Real Sociedad

La Real Sociedad gana la demanda interpuesta por el portero Bravo

Claudio Bravo. / EFE

Magistratura de Trabajo de Barcelona desestima la reclamación del chileno que exigía 1,3 millones como prima por su traspaso

A. VICENTE SAN SEBASTIÁN.

Magistratura de Trabajo Barcelona ha desestimado la reclamación de Claudio Bravo contra la Real por la que el portero exigía el pago de 1,3 millones de euros como prima por su traspaso.

Magistratura, en una sentencia fechada a 19 de septiembre, ha acogido las razones esgrimadas por la Real, en las que se detalla que el acuerdo de Bravo con el Barcelona mejoraba las condiciones económicas del jugador y por tanto renunciaba a cualquier prima por el traspaso.

La sentencia, ante la que cabe recurso de suplicación, respalda punto por punto los argumentos que defendía la Real. Es contundente y no admite dudas. La Real defendía que el portero renunció a la prima por dicho traspaso y no estaba de acuerdo con la solicitud de sus representantes de reclamar esa suma un año después de su salida de la Real.

Los representantes jurídicos de la Real reciben así un espaldarazo a sus argumentos. Siempre se han mostrado tranquilos porque en ese contrato con fecha del 1 de julio de 2014 hay una cláusula firmada por las tres partes -Barça, Real y jugador- en la que Bravo rechaza cobrar 1,3 millones alegando que lo compensaba con los emolumentos que iba a recibir en la entidad blaugrana.

Bravo tramitó esta demanda basándose en que los derechos del trabajador son «inquebrantables», lo que convertiría en ilegítima la cláusula del contrato de compraventa en la que él renunciaba a la citada cantidad.

La Real calificó en su día de «improcedente» la reclamación de la prima de traspaso de Bravo, que fichó por el Barça al finalizar la campaña 2013/14 por 13 millones de euros, ya que entendía que no debía de pagar cantidad alguna al portero.

La cláusula de rescisión de Bravo con la Real era de 30 millones y la entidad txuri-urdin terminó vendiéndole por 13 millones al Barcelona. Accedió a rebajarla para satisfacer el deseo del portero, que pasó de cobrar algo menos de un millón por temporada a percibir 2,5 en el club culé, con el que lo ganó todo el primer año, con sus consiguientes primas.

Fotos

Vídeos