La Real rasca un punto que sabe a poco

La Real rasca un punto que sabe a poco

La Real sabe aguantar los arreones del rival y la presión del ambiente para firmar un partido en el que le faltó determinación arriba para llevarse la victoria

Axel Guerra
AXEL GUERRASAN SEBASTIÁN

  • 1

Defensas adelantadas y pocos espacios

El partido comenzó con los dos equipos con sus líneas defensivas prácticamente en centro del campo cuando el equipo contrario debía iniciar el juego. Apenas había espacios. Ziganda colocaba a Aduriz y Raúl García sobre Iñigo y Diego Llorente y Rico y San José con Illarramendi y Prieto o Zurutuza en función de a qué lado estuviera volcado el juego txuri-urdin. De esta manera, obligaban a Rullli a ser el encargado de iniciar el juego con balones en largo.

  • 2

Balones largos a Willian José para desahogar

No es el primer rival que esta temporada busca a la Real tan arriba y coloca dos jugadores sobre sus centrales –ya lo hicieron Betis, Espanyol o Eibar, entre otros– y los blanquiazules demostraron que saben cómo contrarrestar esa presión. Willian José se dejaba caer a banda, casi siempre a la izquierda, para que sus compañeros le buscasen para desahogar la salida de balón. Cuando el brasileño lograba bajar la pelota, buscaba en seguida el ala contraria para tener superioridad con las internadas de Odriozola y Januazaj. De esta manera, llegó la mejor ocasión txuri-urdin de la primera parte. El portero argentino golpeó en largo, y el balón que peinó Willian José cayó en los pies de Januzaj, al que acompañaban por los lados Prieto y Oyarzabal en una contra ante solo dos defensas locales. El belga cedió al eibarrés y su rematé cruzado se marchó fuera.

  • 3

A veces precipitados, a veces sin hambre

Los de Eusebio supieron provocar los errores del Athletic en zona de iniciación para salir a la contra, pero no tuvieron el acierto necesario para adelantarse en el marcador. En ocasiones por precipitación y en otras por falta de convicción a la hora de entrar al remate. En once oportunidades centraron los realistas en la primera parte sin que nadie lo aprovechase.

  • 4

El juego se impone a la garra tras el descanso

El Athletic salió encorajinado en la segunda parte. Quiso meter una marcha más al partido y ahí los txuri-urdin tuvieron el temple necesario para aguantar el arreón local y luego desactivar al rival a través del control del juego y de posesiones largas. Los realistas recuperaron su mejor versión y solo les faltó acertar con la portería de Herrerín. Januzaj tras un mal despeje de Laporte, Willian José a pase de Prieto y el capitán en el 88 tuvieron en sus botas el gol de la victoria, pero la fortuna no les sonrió.

  • 5

La portería a cero por tercera vez en Liga

La Real llegaba al derbi después de encajar 28 goles en 15 partidos, a una media de casi dos goles por partido. No dejaba su portería a cero desde hace dos meses cuando venció al Alavés a a mediados de octubre (0-2) en la jornada ocho. Antes lo había hecho en la tercera ante el Villareal (3-0). Estaba claro que un equipo no puede marcar tres goles por encuentro para llevarse los tres puntos. Por eso, la mejoría tenía que llegar desde atrás hacia adelante y los txuri-urdin lo lograron en el Barria, donde el Athletic apenas inquietó a Rulli. El camino para crecer está señalado.

Derbi en San Mamés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos