Real Sociedad

Toño y diez más en el estreno copero de la Real Sociedad

Toño Ramírez, que defenderá la portería realista en Lleida, aparece sonriente ayer en Zubieta junto a Zubeldia y Bautista./ARIZMENDI
Toño Ramírez, que defenderá la portería realista en Lleida, aparece sonriente ayer en Zubieta junto a Zubeldia y Bautista. / ARIZMENDI

La Real Sociedad visita al Lleida sin Willian, Odriozola, Kevin, Aritz y Zubeldia, a los que Eusebio deja en casa pensando en la Liga

MIGUEL GONZÁLEZSAN SEBASTIÁN.

La Real inicia hoy su andadura en la Copa del Rey, la otra competición junto con la Europa League por la que quiere apostar fuerte esta temporada. Sabe que en la Liga es imposible desbancar a equipos como el Real Madrid, Barcelona o Atlético, pero en torneos más cortos que se deciden por eliminatorias tiene la ilusión de hacer algo grande con una plantilla como la que ha reunido este año. Ahora mismo, por el formato de la competición y porque el encuentro de vuelta se jugará dentro de un mes, no es un torneo que emocione pero hay que superar estas rondas para llegar con opciones a los cruces decisivos. Y todo pasa por conseguir hoy un resultado positivo que deje encarrilada la eliminatoria.

Las malas experiencias que ha vivido en los dos últimos decenios en la Copa ante rivales de Segunda B hace que no se pueda tomar el partido con ninguna relajación. Este doloroso listado se inicia en la 95/96, cuando el Numancia le apeó en los penaltis en Anoeta después de haber ganado en Soria 2-0. En la 00/01 tocó fondo al perder a único partido contra el Beasain (2-1) de Gonzalo Arconada y en la 01/02 el verdugo fue el Hospitalet (2-1), en otra noche bochornosa en la que ni el terreno de hierba artificial sirvió de excusa. En la 04/05 hincó la rodilla en los penaltis en Anduva ante un Mirandés que acababa de subir de Tercera y en la 05/06 fue el Zamora el que le sacó los colores. Era la época en la que las primeras rondas se disputaban a un partido en el campo del débil y la Real se iba a casa enseguida.

Comparar a este equipo con aquel quizás no resulte demasiado justo, pero viene bien repasar estos episodios para estar con los ojos bien abiertos en el Camp d'Esports. En los últimos años el cuadro txuri-urdin ha sido más fiable en la Copa, alcanzando las semifinales en 2014 y los cuartos el año pasado, topándose en ambas ocasiones con el Barcelona. Hace dos años fue el Villarreal el que cortó su camino en la competición.

Un Lleida en buen momento

El conjunto ilerdense recibe a la Real después de remontar el domingo un 0-2 al Cornellà, al que acabó derrotando por 4-2 para colocarse en la tercera posición del Grupo III de Segunda B. El extremo Iván Agudo, con dos goles y una asistencia, fue el faro del equipo y esta noche volverá a ser la pareja de Jorge Félix en la zona de finalización. Entre los dos llevan nueve goles.

El conjunto catalán llega a este compromiso después de haber sumado diez de los últimos doce puntos en juego y tras consolidarse en la zona noble de la clasificación. El partido de hoy lo afronta como un premio en un Camp d'Esports que superará los 10.000 espectadores, muy cerca del lleno. Los socios han debido rascarse el bolsillo y pagar diez euros para asistir al encuentro, pero han podido comprar entradas a precio reducido para los acompañantes. Eso asegura un magnífico ambiente en las gradas. El dispositivo de seguridad será similar al de un encuentro de Primera, ya que se cuadriplicará la presencia de Mossos.

Januzaj y Juanmi, que no fueron titulares ante el Espanyol, podrían formar en el ataque blanquiazul

El técnico local Gerard Albadalejo recupera el músculo del mediocentro senegalés Mouhamadou Moustapha, que no pudo jugar ante el Cornellà por sanción, mientras que son bajas Javi López y Noel Carbonell.

El Lleida es un equipo hecho para buscar el ascenso a Segunda. En las diez jornadas disputadas solo ha perdido un partido, ante el Saguntino en casa, mientras que ha ganado cinco encuentros y empatado cuatro. Solo el Mallorca y el Villarreal B le superan en la clasificación.

Para esta noche no se espera que el técnico local realice grandes cambios respecto al once que viene actuando en la Liga. En la portería Albaladejo dará la alternativa a Oliveros en lugar de Rivas, mientras que en defensa formarían Aitor Núñez, Trilles, Eneko Satrústegui -que no tiene nada que ver con el hijo del ariete exrealista, aunque también jugó en Osasuna- y Pumar. El doble pivote lo formarían Moustapha y Valiente. Por delante, una línea de tres compuesta por Iván Agudo, Molina y Jorge Félix, con Marc Nierga como hombre más adelantado.

Dos precedentes favorables

La actual será la tercera vez que ambos conjuntos se vean las caras en la Copa del Rey y en las dos anteriores se clasificaron los blanquiazules. Sucedió en las temporadas 78/79 y 92/93 y ahora se tendría que repetir de nuevo la historia ante la diferencia existente entre los dos.

Eso sí, la última vez que se enfrentaron en competición oficial fue en la Liga en la campaña 93/94, con infausto recuerdo para el conjunto txuri-urdin, ya que perdió los dos partidos, tanto en Anoeta (1-3) como en Lleida (1-0). Y eso que el cuadro catalán descendió a Segunda.

Eusebio ha dejado en casa a jugadores que quiere tener frescos para el compromiso liguero del domingo en Getafe, como Odriozola, Zubeldia, Aritz, Willian José y Kevin, que evoluciona favorablemente del golpe que sufrió en la zona abdominal contra el Espanyol.

La gran novedad será la presencia de Toño Ramírez bajo los palos en su debut oficial en esta segunda etapa en la Real, ya que el curso pasado lo pasó en blanco. Eusebio elogió su comportamiento ayer en Zubieta: «Su mentalidad, actitud y trabajo en todo este tiempo ha sido fantástico, lo ha merecido.Hasta ahora he decidido darle continidad a Rulli pero siempre ha tenido muy cerca el trabajo, la mentalidad y la actitud de Toño, que ha hecho que haya gran competencia y ha dado la tranquilidad de tener un portero siempre preparado. Toño participará en esta competición y estoy muy contento por él. Le animo a que siga preparado porque una vez que entra en la Copa puede jugar en cualquier momento».

El técnico quiere presentar un once reconocible ante el Lleida. Atrás, Gorosabel y De la Bella son fijos, y Navas podrían reaparecer para formar junto a Iñigo. En el centro del campo destaca la ausencia de Illarramendi que ha tenido que quedarse en casa debido a una gastroenteritis. Arriba Januzaj y Juanmi, que fueron suplentes el lunes, parece que serán de la partida.

Más

Fotos

Vídeos