Un verano clave para las gradas de anoeta

Real Sociedad

De mayo a septiembre del año que viene las tribunas principales bajas se acercan a pie de campo

Nueva tribuna baja. Nacerá nueve metros más adelante que la actual, se elevará dos metros, y volará por encima de la pista de atletismo hasta al césped.
Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTE

La infografía que puede verse sobre estas líneas recrea la tribuna principal del Estadio de Anoeta, la que está detrás de los banquillos, y por ende también la tribuna que queda enfrente que es casi calcada. En ellla se recoge como quedará el graderío una vez se ejecute la remodelación entre mayo y septiembre del año que viene, ya sin la pista de atletismo.

Si se detiene en el gráfico podrá comprobar que la grada superior no sufre variación alguna. La tribuna principal alta, como así se denomina, no se toca en la remodelación. La que se modifica es la tribuna principal baja. Ese trabajo de acercamiento de la grada al césped se realizará cuando acabe esta Liga y estará terminado para cuando empiece la próxima, la 18/19, así que los abonados que tienen su asiento en esta zona no se verán afectados por estos trabajos. Tendrán la posibilidad de seguir todos los partidos de la presente temporada desde su actual localidad y después del verano volverán a esa misma localidad pero ubicada ya en un graderío renovado, más cerca del césped sin las pistas.

En ese momento, en septiembre de 2018, Anoeta tendrá ya construido el nuevo fondo sur, el más próximo al velódromo ahora derruido, y las dos tribunas principales remodeladas. El estadio tendrá un aforo entonces de 32.000 localidades. A la remodelación solo le quedará derribar la grada norte, la más próxima a la avenida de Madrid, y levantar una nueva en esa zona, algo que se hará entre septiembre de 2018 y agosto de 2019. El equipo estrenará el campo completo en la Liga 19/20.

Volvamos al gráfico de la zona superior de este artículo, a la grada principal baja, que es la que se modifica. A grandes rasgos, el graderío se adelantará y se elevará respecto al que hoy conocemos. Para ello no se será necesario hacer un derribo como el de la grada sur, la del velódromo, o el que se hará en la grada norte, sino que se aprovechará el esqueleto. Se rectificarán los apoyos que sean necesarios y, sobre estas columnas en forma de boomerang que no se ven, se instalarán los bloques de asientos, todos a resguardo gracias a la prolongación de la cubierta.

La nueva tribuna baja nacerá nueve metros más adelante, se elevará una media de dos metros respecto a la actual y volará por encima de la pista de atletismo hasta acabar a ras de césped. La primera fila de espectadores quedará en el remodelado Anoeta a 8,5 metros del césped por los 25 actuales. Los banquillos estarán integrados en la grada, como en muchos de los campos ingleses.

El proyecto ideado por el estudio de arquitectura de Izaskun Larzabal establece que para que la visibilidad desde todas las localidades sea la correcta, la nueva grada principal baja tendrá la misma pendiente que las gradas de los estadios de Cornellá y San Mamés, para lo que es necesario bajar la cota del terreno de juego. La nueva será más tendida.

El futuro terreno respecto al actual quedará alrededor de 1,50 metros menos en el centro del campo y alrededor de dos metros menos en el punto que se encuentra con la primera fila de asientos. Es así, inapreciable para el ojo humano, con diferentes pendientes, como ocurre en prácticamente todos los campos de fútbol de Primera, para recoger el agua que caiga sobre el césped.

El vaciado de tierra se realizará en esos meses del próximo verano al mismo tiempo que se acercan las gradas laterales bajas. Este trabajo hará que el trasiego de camiones en Anoeta alcance su punto álgido. Se extraerán toneladas y toneladas de tierra hasta una profundidad media de 2,3 metros que, tras los trabajos de canalizaciones que se hagan bajo tierra, acabará siendo de 1,5 metros menos respecto a la actual cota.

Datos

8,5 metros al césped
La primera fila de la grada principal baja estará a 8,5 metros por los 25 actuales.
1,5 metros de la nueva cota
El futuro terreno de juego estará 1,50 metros más bajo que el actual en el centro del campo y dos metros en las esquinas.
Anoeta tendrá una capacidad máxima de 42.000
asientos, pero la Real distribuirá los asientos para dejarla en 39.500.
47 millones
El Gobierno Vasco aportará diez al proyecto, la Diputación cuatro y el resto, la Real.

Para que el acercamiento de la grada al césped y el vaciado del terreno se pueda hacer en apenas cuatro meses, sin posibilidad de dilación porque la Liga 18/19 pedirá paso -la Real ha pedido jugar las tres primeras jornadas fuera como han hecho este año Villarreal y Atlético-, en breve se empezará a adelantar todo el trabajo que sea posible. En torno a enero-febrero de 2018, en paralelo a la construcción del graderío sur se iniciarán sobre la pista de atletismo los trabajos previos de cimentación y pilotaje de la tribuna principal baja. En esos primeros meses de 2018 empezarán a crecer los pilares sobre los que se apoyará parte de la futura grada que acercará a los aficionados al césped. Estos pilares no afectarán a la visibilidad de los espectadores en el transcurso de la competición esta temporada.

En torno a 39.500 asientos

Para septiembre de 2018 ya se habrá realizado la ampliación, rectificación y aproximación de las tribunas laterales bajas, y el fondo sur estará listo para recibir de nuevo a los abonados que han debido abandonar ahora sus localidades. Anoeta pasará de tener los 26.000 asientos que tiene ahora a 32.000.

Será entonces cuando se proceda al derribo y construcción de la grada norte. En agosto de 2019 el estadio estará terminado. Podrá albergar 42.000 localidades, como establece el proyecto, pero la Real, como desveló su presidente en la entrevista publicada en este periódico, distribuirá los asientos de forma que su capacidad sea de unos 39.500. Esa decisión permitirá que el espectador tenga más aire entre asientos, que se realice una mejor redistribución de los palcos y que en la grada de animación prevista en el fondo sur, donde los aficionados podrán ver los partidos de pie, no haya apreturas. Será un campo de fútbol a la altura del club.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos