Puntos que no vuelven

Cinco penaltis

La Real no da la talla cuando el partido está en ebullición, no es capaz de adaptarse sin balón y deja escapar una buena oportunidad ante un rival inferior

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTE
  • 1

Otra ocasión perdida ante un equipo a priori inferior. La Real dejó escapar una excelente oportunidad para ganar a domicilio. Ya son unos cuantos los puntos que no se suman ante equipos que a priori deberían estar muy por debajo y esos trenes que pasan ya no vuelven. El equipo perdió ante un Leganés que es un bloque bien armado y poco más. Es cierto que quizás el empate hubiera sido lo más justo, pero es poco consuelo.

  • 2

Esta Real no tiene término medio: o gana o pierde. La cruda realidad dice que la Real tampoco es mucho más equipo que Leganés, Las Palmas, Girona o Getafe, a los que no ha podido ganar, si como ayer su juego es lento y previsible. Esta Real tiene el defecto de que solo gana cuando todo fluye y juega redondo. Si no lo borda, si no es capaz de que todas sus piezas encajen unas con otras, no es capaz ni siquiera de empatar. O gana o pierde. No es buena señal.

  • 3

Puntos para aspirar a la permanencia y poco más. El resultado es una Real que va camino de cerrar la primera vuelta con 23 puntos si no empata o gana al Barcelona. Como bien saben, supone aspirar a la permanencia y poco más. El equipo va a tener que apretar mucho más en la segunda vuelta para poder meter la cabeza en la parte alta. Es evidente que debe tener más solidez y debe conseguir que sus desapariciones en el transcurso de los partidos no sean tan pronunciadas. Hay trabajo

  • 4

Se puede jugar a otra cosa que no sea al pie. El partido en Butarque deja mal cuerpo porque la Real evidenció las muchas dificultades que tiene para adaptarse a un guión en el que no lleva la iniciativa. En la primera parte su posesión fue abrumadora, se sintió cómoda, pero en cuanto el Leganés dio un paso adelante y la Real tuvo menos el balón nunca dio la sensación de poder ganar. No quiero creer que es falta de intensidad, como dijo Rulli nada más acabar el partido, sino que la Real debe aprender a jugar a otra cosa que no sea llegar al área pequeña de sus rivales con el balón en el pie. Es previsible. ¿Por qué no jugar balones en largo a Willian José?

  • 5

Hay aspectos en los que falla que no son tácticos. No sé a qué se debe esa incapacidad de la Real para dar la talla cuando el partido está en el aire y apunta a que se va a decantar en una acción puntual. Este equipo no sabe agarrarse al campo cuando vienen mal dadas, le falta poso, interpretar el partido. No es una cuestión táctica. Es otra cosa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos