¿no le queda pequeño el Atleti?

¿no le queda pequeño el Atleti?
Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZ

Dijo Imanol en la rueda de prensa de ayer en Zubieta que le alegra ver el rendimiento que está dando Griezmann pero que le da pena que no esté jugando en la Real porque quiere que «los jugadores formados en Zubieta sigan aquí». Eso mientras haya clubes más poderosos que ofrezcan a nuestros futbolistas pelear por cotas a las que no llegamos será muy complicado, sobre todo si su nivel es tan sobresaliente como el del francés.

Al comentario del oriotarra le haría una precisión, y es que yo distinguiría entre el jugador formado en Zubieta cuyo sentimiento de siempre es txuri-urdin y aquel otro que, aún saliendo de la cantera, ha adquirido con el tiempo esa afinidad a unos colores. Y muchas veces no guarda relación solo con su origen, porque sé de guipuzcoanos que juegan en las categorías inferiores de la Real y son del Barcelona o del Real Madrid, por ejemplo. Aunque, eso sí, un guipuzcoano blanquiazul de cuna formado en Zubieta será más fácil que se quede más años en la Real que los otros.

Griezmann e Iñigo son los dos mejores frutos que dio la generación de 1991 pero su sentimiento original no era blanquiazul. El de Macon era seguidor del Lyon desde que su padre le llevaba a Gerland y vivió una goleada ante el Real Madrid. El de Ondarroa, del Athletic. Ambos rindieron a buen nivel seis y cinco temporadas, respectivamente, y un buen día decidieron cambiar de aires, algo que nunca se planteó Xabi Prieto. Un donostiarra criado en Atocha.

En el caso del francés lo hizo para jugar en un club que le ha permitido jugar una final de Champions y ganarle una Supercopa al Real Madrid, aunque todos coincidiremos en que el Atlético se le ha quedado pequeño. Como en su día le pasó con la Real. Es ley de vida.

Hoy regresa a Anoeta después de haber marcado 17 goles en este 2018, un registro brutal. Sobre todo jugando en el Atlético, lo que le sitúa en desventaja ante Messi y Cristiano. Pero que uno de los tres mejores futbolistas de la Liga se haya formado en la Real y siempre tenga palabras de agradecimiento para su club de origen es para sentirse orgulloso. De él y del trabajo que se hace en Zubieta. Aunque hoy me sentiré mucho más orgulloso de los Oyarzabal, Illarramendi, Zurutuza, Zubeldia, Aritz y compañía. Faltaría más...

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos