Real Sociedad

Un arranque con pocas rotaciones en la Real Sociedad

Odriozola, Prieto, Zurutuza, Illarramendi y Rulli, en la imagen junto a Juanmi, Vela y Oyarzabal, son cinco de los seis realistas más utilizados hasta ahora. / ARIZMENDI
Odriozola, Prieto, Zurutuza, Illarramendi y Rulli, en la imagen junto a Juanmi, Vela y Oyarzabal, son cinco de los seis realistas más utilizados hasta ahora. / ARIZMENDI

El once tipo ha soportado el 77% de los minutos y otros once jugadores, el 23% restante. Rulli y Prieto han sido siempre titulares, y Odriozola, Illarramendi, Zurutuza, Aritz y Willian, en ocho de los nueve partidos disputados

MIGUEL GONZÁLEZ SAN SEBASTIÁN.

La Real llega magullada al parón de octubre después de un pobre bagaje de un empate y cuatro derrotas en los cinco últimos partidos oficiales, en los que las facilidades defensivas han sido un lastre demasiado pesado. Pero más allá de los resultados, preocupa la acumulación de minutos de algunos futbolistas de la plantilla que lo han jugado prácticamente todo.

Las lesiones de Januzaj y Zurutuza han encendido las alarmas en Zubieta, porque se trata de dos hombres importantes dentro de la plantilla, especialmente en el caso del segundo, con una rotura de fibras de grado II en el sóleo de la pierna izquierda que le mantendrá un mes de baja. El debarra se rompió en los últimos minutos del partido ante el Betis. El percance del belga no tiene nada que ver con la fatiga, sino con una operación en la rodilla a la que fue sometido hace unos años.

Aunque apenas se llevan consumidas siete semanas de temporada, la acumulación de partidos empieza a pasar factura a algunos de los futbolistas que más han jugado. Eusebio tiene asumido que deberá hacer rotaciones para afrontar una temporada tan cargada como esta, pero hasta tomar cierta velocidad en la competición ha preferido tirar de muchos de los habituales del curso pasado, que han sido la base del equipo en estos nueve encuentros.

Hay hasta siete jugadores, un tercio del plantel, que acumulan en sus piernas una buena carga de minutos en este arranque de temporada. Encabeza la lista Gero Rulli, que lo ha jugado todo. Toño Ramírez solo lo hará en caso de que el argentino sufra algún percance en forma de lesión o sanción. La campaña pasada no jugó nada y hasta ahora, tampoco. Con todo, dar continuidad a un portero es la tónica general bajo los palos en el fútbol, y así lo han hecho otros doce equipos de Primera División con Ter Stegen (Barcelona), Oblak (Atlético), Pacheco (Alavés), Adán (Betis), Dmitrovic (Eibar), Pau López (Espanyol), Guaita (Getafe), Iraizoz (Girona), Cuéllar (Leganés), Raúl Fernández (Levante), Chichiziola (Las Palmas) y Roberto (Málaga).

Cuidado con Odriozola

Álvaro Odriozola es el futbolista de campo que más ha jugado de momento, con 744 minutos, una barbaridad para un chaval que debutó en Primera el pasado 16 de enero. Hasta entonces llevaba la dinámica propia de Segunda B, una categoría en la que se juega a menor velocidad e intensidad y solo hay cuatro partidos al mes. Como referencia, entre el 6 de noviembre y el 7 de enero pasado jugó ocho encuentros, los comprendidos entre las visitas a Zubieta del Barakaldo y el Real Madrid Castilla. El duelo ante los blancos fue su última experiencia en el filial. En total, 720 minutos en dos meses a ritmo de Segunda B.

Eusebio solo ha rotado en cuatro posiciones: las de central y lateral izquierdo y los dos extremos

Ahora viene de disputar cinco partidos en quince días, cuatro completos y la media hora final ante el Levante, ante rivales tremendamente exigentes como el Real Madrid, Valencia o Zenit, entre otros. La ausencia de Carlos Martínez, que se recupera de la operación de cruzado a la que fue sometido en su rodilla derecha en marzo, le ha dejado sin más alternativa en su puesto que la del chaval del Sanse Andoni Gorosabel. Aritz, que jugó en esa posición con buena nota hace dos temporadas, tampoco puede hacerlo ahora ante las bajas que han lastrado a los centrales.

