Real Sociedad

La reacción de la Real Sociedad no puede esperar

Estreno. Moyá llegó al hotel de Sevilla antes que el equipo, pero ya había aficionados realistas esperando./
Estreno. Moyá llegó al hotel de Sevilla antes que el equipo, pero ya había aficionados realistas esperando.

Un equipo txuri-urdin cansado y mermado por las bajas quiere dar guerra en el campo del tercer mejor local de la Liga

MIGUEL GONZÁLEZSEVILLA.

La Real Sociedad no puede dejar pasar más oportunidades esta temporada si quiere enderezar el rumbo de una vez por todas. Después de perder en Mestalla tras dar una buena imagen y merecer mejor resultados, hoy la victoria es innegociable para que este equipo se vaya posicionando en la tabla en el lugar que los propios jugadores creen que les corresponde.

La lectura del encuentro en Valencia debe ser positiva si son capaces de darle continuidad al buen juego demostrado en el tercer campo más complicado del presente curso. El problema es que ha sido tal la irregularidad demostrada por la Real en los últimos meses que uno no sabe con qué imagen se va a encontrar. Pero lo que está claro es que algún día tendrá que empezar la cuesta arriba con un golpe encima de la mesa, más allá de triunfos en casa ante rivales del fondo de la clasificación como el Deportivo o el Levante que no te sacan de pobre si no lo enlazas con una alegría fuera. Porque ya solo quedan trece jornadas por delante y el margen de maniobra se va reduciendo.

Eusebio tampoco podrá contar para este partido con los lesionados Rulli, Prieto y Willian José, tres hombres claves en su equipo al tratarse del portero titular, capitán y máximo goleador, respectivamente. Pero la Real ya demostró hace cuatro días que es capaz de competir en un estadio de los importantes sin ellos y hoy estará obligado a hacerlo para superar a un Betis que es el conjunto que más se le parece del campeonato en todos los sentidos. El 4-4 que se registró en Anoeta en la primera vuelta da una idea de cuáles son las virtudes y los defectos de dos conjuntos a los que les gusta más atacar que defender.

Eusebio Sacristán: «Trataremos de imponer nuestras condiciones para que no sea un partido de tenis, de ida y vuelta»

Eusebio cuenta para este partido con el nuevo fichaje, el portero Miguel Ángel Moyá, que es la única novedad en la convocatoria respecto a la del partido en Mestalla, en la que estuvo en el banquillo el guardameta del filial Andoni Zubiaurre.

Para escalar posiciones en este último tercio de campeonato la Real necesita recuperar su credibilidad fuera de casa, donde tan bien lo hizo en los dos primeros años de Eusebio. Hasta octubre pasado había conseguido 16 triunfos y cinco empates en Liga con el lasecano en 36 salidas, un registro histórico a domicilio nunca logrado por ningún otro técnico blanquiazul. Pero fue ganar en Mendizorrotza y acabarse la buena estrella lejos de Anoeta, ya que en las últimas salidas ha sufrido seis derrotas y solo ha podido rascar dos empates, en Girona (1-1) y San Mamés (0-0). A este partido llega de perder de forma consecutiva en sus cuatro visitas del presente 2018 al Leganés (1-0), Villarreal (4-2), Bernabéu (5-2) y Mestalla (2-1). Cinco si se le suma la de la semana pasada en Salzburgo en la Europa League.

Quique Setién: «La Real es un equipazo por su calidad y lo que propone, aunque tiene dudas y le falta estabilidad»

. El Betis de Quique Setién ha experimentado una notable transformación con respecto a la pasada temporada, aunque la falta de regularidad en sus actuaciones le ha penalizado en la clasificación. El técnico cántabro, con una filosofía muy parecida a la de Eusebio con la Real, ha dotado al cuadro bético de un fútbol alegre y ofensivo que en ocasión no resulta del todo eficaz ante la gran cantidad de goles que recibe. Pero cuando su idea le sale bien es temible, como ha demostrado este curso con sus victorias en el Bernabéu (0-1) y en el Pizjuán (3-5), donde exhibió un fútbol de alta escuela. El gol que anotó el lateral Durmisi en el derbi sevillano vino tras una larga combinación de 18 pases en la que participaron los diez jugadores de campo verdiblancos, lo que demuestra cuál es el estilo de este nuevo Betis.

No obstante, su debilidad defensiva -es el tercero que más tantos recibe por detrás de Las Palmas y Deportivo- ha obligado al técnico a retocar su dibujo, que no su estilo. Se ha pasado toda la temporada jugando con el 1-4-3-3 que también emplea la Real y propugnando el inicio de la jugada desde el meta Adán. Pero desde hace unas jornadas ha variado al 1-5-3-2, con tres centrales y dos carrileros, lo que ha liberado al portero de responsabilidad ofensiva al tener más amplitud en la salida de balón, ya que dispone de un efectivo más para hacer más ancho el campo atrás. Si Adán daba antes 27 pases por partido, ahora se queda en catorce, la mitad, con lo que el riesgo disminuye de forma importante. El lunes ante el Levante jugó con 1-4-4-2.

Los laterales ahora juegan bastante más adelantados y el delantero centro está acompañado de un segundo punta que le da más presencia en área. Eso sí, ha tenido que sacrificar a los extremos puros que tan buen resultado le estaban dando por ganar en consistencia defensiva.

Miguel Ángel Moyá: «La oferta era inesperada pero a la vez irrechazable, de un gran club y toca cambiar de aires»

. El Betis es el conjunto más goleado en su campo con 28 tantos en trece partidos, a una media de 2,15, lo que le ha lastrado en el plano competitivo -el segundo es la Real con 23-. Pero hay que decir que dieciséis de ellos los recibió ante el Valencia (6), Barcelona (5) y Real Madrid (5). Su bagaje como local es de seis victorias, dos empates y cinco derrotas en trece partidos, con 25 tantos a su favor y 28 en contra. Ganó a Celta (2-1), Deportivo (2-1), Levante (4-0), Alavés (2-0), Leganés (3-2) y Villarreal (2-1), mientras que empató frente a Getafe (2-2) y Girona (2-2), Las derrotas, además de las tres referidas anteriormente, se produjeron contra el Atlético de Madrid (0-1) y el Athletic (0-2).

Noticias relacionadas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos