Real Sociedad

Real Sociedad: Mucho ritmo pero poca precisión en el pase final

Capilla es perseguido por dos jugadores del Genclerbirligi. / Stanley Gontha

La Real dominó la posesión pero el Genclerbirligi hizo sin balón el mismo peligro que los blanquiazules con él

MIGUEL GONZÁLEZArnhem Enviado especial

La Real Sociedad sigue quemando etapas en su preparación y este martes ha sumado otro buen amistoso jugado a ritmo alto para llevar menos de tres semanas de entrenamientos. Los blanquiazules han exhibido su habilidad en el juego combinativo, han movido rápido el balón y han llevado el peso del partido, pero les ha faltado acierto en el último tercio del campo para hacerse con la victoria. Porque ahí no han tenido los merecimientos necesarios y el resultado se puede considerar que ha sido justo. También es verdad que les faltan varios de sus mejores hombres arriba, ya que Willian José, Oyarzabal, Vela y Agirretxe aún no están disponibles y han seguido el choque desde la grada. Valorar lo que puede dar el equipo sin ellos tampoco sería justo.

Los delanteros son los que dan sentido y hacen bueno el fútbol que proponen los de atrás, y quizás por ello la Real de la primera parte ha gustado algo más. Porque allí estaban Juanmi, un Concha ratonero en las distancias cortas y Januzaj, que juega a algo diferente. Se nota una barbaridad cuando está sobre el césped y cuando no. Es capaz de sacar provecho de la nada y eso vale oro. Aunque aún no esté a pleno rendimiento físico. Pero le bastan dos detalles para poner patas arriba al contrario.

1 Real Sociedad

Rulli (Sisniega, m.46); Gorosabel, Guevara (Aritz, m.46), Navas (Gaztañaga, m.46), Merquelanz; Pardo (Illarramendi, m.46), Zurutuza (Sangalli, m.46), Capilla (Prieto, m.46); Concha (Kevin, m.46), Juanmi (Muguruza, m.46) y Januzaj (Canales, m.46).

1 Genclerbirligi

Hopf, Ciftci, Pehlivan, Yavry, Khalili, Milinkovic, Issah, Rantie,Palitsevich, N’Diaye y Skuletic. También jugaron Guidileye, Manu, Muric, Ozkan, Scekiv, Matei, Cetin, Duruer y Sam.

Goles
0-1, min. 17: pérdida de Zurutuza ante Khalili que aprovecha Skuletic para superar desde 40 metros a Rulli. 1-1, min. 38: córner botado por Januzaj desde la izquierda y Navas marca de cabeza.
Árbitro
Win Bronsvoort, asistido en las bandas por Jeremy van der Leij y Pim Weghorst.
Incidencias
Campo de fútbol del Arnhemse Boys en Arnhem. Día lluvioso y fresco.

La jugada individual que ha protagonizado en el minuto 22 vale de ejemplo. Ha templado un balón sin aparente peligro con sutileza lejos del área. Lo ha guardado con su zurda, le ha enseñado el pasillo exterior al contrario y, sin embargo, se ha colado con un cambio de ritmo por dentro. Desde la frontal del área ha soltado un latigazo con la diestra que, tras pegar en Palitsevich, ha sacado con apuros con la punta de los dedos Hopf a córner. Una acción que vale un partido.

Por detrás en el marcador

Para entonces la Real Sociedad iba perdiendo. En los tres partidos serios que ha jugado hasta ahora ha recibido siempre el primer gol y eso es algo que debe corregir, porque solo ha podido rascar dos empates. Ya sé que en pretemporada los resultados son lo de menos, pero hoy en día el equipo que se acostumbra a ir por detrás en el marcador suma pocos puntos. Y los de ahora no tiene valor pero los de dentro de un mes, sí.

Si el sábado pasado fue una salida fuera de zona a destiempo de Kevin la que abrió la puerta al rival, este martes ha sido una pérdida de Zurutuza en una situación comprometida ante Khalili la que ha permitido ha podido hacer nada porque ocupaba una posición adelantada para arropar a sus compañeros de campo en ataque y no le ha dado tiempo a reaccionar.

El tanto ha espoleado a los de Eusebio, que estaban moviendo bien el balón con un Pardo muy activo en el puesto de ‘cuatro’ escoltado por Zurutuza. De inicio, un buen centro de Merquelanz desde la línea de fondo tras recibir de Januzaj ha sido cabeceado con peligro por Concha. Tras el 0-1 fue Capilla el que ha rematado al poste a la salida de un córner. El donostiarra, que lleva tres goles este verano y cada vez que toca el balón crea peligro, se ha manejado muy bien entre líneas. Ha aguantado bien de espaldas, ha filtrado buenos pases y ha podido marcar en un disparo desde dentro del área que lo ha desviado Hopf con apuros.

Juanmi también ha tenido dos muy claras. La primera se la ha dejado Capilla en bandeja pero no ha acertado en su remate. Lo mismo que en otra en la que el servicio ha sido de Concha al primer toque después de que Guevara le hubiera habilitado con un preciso envío aéreo que ha superado todas las líneas turcas. Pero el de Coín ha errado en boca de gol. Mejor que reserve los goles para cuando valgan de verdad.

Así que el tanto del empate ha tenido que llegar a balón parado, como en Biarritz, en un córner botado por Januzaj y cabeceado por Navas, que sigue a un nivel altísimo. En estos partidos es el único que está presente de la defensa titular de la pasada temporada, que completaban Odriozola, Iñigo y Yuri, y esos galones se notan. De esa primera parte también merece destacarse el papel de Guevara, un centrocampista que tuvo que jugar de central por la ausencia de Llorente y que se manejó con soltura.

Buenas paradas de Sisniega

En el descanso Eusebio ha dado entrada a los nueve jugadores que tenía en el banquillo, de forma que la Real ha pasado a jugar con Sisniega; Gorosabel, Aritz, Gaztañaga, Kevin; Illarramendi, Sangalli, Prieto; Canales, Muguruza y Merquelanz.

En este segundo acto el cuadro txuri urdin ha tenido más presencia en el centro del campo, sobre todo con Prieto en el enganche y Canales de cuarto centrocampista, pero le ha faltado pegada arriba. Muguruza, habituado a moverse en la banda, ha jugado de delantero centro y a Merquelanz, que ha completado los noventa minutos, de extremo izquierdo, le ha faltado chispa por el cansancio acumulado.

Así que excepto dos disparos desde fuera del área con mucha intención de Luca Sangalli, las buenas intenciones de los realistas han muerto casi siempre al borde del área. Pero ojo, porque el equipo turco ha podido llevarse el partido en dos buenos contragolpes en las que se ha encontrado con Sisniega. En la primera acción ha mostrado buenos reflejos para desviar un remate a bocajarro de Muric y en la segunda su pie ha evitado que el disparo cruzado de Scekic le superara. No lo está haciendo nada mal el tercer portero del equipo.

Más noticias

Temas

Holanda

Fotos

Vídeos