Esta acumulación de esfuerzos en un futbolista de 21 años que aún está sin hacer en la máxima categoría, se ve agravada por su convocatoria con la selección de Lopetegui. Evidentemente es una buena noticia para Odriozola y para el club, pero el riesgo de sufrir una lesión muscular es mayor por la situación en la que le llega esta llamada. La Real ya ha tenido dos malas experiencias con España en apenas seis meses. En marzo le devolvió a Illarramendi con una rotura de fibras en el muslo izquierdo y Oyarzabal se acaba de perder cuatro partidos recientemente tras recibir un fuerte golpe con la sub-21. Ojalá esta vez no pase nada.

Siete jugadores sin recambio

Eusebio ha empleado hasta ahora a veintidós hombres, de los que siete se pueden considerar indiscutibles a tenor de su elevada participación. Además de Rulli (100%) y Odriozola (91%), hay otros cinco que figuran regularmente en las alineaciones. Xabi Prieto, con un 85% de los minutos jugados, ha sido titular en los nueve partidos disputados, mientras que con ocho figuran Illarramendi (91%), Zurutuza (87%), Aritz (87%) y Willian José (80%). A estos cuatro, respectivamente, les han dado un respiro Pardo en Rusia, Zubeldia contra el Levante, Navas ante el Betis y Bautista frente al Zenit.

Entre estas siete piezas soportan el 56% de los 8.910 minutos que totaliza la plantilla. A partir de ahí los esfuerzos están más repartidos, ya que a Kevin (66%) le ha dado descanso De la Bella en tres partidos, y Llorente (58%), Juanmi (51%) y Canales (50%) apenas superan la mitad de los minutos jugados.

Contemplando estos números se comprueba claramente que hay siete puestos que han tenido dueño fijo en este arranque de temporada. Los únicos en los que el técnico ha rotado sus piezas han sido el de central izquierdo, por donde han pasado Navas, Iñigo y Llorente; el de lateral izquierdo, con Kevin y De la Bella repartiéndose los partidos; y los extremos, donde Canales y Juanmi figuran por delante de Oyarzabal, Vela y Januzaj.

Más rotaciones hace 4 años

Para establecer una comparativa acerca de la utilización de la plantilla que está haciendo el técnico hay que retroceder cuatro años en el tiempo, para encontrar a la Real en una situación similar, con participación en Liga y en Europa. En aquella ocasión se trataba de la Champions y a estas alturas, en el parón de octubre, el cuadro txuri-urdin ya había jugado doce partidos, tres más que ahora, porque se llevaban disputadas ocho jornadas de Liga y había tenido que afrontar una previa ante el Lyon. A nivel clasificatorio, era decimoquinto en la tabla, con solo siete puntos, a uno de la zona de descenso, y en Europa había caído ante el Shakhtar y el Bayer Leverkusen después de superar la eliminatoria ante el conjunto francés.

Entonces, Arrasate tiró más de plantilla. De hecho, ya había contado con 23 jugadores, entre ellos Sangalli y Gaztañaga, con ficha del Sanse, pero sobre todo había distribuido más los minutos de juego.

El once titular de lo que llevamos de temporada -que sería el conformado por Rulli; Odriozola, Aritz, Llorente, Kevin; Illarramendi, Zurutuza, Prieto; Canales, Willian José y Juanmi- soporta el 77% del total de minutos disputados, repartiéndose el 23% restante entre once jugadores -Oyarzabal, Vela, Januzaj, De la Bella, Navas, Zubeldia, Bautista, Pardo, Iñigo, Gorosabel y Agirretxe-.

En la 13/14 el once tipo -Bravo; Carlos Martínez, Mikel, Iñigo, De la Bella; Markel, Zurutuza, Prieto; Vela, Seferovic y Griezmann- aguantaba el 70% del total de minutos y el 30% se dividía entre doce hombres más. A nivel invididual, solo Bravo e Iñigo (100%), Vela (90%) y De la Bella (83%) acusaban altas cuotas de participación. Hombres como Griezmann (71%), Zurutuza (58%) y Prieto (55%) estaban lejos de esas cifras. Dosificar el plantel fue una de las razones por las que luego la Real encadenó una buena racha de resultados que duró hasta febrero, gracias a la cual encarriló su clasificación europea en Liga y alcanzó las semifinales de Copa.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos