Real Sociedad

La Real Sociedad, con el once más joven de la jornada

Odriozola y Oyarzabal celebran el tanto que abrió el camino al triunfo en Vitoria, en el que el primero asistió al segundo./JOSE MARI LÓPEZ
Odriozola y Oyarzabal celebran el tanto que abrió el camino al triunfo en Vitoria, en el que el primero asistió al segundo. / JOSE MARI LÓPEZ

Jugó con el once más joven de la jornada, con una media de edad de 24,18 años. Solo Illarramendi (27) y Prieto (34) superaban los 25 años en la alineación que presentó Eusebio en Mendizorrotza

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZ

En el fútbol, como en muchos de los órdenes de esta vida, lo que manda es el presente. Solo importa lo inmediato, pero también hay que tener futuro para que los éxitos de hoy no sean flor de un día. La Real Sociedad que regresó a la senda de la victoria en Mendizorrotza tiene el honor añadido de haber sido, además, el equipo más joven de la jornada, con una media de 24,18 años, lo que constata que este club tiene los cimientos bien sólidos.

El dato no es baladí, porque significa que la juventud no está reñida con un buen rendimiento sobre el campo. Aunque solo ha sufrido la marcha de un titular con respecto a la pasada campaña -al traspasar a Yuri al PSG-, los problemas de Navas e Iñigo en la zaga, la lesión de larga duración de Carlos Martínez, el reciente percance en el sóleo de Zurutuza y la anunciada marcha de Vela, que ha conllevado la pérdida de su condición de indiscutible, han traído consigo un rejuvenecimiento del equipo, que presenta novedades en varias de sus posiciones.

Hay un dato elocuente, y es que el equipo que formó ante el Alavés era dos años y medio más joven que el que jugó en la misma jornada del pasado curso en San Mamés. La mayor diferencia se da en la defensa, donde prácticamente todos sus integrantes son nuevos.

El equipo que jugó en Vitoria fue dos años y medio más joven que el de la misma jornada del curso anterior

Zubeldia y Oyarzabal figuran entre los ocho titulares más jovenes de la jornada

El eibarrés, con 75 partidos y 14 goles, es el joven de la Liga con una trayectoria más importante

Odriozola, de 21 años, es fijo en el lateral derecho tras la lesión de Carlos Martínez (31) y la cesión de Zaldua (25) al Leganés. En el eje de la zaga Aritz Elustondo (23) y Llorente (24) han formado juntos en varios partidos ante los problemas físicos de Navas (29) e Iñigo (26). En la izquierda Kevin (23) es cuatro años más joven que Yuri, lo que significa que Eusebio ha tenido que adaptar sus planes sobre la marcha en la retaguardia para sostener al equipo desde atrás. Con respecto al año pasado, la media de edad (22,75) de la zaga que formó en Vitoria es cinco años más joven (27,25) que la que jugó en San Mamés en la misma jornada del curso pasado.

En el centro del campo la inclusión de Zubeldia (20) por el lesionado Zurutuza (31) baja considerablemente la media, ya que en esa zona se mantienen Illarramendi y Prieto, aunque con un año más respecto a la pasada temporada.

Willian José (25) sigue siendo el gran referente en la línea de ataque, pero Carlos Vela (28) ha dejado de ser titular, ya que solo ha formado de inicio ante el Rosenborg y el Levante en los diez partidos oficiales disputados hasta ahora. Su ausencia ha motivado que Oyarzabal cambie de ubicación, de la izquierda a la derecha, para jugar a pierna cambiada y la inclusión en el equipo de Juanmi (24) en el flanco contrario. Con ello se completa la renovación que está afrontando el equipo en el arranque de esta temporada, en la que solo Rulli, Illarramendi, Prieto, Oyarzabal y Willian José mantienen su condición de titulares a salvo de decisiones tácticas y lesiones. Con respecto a hace un año, Odriozola, Aritz, Llorente, Kevin, Zubeldia y Juanmi son las alternativas a los Carlos Martínez, Navas, Iñigo, Yuri, Zurutuza y Vela, que completaban el once de gala de la 16/17 a estas alturas.

Sin ningún cedido

Un aspecto importante a unir a este perfil de equipo tan joven es que todos los jugadores son de su propiedad y cuentan en vigor con contratos de larga duración, lo que significa que salvo que alguien se rasque el bolsillo y deje una buena suma de millones en Anoeta, su continuidad aquí está garantizada.

Muchos de los equipos que presentan los onces más jóvenes se debe a que tienen varios cedidos en ellos, lo que normalmente les baja la media de edad. Estos futbolistas suelen ser préstados por clubes más grandes en los primeros años de sus carreras para que adquieran experiencia y competitividad antes de afrontar retos más importantes.

El Valencia, con el segundo once más joven de la jornada (24,72 años), es un buen ejemplo. Azotado por una grave crisis económica, no tiene dinero para hacerse con la propiedad de jugadores importantes pagando traspasos, por lo que ha apostado por varias cesiones que le están dando buenos réditos, casos de Jaison Murillo y Kondogbia (Inter), Andreas Pereira (Manchester United) o Guedes (PSG), entre los destacados del conjunto de Marcelino en este arranque liguero. Vivir un buen presente, eso sí, no le garantiza un mañana placentero.

El Alavés, con 25 años de media, ha comprobado en apenas unos meses el riesgo que supone vivir de los cedidos. En mayo disputó la final de Copa ante el Barcelona con un once en el que solo seis jugadores tenían contrato en vigor y ahora lo está pagando con la penúltima posición en la tabla. Hace un año el Real Madrid le había cedido a Marcos Llorente; el Atlético, a Theo Hernández; el Levante, a Deyverson y Camarasa... Hoy todos ellos están fuera. Y ha perdido a Femenía y Toquero, que acababan contrato.

Esta temporada ha querido explotar la misma vía para garantizarse la permanencia en Primera, pero el resultado no está siendo bueno porque la calidad de los jugadores no es la misma. Cuenta en su plantilla con siete cedidos: Medrán (Valencia), Munir (Barcelona), Pedraza (Villarreal), Bojan (Stoke City), Óscar Romero (Shanghai), Tomás Pina (Brujas) y el realista Héctor Hernández.

El Málaga es otro de los equipos a los que le ayuda contar con cedidos jóvenes para estar arriba en esta tabla. Los atacantes Rolán (Girondins), de 24 años, y Peñaranda (Watford), de 20, son una muestra de esta política, ya que ambos son fijos en los planes de Míchel. También el exarmero Borja Bastón, de 25 años, cedido por el Swansea, aunque no fuera de la partida ante el Leganés por una lesión muscular.

Dos 'chupetines' realistas

En el plano individual, resulta significativo que dos jugadores de la Real, Oyarzabal y Zubeldia, figuren entre los ocho titulares más jóvenes de esta jornada. El más bisoño fue Achraf Hakimi, de 18 años, el defensa del Real Madrid que utilizó Zidane en Getafe para cubrir la baja de Carvajal en el lateral derecho. Este jugador de origen marroquí aunque nacido en Madrid, ingresó en la cantera blanca en benjamines. Otros dos integrantes de esa añada de 1998 también jugaron de salida en esta jornada, ambos con el Deportivo en Ipurua.

Uno de ellos es Federico Valverde, internacional uruguayo que fue fichado la pasada campaña por el Real Madrid del Peñarol y que este curso juega cedido en el conjunto gallego. El otro es el guardameta nigeriano Francis Uzoho, que se convirtió en Eibar en el portero extranjero más joven en debutar en Primera División con 18 años y 352 días. Pasó cuatro años en la academia Aspire de Catar y fue fichado en enero para jugar en el juvenil coruñés, aunque dada su progresión Pepe Mel le ha dado la alternativa arriba.

De la generación de 1997, a la que pertenecen los dos realistas, solo hay tres jugadores más jovenes que ellos: Pablo Maffeo (Girona), Adalberto Peñaranda (Málaga) y Aaron Caricol (Espanyol). Y este lo es solo por un día de diferencia con respecto a Oyarzabal.

De los seis jugadores más pequeños que ellos, solo Achaf Hakimi (Real Madrid) y Aaron Caricol (Espanyol) responden al perfil del canterano clásico que llega al primer equipo después de pasar por las categorías inferiores. Valverde y Uzoho fueron adquiridos en el mercado, Peñaranda está prestado por el Watford y Maffeo, que se hizo famoso por su marcaje individual a Messi, está cedido por el Manchester City.

Mikel Oyarzabal, a sus 20 años, es el joven con una trayectoria más importante de Primera División. Es su tercera campaña en la máxima categoría y ya ha disputado 75 partidos con la Real, en los que ha marcado 14 goles. Ha tenido incluso la oportunidad de debutar con la selección absoluta de la mano de Vicente del Bosque.

Zubeldia, de su misma edad, ya suma nueve partidos con el primero equipo; mientras que Odriozola, que tiene 21, acumula 26 encuentros desde que debutara en Málaga en enero. Jóvenes con futuro y buen rendimiento presente.

Fotos

Vídeos