Real Sociedad

La Real no levanta cabeza y vuelve a perder

Titay y Michi pelean por un balón durante el encuentro de ayer ante el Sevilla. /LOBO ALTUNA
Titay y Michi pelean por un balón durante el encuentro de ayer ante el Sevilla. / LOBO ALTUNA

El equipo txuri-urdin cae ante el Sevilla por la mínima (0-1) y sigue sin puntuar

KAREL LÓPEZ

Con doce goles recibidos, la Real no es, ni mucho menos, el equipo más goleado de la Liga Iberdrola. El Santa Teresa CD, decimocuarto clasificado, ha encajado el doble de tantos, pero a las pupilas de Juanjo Arregi les falta gol. Este domingo, en Zubieta, esa ausencia de mordiente ofensiva volvió a ser palpable ante el Sevilla, un recién ascendido que se fue de Donostia con los tres puntos (0-1) y dejando a la Real en una situación que ya empieza a ser alarmante. Son siete partidos disputados y cero puntos, el único equipo que no ha logrado sumar.

Ante el Sevilla, se repitió la historia. Esa que dice que la Real este año parece estar destinada a perder por la mínima. De los siete encuentros, en seis de ellos así ha sido; tres derrotas por 0-1 -incluido el Barça- en Zubieta, otra recibiendo un solo tanto en casa del Atlético de Madrid y dos, una en campo propio y otra a domicilio, por 2-1. Pero esto es fútbol y la diferencia de goles poco o nada importa; lo que vale es sumar y la realidad actual es que la Real, con solo dos goles a favor -el equipo que menos-, no lo ha hecho aún.

Este domingo no comenzaron bien las cosas. Pronto tuvo que aparecer la guardameta Mariasun Quiñones, probablemente la mejor hasta ahora, para evitar que antes de que se cumpliera el minuto diez de juego se adelantaran las andaluzas. Probó suerte Nagore sin éxito. Antes incluso, Morilla disparó fuera. Lo intentaron las txuri-urdin con un disparo de Lareo, al que siguió una ocasión de Michi tras un gran pase de Zornoza, pero no había manera. Antes de que se cumpliera la primera media hora de juego, además, llegó el mayor jarro de agua fría posible. Tras un saque de esquina, Rocío Delgado adelantó a las sevillistas en una acción embarullada dentro del área. Un gol que fue definitivo.

Gana el que marca

La Real pagó caro su falta de acierto, otra vez. Baños, antes del descanso, pudo empatar el choque, pero el Sevilla hizo buena esa ventaja y se marchó al vestuario por delante. ¿Justo? Gana quien marca los goles.

Lo cierto es que en la segunda parte la Real mostró más interés por anotar. También es verdad que las andaluzas no lo necesitaban. Arregi buscó en Nahikari un revulsivo, pero tampoco lo fue ayer la joven. Zornoza era la que más peligro generaba y la Real tuvo opciones de empatar el partido, sobre todo cuando este estaba a punto de acabar y, tras una falta lateral, el balón acabó estrellándose en el larguero.

La Real necesita urgentemente sumar, aunque sea un punto, para, sobre todo, recuperar la confianza. El próxima rival seguro que no lo pone nada fácil. Será el Espanyol, tercer clasificado en estos momentos con trece puntos tras el Barça y el Atlético de Madrid, conjuntos a los que las realistas han sido capaces de plantar cara esta temporada.

Este domingo, en el duelo entre ellas por la primera plaza, el encuentro acabó con empate a uno. Por la diferencia de goles, el Barça es el líder de la Liga Iberdrola con 19 puntos.

Fotos

Vídeos