Real Sociedad

La tercera cercha del estadio de Anoeta ya espera su momento

El vaciado de la tierra ya ha comenzado en el interior del estadio. / RS
El vaciado de la tierra ya ha comenzado en el interior del estadio. / RS

El martes o el miércoles se iza en Anoeta la tercera de las cuatro piezas de la estructura metálica

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTE

La fotografía principal que preside estas dos páginas confirma que está hecho el trabajo de ensamblaje de las piezas de la tercera de las cuatro cerchas que formarán la mega estructura metálica del nuevo Anoeta.

La cercha espera su momento para ser izada al techo de la tribuna este del nuevo campo de la Real Sociedad, la más próxima al restaurante Xanti. Será el el martes o el miércoles cuando las dos grandes grúas llegadas desde Bélgica -modelo Demag SG 3.800 SWSL- vuelvan a poner sus motores en marcha para izar una estructura tan larga como metros tiene la actual cubierta. La benigna meteorología que se espera en los primeros días de esta semana, sin apenas viento, va a permitir que se cumpla el cronograma de obra previsto. Estos trabajos tendrán afecciones en el entorno de Anoeta. No se permitirá el acceso de vehículos a la zona deportiva, salvo a los autorizados, y los usuarios de las instalaciones de Paco Yoldi y palacio del Hielo deberán cumplir a rajatabla las indicaciones de los operarios de obra.

Esta operación será más complicada que las realizadas ya en los dos fondos debido al mayor tamaño y peso de la pieza y porque en el momento que se realice el izado deberá ensamblarse por sus dos extremos con las dos cerchas que ya esperan en el cielo de Anoeta.

El cometido de esta nueva cercha es sencillo: va a sujetar la prolongación de la actual cubierta que se va a acometer en las próximas semanas para tapar a los espectadores que se ubiquen en las primeras filas de la tribuna este baja, es decir, en los asientos más próximos al césped que estarán ubicados sobre la antigua pista de atletismo. Si no se hiciera esa prolongación de la cubierta los espectadores quedarían desprotegidos. La cercha, como se puede comprobar en la fotografía, tiene forma de media luna porque sigue el mismo diseño que tienen los techos de las dos tribunas laterales del estadio de Anoeta. En las tribunas norte y sur, las que se construirán de abajo a arriba, la cerchas se encargarán de sujetar las nuevas cubiertas.

Al izado de esta tercera cercha le seguirá después la cercha gemela que se colocará en la tribuna principal a partir de la semana que viene, salvo que la meteorología decrete lo contrario. En ese momento la megaestructura metálica de forma rectangular que caracterizará el nuevo Anoeta habrá quedado terminada y las dos grúas gigantes habrán terminado su trabajo en San Sebastián. Es la UTE Moyua-Altuna y Uria la que se encarga de la ejecución de este lote valorado en 5,9 millones de euros.

Esta megaestructura hará que el estadio no sea tan abierto y se asemeje más a un campo de fútbol inglés con los espectadores cerca del terreno de juego, según el proyecto de remodelación ideado por el estudio de arquitectura de Izaskun Larzabal. El estadio lucirá distinto al que hemos conocido en las dos últimas décadas y también cambiará la perspectiva desde la Avenida de Madrid.

En el interior, sin descanso

De forma forma paralela al izado de las cerchas se trabaja en la construcción de la tribuna sur y en la aproximación al césped de las tribunas laterales bajas, que estarán listas para el inicio de Liga. También se reraliza estos días el vaciado del terreno de juego. Toneladas de tierra saldrán de Anoeta hasta rebajar la cota del terreno de juego una profundidad media de 2,3 metros que, tras los trabajos de canalizaciones que se hagan bajo tierra, acabará siendo de 1,5 metros menos respecto a la actual cota. El trasiego de camiones cargados de tierra será diario.

La Real debutará en su nuevo estadio en la cuarta jornada de Liga porque los tres primeros partidos los jugará a domicilio. Entonces, tres cuartas partes del estadio habrán sido remodeladas y solo quedará derribar y levantar la tribuna norte. Se espera que para cuando empiece la Liga 18/19 la envolvente azul que lucirá el estadio esté acabada en la tribuna sur y también en la tribuna este aunque los plazos son tan ajustados que la competición podría arrancar sin que se hubiera terminado de rematar esta nueva piel del estadio en su zona más próxima al restaurante Xanti. En cualquier caso, se llegue a tiempo o no, no interferirá en el desarrollo de los primeros partidos. El espectador tendrá la sensación de estar ya en nuevo campo al que solo le faltará derribar y construir la grada norte. Esos trabajos se harán de septiembre a agosto de 2019. Entonces sí, Anoeta tendrá un aforo de 39.500 espectadores.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos