Real Sociedad

Treinta y seis puntos son muchos

Treinta y seis puntos son muchos

IMANOL LIZASOAIN

Todavía confío en ver a la Real Sociedad cerca de los puestos europeos. La derrota de ayer del Villarreal es una buena muestra de cómo a un equipo que se encontraba hace unas cuantas semanas en una dinámica fabulosa, comienza a hacérsele largo el campeonato. ¿Por qué no va a darse la situación inversa con la Real? Tiene ante sí doce partidos por delante y 36 puntos en juego. Siete partidos en casa y nueve rivales a los que poder meter mano -Alavés, Espanyol, Getafe, Eibar, Girona, Las Palmas, Málaga, Athletic y Leganés- en este último tramo del campeonato. Los de Eusebio tienen ante sí una gran oportunidad de maquillar una temporada para olvidar. Después de este pareado, toca hablar del Alavés.

Muchos entendidos y eruditos del fútbol aseguran que la figura del entrenador es meramente presencial. Que está ahí para ser la cabeza visible del equipo y también la cabeza de turco en caso de que las cosas no vayan bien. El propio Mendilibar afirmaba hace unas cuantas jornadas que «los entrenadores somos muñecos que hablamos mucho pero pintamos poco». Pregunten en Vitoria por Abelardo a ver si tienen la misma opinión que el técnico armero.

La metamorfosis albiazul bajo su batuta ha sido terrible. Cuando tomó los mandos, el equipo estaba destrozado, era colista con solo seis puntos sumados en trece desastrosas jornadas, repletas de sinsabores y disgustos. Ahora, después de sumar con el asturiano más del 66% de los puntos en juego, se ha instalado en la decimocuarta plaza con 31. Incluso, en este instante está más cerca de las plazas europeas que del descenso. La afición ‘babazorra’ también le debe pleitesía a Munir, que está realizando un gran último tercio de liga con sus goles pero que esta tarde no podrá estar en Anoeta por sanción. Menos mal.

Pese a la gran faceta goleadora del delantero hispanomarroquí, el Alavés es el quinto equipo de la Liga que menos goles hace a sus rivales. La Real Sociedad debe agarrarse a eso. En Mendizorroza logró dejar la portería a cero en uno de los seis partidos en los que los de Eusebio han conseguido no encajar. Ahí estará una de las claves del encuentro. Dejar la portería a cero es sinónimo de puntuar. Puntuar para mirar hacia arriba.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos