De ser la revelación en el lateral, a jugar poco y ahora ser titular

Venía de ser el tercer mejor jugador de la temporada 2015/16, por detrás de Illarramendi e Iñigo, gracias a sus actuaciones en el lateral derecho. Jugó 2.595 minutos en Liga en esa campaña, pero la reconversión a central le dejó sin un puesto en el equipo en la pasada temporada. Incluso Mikel jugó más que él cuando faltaron Navas o Iñigo. A su favor, cumplió cuando se le necesitó en los 461 minutos que tuvo en nueve partidos de Liga. A la poca continuidad que tuvo se sumó el fallecimiento de su aita. Este verano ha dado un paso importante y se ha hecho acreedor de una oportunidad. Por el momento ha jugado completos los dos partidos de Liga ante el Celta y Villarreal, siendo uno de los destacados en éste último. Cada minuto que pasa se está encontrando más cómodo en el centro de la zaga y hoy ya compite de tú a tú por un puesto con Navas, Iñigo y el recién llegado Llorente.

Fotos

Vídeos