Real Sociedad

La Real Sociedad, con dos puntos más que el año pasado ante los mismos rivales

Eusebio juega con el balón ante la presencia de Toño, Canales y Bautista, ayer en Zubieta./ARIZMENDI
Eusebio juega con el balón ante la presencia de Toño, Canales y Bautista, ayer en Zubieta. / ARIZMENDI

La Real Sociedad lleva 17 puntos cuando el curso pasado solo sumaba quince con el calendario que se ha disputado. Solo en las visitas a Balaídos, Riazor y Mendizorroza ya ha obtenido ocho más que en la temporada anterior

MIGUEL GONZÁLEZSAN SEBASTIÁN.

La Real llega séptima al parón de noviembre después de once jornadas ligueras consumidas y dieciséis partidos oficiales a sus espaldas, cuatro de ellos de Europa League y uno de Copa. Solo dos puntos le separan de los puestos europeos que ahora mismo cierra el Sevilla, lo que tiene mérito en una temporada con tres competiciones en la que debe dosificar bien los esfuerzos al disputar tantos encuentros.

Establecer una comparativa con el curso pasado resulta complicado ante unas circunstancias tan diferentes, pero a priori da la sensación de que está cumpliendo bien en Liga, aunque sin alcanzar la excelencia mostrada en la 16/17. Sin embargo, si profundizamos en los números estos dicen que lleva dos puntos más que el año pasado ante los rivales a los que se ha enfrentado ahora, sustituyendo a los descendidos a Segunda División en verano, casos de Sporting, Osasuna y Granada, por los que ascendieron, el Levante, Girona y Getafe.

Donde ha experimentado un importante salto cualitativo en su rendimiento es fuera de casa ante rivales que continúan en la máxima categoría. El conjunto txuri-urdin empezó la Liga ganando al Celta en Balaídos (2-3), un campo en el que solo pudo empatar la pasada campaña, aunque aquel punto conseguido en la última jornada significó el billete directo para la fase de grupos de la Europa League. En Riazor se llevó entonces un severo correctivo, al caer derrotado por 5-1 en diciembre pasado, cuando esta vez fue capaz de vencer con autoridad por 2-4 después de ir siempre por delante en el marcador. Y en Mendizorroza también ganó con claridad (0-2) cuando en marzo resultó doblegado por el conjunto babazorro en un choque decidido por el golazo del hoy madridista Theo. Solo en estos tres partidos la Real ha acumulado hasta ocho puntos más esta temporada, lo que es un gran botín.

El comportamiento como local ha sido exactamente el mismo que en la 16/17 hasta ahora, con lo que los problemas para puntuar en casa de forma regular quizás tengan más que ver con los méritos de los contrarios que con los deméritos propios. Especialmente viendo que tres de los cinco primeros ya han desfilado por San Sebastián.

El Real Madrid ha vuelto a vencer como lo hizo entonces y el Espanyol ha clavado incluso el mismo resultado (1-1), después de ir ganando también y verse empatado después por la Real. Un jugadón de Januzaj culminado por Illarramendi rescató un punto.

Ahora un Valencia intratable ha sido capaz de llevarse el triunfo de aquí (2-3) cuando perdió en el curso pasado, pero se compensa con la victoria conseguida contra un Villarreal (3-0) frente al que se cayó en aquella ocasión. Lo comido por lo servido.

En Anoeta ha obtenido los mismos que logró ante Villarreal, Madrid, Valencia, Betis, Espanyol y Eibar

Las derrotas en los campos de dos ascendidos como el Levante y el Getafe le han impedido estar más arriba

También se compensa la puntuación obtenida en los partidos ante el Betis y el Eibar. La temporada anterior sumó cuatro puntos, tras ganar a los béticos y empatar frente a los armeros, y ahora los resultados se han invertido, empate ante los primeros (4-4) y triunfo en el derbi guipuzcoano (3-1).

Esto significa que en estos seis partidos de casa contra equipos que el año pasado estaban en Primera -Villarreal, Madrid, Valencia, Betis, Espanyol y Eibar- ha sumado los mismos puntos que entonces, ocho de dieciocho, por lo que la cosa no va tan mal. Y de momento los puestos europeos no están más caros que hace doce meses, porque el sexto y el séptimo tienen exactamente los mismos puntos que ahora.

Donde realmente ha protagonizado un serio resbalón es en los duelos ante los recién ascendidos, en los que colecciona dos derrotas en dos partidos. Ahí ha perdido una gran oportunidad de instalarse en la zona noble en esos encuentros en los que el año pasado no falló y ahora no logra dar su mejor versión.

El primer tropiezo llegó en la visita al Levante, equipo que sustituye al Sporting. Si en El Molinón ganó por 1-3 en una de las mejores actuaciones como visitante del curso anterior, en el Ciutat de Valencia pinchó en hueso al perder en septiembre por 3-0. Una pena porque equipos como el Alavés y el Girona han ganado allí en el último mes.

También volvió de vacío de la visita al Getafe hace dos semanas, por mucho que fue ganando durante gran parte del encuentro gracias al tanto de Oyarzabal. Pero en el último cuarto de hora se vio remontado y no pudo sumar punto alguno. El equivalente en la 16/17 sería la salida a Granada, donde la Real no tuvo problemas para imponerse. Estos seis puntos de menos respecto al año pasado son los que le impiden volar más alto en la presente campaña.

Y ojo, porque la siguiente jornada visita al tercer ascendido, el Girona, que viene de derrotar en casa al Real Madrid (2-1) y que también tuvo contra las cuerdas al Atlético (2-2). Lograr un resultado positivo allí le permitiría seguir por encima del año pasado en esta comparativa y aspirar a superar los 64 puntos que obtuvo entonces al final.

Los seis partidos de Liga que restan por disputarse en este 2017 representan una gran oportunidad para mejorar estas cifras, porque la Real no obtuvo buenos resultados ante los rivales a los que debe medirse. En Pamplona -salida que sustituye a Girona- ganó, lo mismo que al Las Palmas en Anoeta, por lo que aquí está obligado a sumar para mantener el pulso en la comparativa. Pero en los tres siguientes partidos -Málaga aquí, desplazamiento a Bilbao y Sevilla en Anoeta- solo sumó un punto, contra el conjunto malacitano en la penúltima jornada con aquel gol al final de Bautista. Ahora será difícil que la cosa se dé tan mal, especialmente viendo que estos tres equipos andan por debajo de su nivel de entonces.

Eso sí, primero hay que ganar en Girona y después ya habrá tiempo para sacar la calculadora.

Fotos

Vídeos