Sociedad la nueva oportunidad que se me da pensando que puedo aportar al club, ayudar y regresar para ser parte de este reto apasionante. Creía que era la ocasión de volver otra vez a nuestro club. Con toda la energía del mundo, quizás con la sensación de que llego más responsabilizado que la última vez que me senté aquí. Es un reto y un desafío bien chulo, y estoy dispuesto a asumirlo».

Su función en la Real «Hay que empeñarse en la consolidación del jugador»

«Vengo a ser parte de la estructura como máximo responsable en un proyecto que está muy vivo. Quiero ahondar en él y mejorarlo. A nivel de desarrollo del jugador tiene instaurado una cultura. A nivel de promoción, una sensibilidad para abrirle la puerta del primer equipo, y donde nos tenemos que empeñar es en el momento de su consolidación. No solo cómo llegan sino cómo vamos a darles transferencia a los chicos. A partir de ahí estableceremos los pilares de su desarrollo: la selección, el entrenamiento, la competición y la evaluación. El reclutamiento de jugadores estará vinculado a lo que formemos en casa. Vengo a ser parte de esa organización tan potente que puede dar un paso más hacia adelante».

Sin entrenador ni director deportivo «Estamos en un momento de reconstrucción»

«Tenemos suerte de que el proyecto de la Real Sociedad se puede permitir la situación actual. Es cierto que en el primer equipo nos encontramos ante un momento de reconstrucción. Aquí y hoy empieza esa reconstrucción y en lo que nos tenemos que centrar en estos ocho partidos que nos faltan. De cómo hagamos en estos encuentros va a depender la reconstrucción. La Real Sociedad tiene unas bases establecidas que le permite que todo alrededor del primer equipo siga funcionando con fluidez independientemente de la situación que atraviese el club. La mejor manera de consturir nuestro futuro va a ser cómo terminemos esta campaña».

Futuro de Imanol «Es un especialista en ese paso del jugador a arriba»

«Ahora mismo lo que tenemos que estudiar es el organigrama actual y las personas que están trabajando antes de tomar decisiones. Soy un recién llegado y resultaría osado hacer un juicio de valor sobre lo que vamos a hacer. Imanol es nuestro entrenador. El club tiene la responsabilidad de saber qué es lo que queremos. La elección del entrenador no debe estar solo basada en el responsable del fútbol, sino en la filosofía, el proyecto y qué tipo de jugador tenemos. Buscamos alguien que quiera viajar en este proceso de reconstrucción. Imanol en los últimos años ha crecido muchísimo y está ayudando al club dentro del proceso de desarrollo en un punto crucial, el de transición. Muchas veces los clubes tomamos decisiones y rompemos procesos por la eventualidad, por la necesidad, por las prisas... Y esos procesos que rompemos son más importantes que esa decisión que tomamos. Soy defensor de los especialistas, de esas personas que participan en los procesos de desarrollo de los chicos. Imanol es un gran especialista en el proceso de transición en ese paso del filial al primer equipo».

Problema del club «No estamos preparados para volver a ganar»

«Tenemos que preguntarnos por la consolidación de los jugadores en su segunda o tercera temporada desde su debut. Tiene que ver con nuestra historia. Yo he sido parte de este club, como jugador, entrenador y responsable de fútbol. Y sé que somos un club demasiado irregular. Con temporadas buenas pero incapaces de darle trayectoria y transferencia a esos años buenos que hacemos. He visto cómo hemos sido terceros, segundos, cómo hemos jugado la Champions, pero no hemos sido aspirantes durante varios años a lo mismo. Es algo por lo que nos tenemos que preguntar. La Real Sociedad está preparada para ganar, lo que nos dice la historia es que no estamos preparados para volver a ganar. Es una reflexión profunda que debemos hacer en el club. Estamos orgullosos del trabajo que hacemos pero debemos ser más exigentes».

Su sueño «Todos tenemos la ilusión de ser campeones un día»

«La ilusión que todos tenemos es ser campeones algún día. No es fácil. Hay que ser exigentes y ambiciosos. Va a ser más sencillo si tenemos una regularidad media alta que si creemos que va a ser este año. La historia nos dice que conseguimos resultados francamente buenos pero que no les damos continuidad. A ver si entre todos damos ese paso adelante. Seguro que dentro de un tiempo me diréis que queríamos ser campeones. Todos tenemos esa ilusión, intentar pelear por ello. Ser campeón no es algo que te lo dé nadie. Estoy contento de cómo está compitiendo el Sanse. Es el primer paso para generar ese espíritu competitivo que nos ha podido faltar. Competir. Estamos viendo quién está jugando finales. Eso al final debería de ser una consecuencia. No podemos aspirar a decir voy a ser campeón y esperar sentado a ver si me llega. Sí que creo que la mejor manera de poder aspirar a algo es teniendo una trayectoria lo más recurrente posible cerca de las posiciones que te hacen competir. Eso tiene que ver con el proceso. Son hechos. Nos mostramos como un equipo irregular a través del tiempo. El primer paso es ser más fuertes en este tiempo para estar más preparados en los momentos en los que peleamos por algo. No sé si llegamos bien preparados ahí. Cuando arrancamos sin presión llegamos a competir, pero cuando hay que volver a ganar hay algo que debemos corregir para hacerlo mejor. Ese algo que tenemos que replantearnos para llegar a ser un equipo fiable. Si todos los años somos octavos, igual estamos más cerca porque la fiabilidad de estar trabajando a dos puntos del sexto te da una mayor madurez competitiva que si un año casi somos campeones y otro nos dejamos ir».

Responsabilidad «No me considero alguien que ficha y ya está»

«No es tan importante quién tiene la última palabra como llegar a las conclusiones entre varios. Es bueno que estemos todos de acuerdo en esa última palabra. Me voy a sentir responsable de todo lo que ocurra, desde el desarrollo de los chicos hasta el fichaje que llegue. Parece que el director de fútbol es el que ficha jugadores y nos tiráis puñales en función de su rendimiento pero la dirección deportiva va más allá de esa persona. Tiene que ver con el modelo de club, fichajes, promociones, métodos... Si queremos ser campeones tenemos que empezar con un nivel de exigencia alto. Empezando desde hoy mismo. Tenemos que pensar en los partidos que nos quedan y cómo queremos que empiece a ser nuestro futuro. Cuando algo salga mal, tocad la puerta de Roberto. La Real Sociedad tiene una estructura de observación, de reclutamiento, un contenido... No me considero un fichador. El fichaje es consecuencia de algo en un club de promoción como este. La llegada de un jugador externo va a venir después del trabajo que estemos haciendo en el fútbol educación y en la secretaría técnica. No me considero alguien que fiche y ya está».

Formación «Debemos lograr que lleguen mejor preparados»

«Los resultados en el fútbol base son consecuencia de algo. Llevamos bastantes años en los que el cadete y el juvenil están arriba y los jugadores están apareciendo. Hay que insistir en cómo llegan esos chicos al primer equipo, porque compiten bien como grupo pero arriba llegan como individuos. Lo importante es que lleguen preparados al momento del debut y que se consoliden en la categoría al nivel que tiene el fútbol de elite. Muy cerca de aquí vemos lo bien que lo están haciendo el Eibar y el Alavés. Cada vez hay más adversarios sumándose a la pelea. Hay que dar valor a lo que se está haciendo y mirar hacia adelante. Conseguir que el futbolista de la cantera llegue mejor preparado al primer equipo. Hay trabajo entre los técnicos para hacer la reflexión. Estamos hablando de establecer un plan estratégico. No es una idea de Roberto. Tiene que ser una visión de todos nosotros de la que estemos convencidos. Yo estoy encantado de poder participar en este proyecto cuya base es Zubieta pero no nos podemos parar ahí. Todos los clubes tienen sus ciudades deportivas, sus departamentos de metodología, su reclutamiento...».

Futura plantilla «Hay que ver cuál es la voluntad de los jugadores»

«Hay que saber cuál es la voluntad de los jugadores. No es un reinicio. El club tiene unas bases sólidas para acometer este momento de reconstrucción. Todos debemos dar un paso adelante para decir por dónde queremos ir. Es un periodo no muy largo, pero sí intenso en estos ocho partidos. No es una voluntad solo del club, sino también de lo que quieren los jugadores».

Afición «Hay que transmitirle pasión y exigencia»

«Hay que transmitirle pasión, esfuerzo, exigencia con nosotros mismos para que llegue el momento de que esté orgullosa de lo que hagamos».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos