Real Sociedad

Con ustedes, la Real Sociedad

Real Sociedad y Atlético de Madrid
El jugador de la Real Sociedad, Sergio Canales, se deshace de Thomas en un regate en el centro del campo. / LOBO ALTUNA

Excelente juego de la Real Sociedad, el primer equipo en hacerle tres goles como tres soles a un Atlético de granito

PEDRO SOROETA

La Real Sociedad logró ayer una de esas victorias que quedarán grabadas en la memoria de los aficionados. No es que ganar al Atlético de Madrid sea complicado. No. Qué va. Es ya difícil, muy difícil, jugar contra un equipo de granito, el de Simeone, que acostumbra a aburrir a sus rivales de lo pelmas -en el buen sentido, claro- que son. Es difícil hacerle ocasiones de gol. Es difícil crear huecos. Es difícil cerrarles los espacios. Es difícil superarles en los duelos individuales. Y en el colectivo. De hacerle gol ya ni hablamos, porque es tarea casi imposible. En lo que va de Liga, con los tres que se llevó ayer, solo ha encajado 18. Pues de esos 18, cuatro se los ha hecho la Real Sociedad, uno allí y tres ayer.

Y es que este equipo de Imanol Alguacil ahora mismo no tiene freno. Ayer superó todas y cada una de las dificultades que le puso el conjunto rojiblanco con una solvencia que asusta. Desde el primer minuto se vio a los realistas convencidos de que lo podían hacer. Y esto es siempre lo primero para conseguir una victoria. La de ayer es de las de verdad, de las de mérito.

Había que hacer las cosas casi a la perfección para superar a este Atlético de Madrid. Y la Real Sociedad las hizo. Desde el primer minuto hasta el último, sin concesiones, en una batalla futbolística de muchos quilates, de la que salieron justos vencedores los nuestros.

LAS NOTAS DEL PARTIDO

LO MEJOR
El once de Imanol terminó barriendo a un equipo que nunca baja los brazos
LO PEOR
La impotencia de Vitolo, que se encaró ante un Januzaj que hizo lo que debía hacer
EL DATO
La Real ha dejado la portería a cero en cuatro partidos seguidos con tres porteros distintos
LA CLAVE DEL PARTIDO
El gol de Willian dio alas y confianza a un equipo que ahora domina unos cuantos registros

Imanol Alguacil ha cambiado de cara a este equipo en un mes, para hacer de él una Real Sociedad competitiva, que no mete menos goles que antes, ni mucho menos, pero que defiende con criterio, sin dejar espacios a la espalda de sus defensas, con laterales que bajan y además suben alguna vez, con extremos -que alguien me explique los motivos por los que antes Juanuzaj no jugaba, por favor- que juegan al espacio, con jugadores que saben en cada metro del campo lo que tienen que hacer. Y ojo, porque no solo son resultados. No. Es la plantilla entera la que se ha revalorizado de una forma exponencial en las últimas semanas. Porque da igual que juegue Kevin o De la Bella. Da igual que salga Llorente o Héctor. O Pardo. O Zurutuza... Fíjense, por ejemplo, que en estos cuatro partidos con el oriotarra en el banquillo la Real ha dejado la portería a cero... con tres porteros diferentes. Y eso que falta Odriozola, que antes era la principal arma en ataque. Y que no está Xabi Prieto. Y que...

Da igual. Lo de ayer fue una lección magistral que viene a continuación del festival ofensivo de Las Palmas y de la goleada al Girona en Anoeta. Quién nos iba a decir hace solo un mes que esta Real, con los mismos jugadores -parece ahora que la plantilla no estaba tan mal confeccionada- podía jugar de esta forma al fútbol.

Al final nos vamos a quedar con las ganas de que la temporada dure unas semanas más, porque ahora mismo ya tengo ganas de ver a los blanquiazules en Málaga. Y no es por ganar o no ganar, No. Es por ver a nuestro equipo competir de principio a fin, sin altibajos, con ambición y decisión y sin arrugarse ante nada ni nadie.

Aquí está la Real Sociedad, esta es nuestra Real, la que ayer les hizo disfrutar a ustedes, el único equipo que en toda la temporada ha conseguido marcarle tres goles al Atlético en un partido...

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos