Real Sociedad

La Real Sociedad, con lo puesto a Mestalla

Oyarzabal, Llorente y Januzaj sonríen durante un ejercicio del entrenamiento que los realistas realizaron ayer antes de viajar a Valencia./PEDRO MARTÍNEZ
Oyarzabal, Llorente y Januzaj sonríen durante un ejercicio del entrenamiento que los realistas realizaron ayer antes de viajar a Valencia. / PEDRO MARTÍNEZ

Una Real cansada y mermada por las bajas quiere dar guerra en el campo del tercer mejor local de la Liga

MIGUEL GONZÁLEZVALENCIA.

Llega la Real muy tocada a Mestalla después de su eliminación europea. Las cosas no han salido como se esperaba en la eliminatoria ante el Salzburgo y ahora toca centrarse en una Liga cuyo único objetivo, salgo giro radical de los acontecimientos, es marcar distancia con los equipos de abajo. Han sido muchos los puntos que se han regalado durante estas 24 jornadas como para estar aspirar a figurar entre los siete primeros, aunque en el regreso de Austria jugadores y dirigentes expresaron su convencimiento de que la Real volverá muy pronto a Europa.

El caso es que la tropa de Eusebio recala hoy en Valencia mermada por las bajas, el cansancio y el golpe moral que ha supuesto perder la única fuente de ilusión que restaba en el curso. Enfrente le espera el equipo revelación del campeonato, un conjunto ché que ha pasado en un año de malvivir en zona de nadie a ser un firme candidato a jugar la Champions League. Así que lo que hoy espera es un rival que es mejor, lo está haciendo mejor, llega más descansado y juega en su estadio. En semejante situación de adversidad, a los blanquiazules solo les queda dar la cara y plantear oposición, porque todo lo que pueda conseguir vendrá de la mano de la sobriedad y la competitividad, no de la exquisitez en su fútbol.

Hay que tener en cuenta que los blanquiazules acuden seriamente mermados, una circunstancia que no se puede pasar por alto. No estará el portero titular, Gero Rulli, con un esguince importante en su rodilla derecha que le tendrá algo más de un mes de baja. Tampoco su máximo goleador y referente en el juego ofensivo, Willian José, con una rotura en uno de los huesos del pie. Ni el sempiterno capitán, Xabi Prieto, con una rotura de fibras. Tres ausencias claves para cualquier conjunto. Además el técnico no podrá contar por lesión con Raúl Navas, central indiscutible el curso pasado y una referencia atrás, tanto en la salida de balón como en el aspecto defensivo, Agirretxe, con una sobrecarga, ni Carlos Martínez.

«La temporada no ha terminado y como le demos carpetazo estaremos en peligro» Aperribay

En la lista de 19 convocados figuran dos chavales del Sanse, el portero Andoni Zubiaurre y el lateral derecho Andoni Gorosabel. Los dos viajaron con el equipo a Sazburgo.

El efecto Marcelino

El técnico asturiano ha transformado el Valencia en un tiempo récord hasta convertirlo en un candidato firme a ir a la Champions. Y eso ha sido posible a que jugadores que antes estaban defenestrados por Mestalla ahora son futbolistas plenamente fiables.

Vietto, su fichaje de invierno, hizo tres goles el día de su debut después de un año sin ver puerta con el Atlético. Atrás, Ezequiel Garay era más noticia por sus vídeos en las redes sociales que por su rendimiento en el campo y hoy lidera la zaga tirando de galones, rapidez y contundencia. Aquel defensa insustancial del curso anterior es pasado.

«El único camino es seguir. Hay que levantarse para estar lo más fuertes posibles para el partido» Eusebio

«Vamos a dar absolutamente todo para quedar lo más arriba posible en la Liga» Odriozola

En el centro del campo se hallan los dos grandes ejemplos del milagro obrado esta temporada. Pese a su buen paso por el Sevilla, Kondogbia era una caricatura de sí mismo. Incluso sufrió las burlas de los seguidores del Inter cuando se marchó al Valencia y hoy es un pilar fundamental en la medular, donde no para de hacer kilómetros. A su lado juega Parejo, que ha pasado de ser insultado en Mestalla a llevar la manija del equipo hasta convertirse en uno de los hombres más cotizados de la plantilla. Arriba Rodrigo y Santi Mina están multiplicando sus registros goleadores de las pasadas campañas y son parte fundamental de la gran campaña valencianista.

Campo de buenos recuerdos

La gran temporada del Valencia se sustenta, principalmente, sobre una fiabilidad muy alta en casa. Así, es el tercer mejor local del campeonato por detrás del Barcelona y del Atlético de Madrid, ya que ha sumado ocho victorias y dos empates en doce partidos, con una media de 2,16 puntos por encuentro. En Mestalla solo han ganado el Villarreal (0-1) y el Real Madrid (1-4), mientras que los dos empates cedidos fueron ante el Barça (1-1) y el Atlético (0-0). Es decir, que solo los cinco primeros de la clasificación han puntuado en su feudo. El resto se marchó como llegó, con las manos vacías. La lista de víctimas comprende al Las Palmas (1-0), Málaga (5-0), Athletic (3-2), Sevilla (4-0), Leganés (3-0), Celta (2-1), Girona (2-1) y Levante (3-1).

«Vayamos todos por el mismo camino. Vienen tres meses en los que nos jugamos demasiado» De la Bella

«Ahora lo que nos queda es meternos fuerte en la Liga e intentar engancharnos ahí arriba» Agirretxe

«La Real es un poco irregular; marca mucho pero también concede muchas ocasiones» Marcelino

Como verán no es un partido que se le presenta nada fácil a la Real, a pesar de que sus números allí no son tan malos como cabría pensar. De sus 66 visitas, ha conseguido 13 victorias y once empates, lo que significa que puntúa en un 36% de las ocasiones. Pero es que de los siete partidos jugados en Mestalla desde el ascenso de 2010, el cuadro txuri-urdin ha ganado cinco, convirtiéndose en la bestia negra del valencianismo en su campo.

Todo empezó en la 11/12, cuando después de aquel desastre copero en Mallorca, Griezmann levantó a la Real ganando (0-1) al conjunto de Emery que acabó tercero. Un año más tarde, los de Montanier golearon por 2-5 iniciando una escalada que acabaría en la Champions. En la 13/14, ya con Arrasate, se encadenó el tercer triunfo consecutivo (1-2) merced a los tantos de Griezmann y Pardo. Y las dos últimas victorias han llevado el sello de Eusebio. La primera con un tanto de Oyarzabal (0-1) en el descuento en la 15/16 y la segunda el año pasado por 2-3.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos