Real Sociedad

Quique, un entrenador con personalidad

Quique Sánchez Flores, durante un partido. / EFE
Quique Sánchez Flores, durante un partido. / EFE

El técnico del Espanyol, que rechazó hace mes y medio una oferta del Stoke City inglés, ha enderezado el rumbo periquito en la Liga

J. T.

Es un técnico con personalidad. Estudioso. Con carácter. Hijo del exfutbolista Isidro Sánchez y de la cantante Carmen Flores... sobrino de la mítica Lola Flores y Antonio González, 'El Pescaílla', y primo de Lolita y Rosario. Nació en Madrid hace 52 años, jugó como lateral derecho en el histórico Pegaso, de donde dio el salto al Valencia. Militó la friolera de diez temporadas en el equipo che, fue traspasado al Real Madrid (jugó dos años) y del Bernabéu se fue al Zaragoza, donde colgó las botas en 1997.

Como entrenador -basta repasar su biografía- ha viajado más que el baúl de la Piquer. Sus primeros pasos los dio en las categorías inferiores del Real Madrid y su trayectoria profesional la inició en el Getafe que, como él, debutaba en Primera división. En su primer año mantuvo la categoría, el equipo azulón practicó buen fútbol y en verano de 2005 fue fichado por el Valencia, a quien clasificó para la UEFA, aunque después de iniciada la temporada 2007/08 fue destituido .

De Valencia se fue al Benfica, pero tras un año en Portugal el técnico madrileño y el club lisboeta rescindieron «de forma amistosa» el contrato (en Lisboa logró su primer título como entrenador, la Copa de la Liga).

Al comienzo de la siguiente temporada, en octubre de 2009, fue contratado por el Atlético de Madrid tras la destitución de Abel Resino. Con Quique, el equipo colchonero se clasificó diez años después para la final de la Copa, así como para la final de la Europa League, final que ganó al Fulham inglés logrando el Atlético un nuevo título europeo después de cuarenta y ocho años. En 2011 buscó nuevos retos y se fue al Al-Ahli de Dubái .

Segundas partes

Aunque nunca segundas partes fueron buenas, en 2015 regresó al Getafe, pero duró solamente un mes, ya que presentó su dimisión por razones personales, producto de una «reflexión vital». En junio de 2015 se convirtió en el nuevo técnico del Watford, recién ascendido a la Premier, con el que alcanzó las semifinales de la FA Cup, donde fue eliminado por el Crystal Palace.

En junio de 2016 firmó por tres años con el Espanyol. La temporada pasada ganó la Supercopa de Catalunya tras derrotar al Barça a partido único (1-0) y fue de menos a más en la Liga, (fue octavo, su mejor resultado desde la 2010/11.)

Los comienzos en la presente campaña no fueron alentadores, aunque el Espanyol ha enderezado el rumbo. Y eso que estuvo a punto de quedarse sin su técnico. Quique tiene buen cartel en Inglaterra y hace menos de dos meses rechazó una oferta del Stoke City. Todo el mundo creía que iba a aceptarla, pero dijo no. «Soy el entrenador del Espanyol y lo seré. Tengo contrato y soy honesto con el club. No tengo que dar explicaciones de nada más» dijo. Y ahí sigue.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos