El retraso en el izado de la tercera cercha no altera el cronograma de Anoeta

Las dos cerchas colocadas y las dos grúas que esperan a izar la tercera, la que va colocada en la tribuna principal este. / MICHELENA
Las dos cerchas colocadas y las dos grúas que esperan a izar la tercera, la que va colocada en la tribuna principal este. / MICHELENA

Se cumplirán los plazos porque se trabaja dentro del estadio mientras se espera el momento adecuado para elevar la estructura

A.V. SAN SEBASTIÁN.

Las altas temperaturas de los últimos días, que han dilatado la estructura, y el trasiego de autobuses de los participantes en la Donosti Cup en el entorno de Anoeta está retrasando en una semana el izado de la tercera cercha de Anoeta, pero no alterará el cronograma de obra previsto y la Real estrenará su nuevo estadio en la cuarta jornada como está previsto.

El programa no se altera porque mientras se espera a que sea el momento adecuado para realizar el izado se sigue trabajando en el interior del estadio, en la aproximación de las tribunas laterales al césped, en el vaciado del terreno de juego y en la construcción de la nueva tribuna sur. Y en el exterior también se aprovecha estos días para ensamblar la cuarta y última cercha en el lateral del estadio más próximo al frontón Atano III.

La previsión es hacer el izado de la tercera cercha, la de la tribuna principal este, esta semana, en principio el jueves o el viernes. A ésta le seguirá después la cercha gemela que se colocará en la tribuna principal a partir de la semana que viene, salvo que la meteorología decrete lo contrario. En ese momento la megaestructura metálica de forma rectangular que caracterizará el nuevo Anoeta habrá quedado terminada y las dos grúas gigantes habrán terminado su trabajo. Es la UTE Moyua-Altuna y Uria la que se encarga de la ejecución de este lote valorado en 5,9 millones.

La previsión sigue siendo que la Real debute en su estadio en la cuarta jornada tras jugar tres fuera

Esta megaestructura hará que el estadio no sea tan abierto y se asemeje más a un campo de fútbol inglés, con los espectadores cerca del terreno de juego, según el proyecto de remodelación ideado por el estudio de arquitectura de Izaskun Larzabal. El estadio lucirá distinto al que hemos conocido en las dos últimas décadas.

De forma forma paralela al izado de las cerchas se trabaja en la construcción de la tribuna sur y en la aproximación al césped de las tribunas laterales bajas, que estarán listas para el inicio de Liga. También se realiza estos días el vaciado del terreno de juego hasta una profundidad media de 2,3 metros que, tras los trabajos de canalizaciones que se hagan bajo tierra, acabará siendo de 1,5 metros menos respecto a la actual cota.

La Real debutará en su nuevo estadio en la cuarta jornada de Liga porque los tres primeros partidos los jugará a domicilio. Entonces, tres cuartas partes del estadio habrán sido remodeladas y solo quedará derribar y levantar la tribuna norte. Se espera que para cuando empiece la Liga 18/19 la envolvente azul que lucirá el estadio esté acabada en la tribuna sur y también en la tribuna este, aunque los plazos son tan ajustados que la competición podría arrancar sin que se hubiera terminado de rematar esta nueva piel del estadio en su zona más próxima al restaurante Xanti.

En cualquier caso, se llegue a tiempo o no, no interferirá en el desarrollo de los primeros partidos. El espectador tendrá la sensación de estar ya en nuevo campo, al que solo le faltará derribar y construir la grada norte. Esos trabajos se harán de septiembre a agosto de 2019. Anoeta tendrá un aforo de 39.500 espectadores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos