Real Sociedad

Ganar para seguir soñando

Willian José se despide del cocinero de Zubieta, Johny Porto, antes de subirse al autobús que llevó ayer por la tarde al equipo al aeropuerto de Noain./PEDRO MARTÍNEZ
Willian José se despide del cocinero de Zubieta, Johny Porto, antes de subirse al autobús que llevó ayer por la tarde al equipo al aeropuerto de Noain. / PEDRO MARTÍNEZ

Una Real Sociedad que ha vencido en tres de sus cuatro últimas visitas a Cornellá quiere confirmar su recuperación con otro triunfo

MIGUEL GONZÁLEZ

La Real Sociedad llega a Cornellá con el reto de sumar los tres puntos que le permitan seguir soñando con esa quimera llamada Europa durante el mayor tiempo posible. Después de una temporada tan irregular, a nadie se le escapa que es prácticamente imposible aspirar al séptimo puesto, pero lo que buscan los blanquiazules es agarrarse a las matemáticas para mantenerse enganchados al campeonato hasta los últimos partidos. Y ello exige victorias como la de hoy en el campo espanyolista.

Después de un mes de enero fatífico en el que contó por derrotas sus partidos y de quedar fuera de Europa en febrero, la Real Sociedad ha sacado orgullo y fuerzas de flaqueza para superar una semana pasada que pintaba muy mal con las difíciles salidas a Mestalla y el Villamarín y la visita de un Alavés que con Abelardo llegaba como tercer mejor equipo de la Liga en las trece jornadas anteriores, con registros solo superados por Atlético y Barcelona.

Pero la Real dio un paso adelante tras cuajar buenos partidos ante Valencia y Betis y merecer un triunfo más amplio en el derbi ante los babazorros, lo que de pronto le ha colocado con diez puntos sumados en las seis últimas jornadas, unos números que confirman su mejoría en el campeonato, con un bagaje realizador de trece tantos a favor y ocho en contra.

LAS FRASES

Héctor Moreno «La Real siempre ha luchado por ir a Europa y vamos a pelearlo hasta el último segundo»

Willian José «Ganando estos dos partidos seríamos más optimistas para acabar entre los siete primeros»

Zubeldia «Será un partido difícil pero si hacemos nuestro juego también lo será para ellos»

Aritz «Afrontamos un bonito calendario que puede llevarnos a engancharnos a los puestos de arriba»

Oyarzabal «No sé si nos va a dar para llegar a Europa, pero debemos acabar lo más arriba posible»

Granero «Si la Real coge la ola es de los equipos más fuertes de la Liga, no hay más que ver cómo jugó en Mestalla»

En lo deportivo, el fichaje de Moyá en la portería, la continuidad de Llorente y Héctor Moreno en el eje de la zaga y la presencia de De la Bella en el lateral izquierdo ha contribuido a apuntalar el dispositivo defensivo de un equipo que hasta hace pocas fechas hacía aguas atrás. Arriba, la recuperación en tiempo récord de Willian José le aporta esa falta de gol de la que había carecido en partidos precedentes.

Hay que mejorar fuera de casa. Para remontar en estas últimas once jornadas la Real necesita recuperar su credibilidad fuera de casa, donde tan bien lo hizo en los dos primeros años de Eusebio. Hasta octubre pasado había conseguido 16 triunfos y cinco empates en Liga con el lasecano en 36 salidas, un registro histórico a domicilio. Pero fue ganar en Mendizorrotza y revertirse la situación, hasta el punto de que en las nueve últimas salidas ha sufrido seis derrotas y solo ha podido rascar tres empates, en Girona (1-1), San Mamés (0-0) y el Villamarín (0-0), donde al menos cortó una racha de cuatro derrotas seguidas en el 2018, ya que venía de perder en Leganés (1-0), Villarreal (4-2), Bernabéu (5-2) y Mestalla (2-1). Cinco si se le sumaba la de Salzburgo.

La Real Sociedad visita a un equipo que ve como el proyecto de Chen Yansheng no termina de arrancar. Cuando aterrizó en Cornellá en enero de 2016 el empresario chino prometió un equipo para luchar por Europa pero sus planes no se han cumplido y ahora mismo es decimoquinto en la tabla. Además, su juego no engancha y los aficionados empiezan a estar hartos. Y eso que Chen Yansheng lleva más de 150 millones invertidos, aunque la mayor parte no se han destinado al primer equipo y sí a sanear las cuentas del club a sufragar deudas con distintos acreedores. A pesar de ello, han llegado a Cornellá en los dos últimos años futbolistas como Diego López, Leo Baptistao, Naldo, Piatti, Granero, David López o Jurado, pero la cosa no funciona. Al Espanyol le cuesta mucho hacer gol, promedia 0,88 por partido, y fuera de casa solo ha ganado una vez en trece encuentros, al colista Málaga (0-1) en la jornada 18. Todo ello ha hecho que la afición haya dejado de asistir al estadio y que el divorcio con el equipo sea palpable.

La gota que colmó el vaso llegó en el pasado mercado de invierno, cuando el propietario Chen Yansheng decidió vender a Javi Fuego al Villarreal, lo que encendió a Quique Sánchez Flores. En verano un error de cálculo en el límite salarial de la plantilla le impidió abordar fichajes que ya estaban negociando desde el área deportiva, como Éver Banega, Borja Valero y Mariano, y hace mes y medio vio cómo perdía a uno de sus hombres importantes en el centro del campo. A pesar de todo, el Espanyol sigue siendo un rival muy peligroso en casa, donde esta temporada ha ganado en Liga al Atlético y al Real Madrid, y en Copa al Barcelona. Sus restantes triunfos en la Liga se han registrado ante el Celta, Deportivo, Betis y Getafe. Levante, Athletic, Barcelona y Villarreal empataron y Leganés (0-1), Valencia (0-2), Girona (0-1) y Sevilla (0-1) son los que han ganado en feudo periquito.

Cornellá es un estadio en el que la Real presenta un balance positivo en sus visitas, ya que desde su inauguración en 2009 ha logrado tres victorias y dos empates en siete partidos. Esos tres triunfos, además, en las cuatro últimas temporadas, algo que no está nada mal. El primero llegó en la 13/14, con Arrasate en el banquillo. El potente y rapidísimo Córdoba adelantó al Espanyol pero en la media hora final los goles de Griezmann y Pardo obraron la remontada. En la 15/16, ya con Eusebio, la Real igualó su mayor goleada a domicilio de la historia, un 0-5 refrendado por Jonathas (2), Vela, Oyarzabal y Reyes, mientras que el año pasado ganó por 1-2 con ese golazo desde fuera del área de Illarramendi después de que antes hubieran marcado Vela y Hernán Pérez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos