«La Real puede despertar en cualquier momento», afirma Calleja

El portugués Semedo fue detenido por amenazas y por mostrar una pistola en las inmediaciones de una discoteca

M.A. SAN SEBASTIÁN.

El entrenador del Villarreal, Javier Calleja, no se fía de la Real Sociedad, su rival de hoy en el Estadio de la Cerámica, ni de la supuesta crisis por la que está pasando el equipo donostiarra. «Puede despertar en cualquier momento», aseguró ayer durante la rueda de prensa previa al encuentro.

«La Real es un buen equipo, que cuenta con buenos jugadores que desarrollan un buen juego, pero no está logrando los resultados esperados. En cualquier momento puede despertar, ya que recursos tiene para ello. A mí por lo menos me gustan como equipo, me gusta su forma de jugar y lo veo un equipo peligroso», afirmó Calleja.

Además, apuntó que del rival le preocupa «su calidad, la capacidad que tienen a nivel individual y que tienen jugadores que pueden decidir el partido en cualquier jugada».

«La Real es un equipo que se asocia y combina bien, por lo que si tiene mucho el balón sufriremos. Debemos intentar que no lo tenga, debemos tenerlo nosotros», añadió en declaraciones recogidas por Efe.

Respecto a los problemas en defensa por las bajas que tiene su equipo, indicó que no es algo nuevo para ellos pero que la plantilla le ha demostrado su «nivel y capacidad» para solventar este tipo de situaciones. «Si estamos donde estamos es por la plantilla y por el trabajo de todos los jugadores», agregó.

Para Calleja es fundamental «no dejar escapar puntos de local» y hacerse fuertes en La Cerámica, objetivo para el que cree que necesitan a la afición, a la que pide que «sea consciente del momento en el que estamos y que valore el trabajo que está haciendo el equipo.

Lío con el portugués Semedo

Por otro lado, ayer se supo que el defensa portugués Rubén Semedo, un central por el que el Villarreal CF pagó 14 millones de euros al Sporting de Portugal, está siendo investigado por la Policía por su presunta implicación en dos incidentes con una pistola en sendos locales de ocio de Valencia según adelantó 'Las Provincias'. Los violentos hechos ocurrieron el pasado noviembre en dos fines de semana en la zona de ocio de Juan Llorens y la plaza de España, respectivamente, cuando el futbolista no estaba convocado para disputar los partidos de su equipo debido a una lesión en un tendón.

Tras una investigación, la Policía Nacional interrogó al jugador en presencia de su abogado y lo detuvo por un delito de amenazas, aunque posteriormente quedó en libertad después de que un agente le leyera sus derechos y le tomaran las huellas y fotografiaron para realizar la correspondiente ficha policial.

Semedo fue detenido después de que un testigo avisara a la Policía de que un individuo armado con una pistola había huido en un Porsche Cayenne, un domingo cerca de las seis de la mañana. Aunque el futbolista eludió el cerco policial, finalmente fue detenido. Sin embargo, la supuesta pistola que llevaba el portugués en los dos incidentes «no se ha localizado», por lo que no se puede probar que el futbolista portara un arma de fuego o simulada. La policía también tomó declaración a dos personas que habrían sido testigos de las amenazas que profirió, presuntamente, el defensa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos