Real Sociedad

La Real Sociedad mantiene su portería a cero en el mejor momento

Gero Rulli firma autógrafos antes del entrenamiento de ayer en Zubieta./UNANUE
Gero Rulli firma autógrafos antes del entrenamiento de ayer en Zubieta. / UNANUE

La Real Sociedad sabe que sus opciones de eliminar al Salzburgo parten de mejorar sus prestaciones defensivas. Rulli se ha mantenido imbatido nueve veces esta temporada, cinco en Liga y cuatro en la Europa League, en los dos partidos contra Rosenborg y Vardar

MIGUEL GONZÁLEZSAN SEBASTIÁN.

El triunfo ante el Levante fue balsámico por varios motivos. La Real necesitaba ganar para no descolgarse del pelotón de la Liga, ese que agrupa a diez equipos en apenas ocho puntos entre el Eibar, séptimo, y el Espanyol, decimosexto. Además, al hacerlo con claridad refuerza una autoestima que estaba bajo mínimos por los malos resultados que venía arrastrando. Pero hay un tercer factor que cobra importancia en vísperas de jugar en Austria, como es que Rulli mantuviese la portería imbatida por novena vez en este curso, cinco en Liga y cuatro en Europa.

A nadie se le escapa que la empresa de superar la eliminatoria ante el Salzburgo a domicilio se presenta muy complicada. No porque la Real sea inferior al conjunto austriaco, que no lo es, sino por su irregularidad defensiva, que cuesta muy caro en competición continental en un torneo a dos partidos en el que el mínimo error penaliza.

No hay que ir muy lejos para ver cómo se ha complicado la clasificación simplemente por un despiste al defender un lanzamiento de córner que obligó a la Real a jugar a remolque. Después hizo lo más difícil, voltear el resultado, pero no remató la faena porque se volvió a dejar la puerta abierta en el descuento para permitir que Lainer se colara hasta la cocina y asistiese a Minamino, al que nadie encimó en el remate.

Cualquier fórmula que contemple el pase a octavos de Europa League se sustenta en ganar en Salzburgo. La Real no tiene problemas para hacer goles, ya que con 46 en 24 jornadas (1,91 por encuentro) es el cuarto conjunto más realizador de LaLiga por detrás del Barcelona (62), Real Madrid (55) y Valencia (47). Obtener semejante registro en el mejor campeonato del mundo es una credencial importante para presentarse en Austria con opciones. Tampoco hay que olvidar que el conjunto de Eusebio fue el segundo de los 48 equipos de la Europa League que más goles firmó en la fase de grupos, con 16 en seis jornadas, a un ritmo de 2,6 por partido. Solo el Zenit de San Petersburgo le superó.

El problema es que atrás también es de los más goleados. En LaLiga lleva recibidos 45 y únicamente el Betis (50), Las Palmas (52) y Deportivo (53) superan sus registros negativos. Y en Europa ha encajado ocho goles en los tres enfrentamientos ante rivales serios. El Zenit le hizo tres en Rusia y en Anoeta, mientras que el Salzburgo le endosó dos el jueves pasado.

Refuerzo moral

En Salzburgo la faceta defensiva será clave para estar dentro del partido y que Gero Rulli llegue de conservar la portería a cero contra el Levante es un primer paso favorable en este objetivo. Al menos, en el aspecto anímico.

El meta argentino ha mantenido el arco imbatido en 39 de los 137 partidos que lleva en la Real, y hay que tener en cuenta que en su primera temporada no jugó hasta diciembre por una lesión en el pie y que en esta aún restan tres meses de competición por delante. En el presente curso no ha encajado goles en cinco partidos de Liga, en Anoeta ante el Villarreal (3-0), Deportivo (5-0) y Levante (3-0) y fuera en Mendizorroza (0-2) y San Mamés (0-0). En Europa ha dejado su portería intacta a domicilio contra el Vardar Skopje (0-6) y el Rosenborg (0-1), y en casa ante estos dos mismos conjuntos.

Con Aritz y Navas el cuadro txuri-urdin ha ganado cuatro de los cinco partidos que han formado juntos

De la Bella ha jugado en ocho de los diez partidos en los que la Real no ha recibido goles este curso

Desde que llegó a Donostia han sido 39 las oportunidades que lo ha hecho en partido oficial. Su estreno con la Real ocurrió en Krasnodar, en aquel partido de vuelta del play-off de la Europa League de infausto recuerdo. Sostuvo a los suyos con buenas intervenciones hasta que se lesionó en el pie al realizar un mal gesto en un córner en el tramo final. Fue sustituido con la eliminatoria igualada, pero en los minutos en los que salió del campo el cuadro blanquiazul encajó dos goles más que le mandaron a casa.

Tardó tres meses y medio en regresar a los terrenos de juego. Lo hizo en Oviedo en partido de Copa que acabó sin goles. En la vuelta volvió a jugar y tampoco encajó ninguno (2-0). Hubo que esperar hasta el 20 de diciembre de 2014 para contemplar su debut en Liga, precisamente ante el Levante en el Ciutat de Valencia. La Real ganaba por 0-1 cuando en el descuento Jaime Latre, el árbitro del domingo en Anoeta, se inventó un penalti que supuso el empate. Esa temporada 14/15 se mantuvo invicto en seis de los 22 partidos que jugó, en los que encajó una media de 1,15 tantos. Barcelona, Eibar, Espanyol, Villarreal y Levante no le marcaron en Anoeta y se volvió con la portería sellada de Getafe.

En la 15/16 atesora sus mejores números, ya que no le marcaron en doce de los 36 partidos de Liga que disputó y su promedio de goles recibidos fue de 1,16. Fuera de casa echó el candado en las canchas de Deportivo, Levante, Espanyol, Athletic, Villarreal y Valencia, mientras que en Anoeta no le batieron el Sporting, Athletic, Sevilla, Valencia, Granada y Barcelona. Aquí habría que recordar que el Espanyol (2-3) tampoco le marcó en los 43 minutos que estuvo en el campo, porque la Real ganaba 1-0 cuando cometió penalti y fue expulsado. Oier Olazabal fue el que recibió esos goles y la crítica de Moyes después del encuentro.

El año pasado fueron diez las veces que se mantuvo imbatido a pesar de que el cuadro txuri-urdin completó una gran temporada y cabría deducir que esta cifra tendría que ser mayor. Pero Eusebio ya había implantado su actual modelo de juego, que exige que el equipo asuma riesgos con balón y que el portero tenga que aceptar más responsabilidades que jugando de otra manera. En casa no le marcaron el Betis, Alavés, Atlético, Celta y Deportivo, mientras que fuera tampoco lo consiguieron Osasuna, Leganés, Granada, Málaga y Las Palmas. Pero la media se elevó hasta los 1,43 tantos recibidos en Liga y la Real fue el más goleado entre los diez primeros del campeonato. El peaje a pagar por jugar tan bien en la fase ofensiva, aunque tuvo premio la propuesta en forma de billete para la Europa League.

Aritz y Navas por delante

Resulta significativo que en cuatro de las cinco veces en que Aritz y Navas han formado como pareja de centrales por delante de Rulli la Real haya ganado el partido. Ocurrió en Balaídos (2-3), en la primera jornada, y en Anoeta contra el Villarreal (3-0), Deportivo (5-0) y Levante (3-0). La única vez que ha perdido con ellos fue hace dos semanas en el Bernabéu (5-2), aunque entonces el problema fue más global que de una línea concreta.

Con Héctor Moreno fuera de combate para el jueves, las opciones de Eusebio para la retaguardia pasan por si se decide a dar entrada a Llorente o no. En caso de hacerlo, todo parece indicar que Navas sería el sacrificado. El técnico entiende que el madrileño es más rápido y se defiende mejor que el sevillano jugando lejos de portería, algo que exige su libreto. Pero la realidad es que aún no se ha asentado y tiene que demostrar las buenas condiciones que atesora. Aritz y Navas no se complican la vida y juntos se complementan a la perfección, porque lo que le falta a uno lo cubre el otro.

También es curioso que cuando De la Bella es el inquilino del lateral izquierdo, la solvencia defensiva aumenta significativamente. Ha jugado quince partidos completos y en ocho de ellos la Real no ha encajado ningún tanto. En la Liga ante el Athletic, Deportivo y Levante, en Europa en los encuentros ante el Rosenborg y el Vardar, allí y aquí, y en Copa en el encuentro de ida jugado en Lleida. Hay que tener en cuenta que la Real solo ha dejado la puerta inmaculada en diez ocasiones esta temporada y ocho han sido con el exjugador del Olympiacos sobre el césped.

Así las cosas parece que si Rulli empieza a remontar el vuelo, Aritz y Navas juegan juntos por delante y De la Bella es el lateral en la izquierda, las opciones blanquiazules de superar la eliminatoria aumentan. Porque para ganar en Austria todo empieza por una buena defensa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos