¡Que somos la Real!

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZ

Anoeta acoge el partido más especial de la temporada. La visita del Barcelona ha dado brillo y prestigio a la Real en los últimos años, porque que el mejor equipo del mundo lleve siete temporadas sin ganar en San Sebastián es algo de lo que enorgullecerse. Especialmente hoy en día, cuando las distancias de los grandes sobre el resto de los mortales son gigantescas. Solo el dinero que ha gastado en el traspaso de su refuerzo invernal, Coutinho, dobla el presupuesto anual txuri-urdin. Ver para creer.

Tiene mucho mérito que en los 70 enfrentamientos ligueros en terreno donostiarra la Real presente un balance favorable de 29 victorias y 18 empates contra el segundo mejor conjunto histórico del campeonato, porque se sale de lo normal. Tanto Atocha como Anoeta se han convertido en la bestia negra azulgrana, que ha sufrido aquí algunas de sus mayores afrentas del campeonato. Desde que en la 30/31 le cayeron cuatro –doblete de Bienzobas, Cholín y Mariscal– en aquel ejercicio en el que los realistas finalizaron el torneo con los mismos puntos que el campeón, el Barcelona nunca se ha sentido a gusto. Cruyff en los setenta, Maradona en los ochenta, el Dream Team en los noventa y el brillante conjunto de Guardiola hace unos años mordieron el polvo. Ni Messi, el jugador con mejor palmarés de la historia, ha podido invertir esta situación en el presente.

Hoy, como casi siempre, la cosa se presenta difícil por la entidad del rival, pero no más que otras veces. La Real arrastra una mala dinámica de la que necesita escapar cuanto antes. En casa no termina de carburar y fuera, tampoco. Solo ha ganado tres partidos en las quince últimas jornadas, en las que se ha convertido por deméritos propios en el cuarto peor conjunto del campeonato. Tiene lesionado a su mejor central y encima es duda Rulli. ‘A perro flaco, todo son pulgares’, que diría Toshack.

Pero la fuerza de la Real va mucho más allá de estos contratiempos y los que vistan hoy la elástica blanquiazul deben ser conscientes de ello. Odriozola, Llorente, Kevin, Illarramendi, Oyarzabal, Januzaj o Juanmi son internacionales absolutos, y hombres como Prieto, Zurutuza, Canales y Willian José, futbolistas contrastados. Argumentos suficientes para, con el apoyo de Anoeta y el respaldo de la historia, plantar cara a los de Valverde. Que nadie olvide que somos la Real.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos