NO NOS HAGÁIS ODIAR EL FÚTBOL

La Real Sociedad fue incapaz de doblegar a uno de los peores equipos a domicilio pese a adelantarse en el marcador

IMANOL LIZASOAIN

Decía uno de los tenistas más afamados y laureados de la historias en sus memorias que siempre había odiado ese deporte. Que desde bien pequeñito lo odiaba con todas sus fuerzas y que no le quedó otra que devolver más de 2.000 bolas al día en una máquina infernal creada por su padre. Andrea Agassi se confesaba así en una biografía que recomiendo leer a todos los amantes del deporte.

Debemos preguntarnos si a los jugadores de la Real Sociedad les ocurre algo parecido. Si han perdido el amor por este deporte. Visto lo visto ayer sobre el verde de Anoeta la respuesta parece clara. A lo largo de esta semana técnico y jugadores han mantenido el discurso de que todavía queda mucha Liga y que hay que acabar lo más arriba posible. Si escuchamos a Illarramendi ayer al término del partido nos queda claro que no es oro todo lo que reluce.

El proyecto para esta temporada parece más que finiquitado. Unos culpan a la dirección deportiva, otros a Eusebio y el resto cargan el peso de tan nefasta temporada sobre los jugadores. Decía José Mourinho tras caer en octavos ante el Sevilla que cuando gana un equipo lo hace todo el club, mientras que cuando pierde el primer señalado es el entrenador. Más razón que un santo. Si comparamos la situación que atraviesan los 'Red Devils' con el conjunto txuri-urdin vemos que no hay tantas diferencias.

Eusebio, en la jornada número 29, recalco jornada 29, todavía no tiene un once tipo. Algo realmente preocupante. En ocasiones pone sobre el césped a Navas y en otras a Llorente. Cuando más necesitamos meter goles, el lasecano deja fuera de la lista al delantero que hace pocas semanas tildó de «ariete del futuro realista», Jon Bautista. Tampoco nos queda nada claro la posición de Sergio Canales sobre el campo. En banda, de enganche por detrás del delantero... Por no hablar de Kevin, el lateral izquierdo titular a comienzos de temporada por el que Eusebio apostó todos sus cuartos. Ahora no entra ni en las convocatorias. Me cuesta creer que su rendimiento haya disminuido de un tiempo a esta parte. Menos mal que no nos hemos dejado los millones del United en fichajes, y eso que tenemos a una de las plantillas más caras de los últimos tiempos.

En fin, solo nos queda rezar para que la Real Sociedad consiga los éxitos que logró Agassi después de odiar el tenis con todas sus fuerzas. Lo hizo a base de trabajo y sacrificio, valores de los que actualmente carece el conjunto txuri-urdin. Por favor, no nos hagáis odiar el fútbol.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos