Real Sociedad

Zenit de San Petersburgo: un equipo de 'artilleros antiaéreos'

Los jugadores del Zenit celebran uno de los cinco goles que marcaron al Vardar. / EFE

El equipo que dirige el italiano Mancini lidera con autoridad la Liga rusa gracias a una propuesta futbolística con la que le gusta llevar la iniciativa

AXEL GUERRA SAN SEBASTIÁN

En Rusia conocen al Zenit como 'los artilleros antiaéreos'. Debe el apodo a la época de la Unión Soviética en la que San Petersburgo se conocía como Leningrado y el rival de hoy de la Real Sociedad era el equipo de los trabajadores de la industria armamentística de la ciudad.

Visto el rendimiento que está ofreciendo en la liga de su país, a su sobrenombre podrían sumar el concepto de 'bombarderos'. Después de once partidos, son líderes destacados de la Premier rusa con cuatro puntos sobre el segundo clasificado, el Lokomotiv de Moscú. El conjunto que dirige Mancini ha ganado ocho partidos y empatado tres, tras marcar veintiún goles y recibir solo tres. Además, ha dejado su portería a cero en los últimos seis encuentros de Liga.

La plantilla del Zenit ha sido creada a base de talonario -en verano invirtió 77 millones de euros en fichajes- y una mezcla de los mejores jugadores rusos. En defensa, Brasnilav Ivanovic es el líder del equipo gracias a su experiencia, trayectoria y títulos. El defensa serbio coincidió una temporada en el Chelsea con Mancini y se incorporó al Zenit en febrero. Capaz de jugar como lateral o central, es peligroso en las jugadas a balón parado por su facilidad para el remate.

Pero si hay algo por lo que está destacando el conjunto ruso, es por su facilidad para ver portería. Buena culpa de ello la tiene la pareja formada por Kokorin y Driussi.

El delantero ruso ha marcado once goles en siete partidos y parece haber dejado atrás los incidentes extradeportivos por los que su club le sancionó en el pasado y quedó fuera de la selección rusa. Tras la eliminación de Rusia en la Eurocopa 2016, Kokorin fue visto en una discoteca de Mónaco junto a su compañero Pavel Mamaev. Según la televisión rusa Life, ambos futbolistas gastaron más de 250.000 euros para comprar cerca de 500 botellas de champán. Además, en marzo cometió una infracción de tráfico y el seleccionador Cherchesov le pidió «que fuera profesional dentro y fuera del terreno de juego». El internacional ruso ha recogido el guante y está camino de firmar su mejor año.

El argentino, por su parte, marcó 23 goles en 44 partidos con River Plate la campaña pasada y llamó la atención de los conjuntos europeos más potentes. El Zenit se hizo con sus servicios a cambio de 20 millones de euros. Driussi ha marcado tres goles en diez partidos.

Fotos

Vídeos