Real Sociedad

Propósito de enmienda

Preparados. Juanmi juega con un balón antes del inicio del entrenamiento en uno de los campos auxiliares de Zubieta./PEDRO MARTÍNEZ
Preparados. Juanmi juega con un balón antes del inicio del entrenamiento en uno de los campos auxiliares de Zubieta. / PEDRO MARTÍNEZ

La Real inicia la segunda vuelta ante el Celta en Anoeta necesitada de una victoria para revertir su situación

Axel Guerra
AXEL GUERRA

La Real Sociedad empieza hoy ante el Celta en Anoeta (18.30 horas) la segunda vuelta liguera con la necesidad de mejorar las prestaciones que ha ofrecido en la primera fase del campeonato. Hay partidos que marcan una temporada y los txuri-urdin saben que el de esta tarde puede ser uno de ellos, por lo que supondría para su confianza ganar y el efecto positivo que provocaría en la afición, que en las últimas jornadas se ha llevado más penas que alegrías. Un triunfo disiparía dudas y serviría para mantenerse en la lucha por los objetivos que todos los estamentos realistas -Consejo, técnicos y jugadores- establecieron al comienzo de la temporada cuando hablaron de ser un conjunto que logre regularmente clasificarse para disputar competiciones europeas, y no quedarse en tierra de nadie a falta de cuatro meses para que acabe la competición.

Han pasado cinco meses desde que ambos conjuntos se enfrentaron en Balaídos en la primera jornada y las circunstancias ahora son bien distintas. La Real se presentó en Vigo con el aval de una propuesta futbolística que la temporada anterior le dio mucho réditos y le llevó a la Europa League. El Celta, por contra, tras la salida de Eduardo 'Toto' Berizzo, se había puesto en manos de Juan Carlos Unzué.

En Vigo la victoria cayó del lado realista y fue la primera de las tres consecutivas que le llevaron a igualar el mejor inicio liguero en la historia del club y liderar la clasificación junto al Barcelona. Desde entonces, la trayectoria txuri-urdin ha sido descendente y han sumado 14 puntos de los últimos 48 posibles, lo que le ha dejado en el decimoquinto puesto de la tabla, a seis del sexto. Con toda la segunda vuelta por delante, el objetivo no está lejos pero es necesaria una reacción inmediata para evitar que se transforme en inalcanzable.

«A pesar de que estamos dominando y haciendo buen juego, no se ve reflejado en el resultado» Álvaro Odriozola

«Hay equipo y plantilla como para ilusionarnos con una segunda vuelta muy buena» Gerónimo Rulli

«A la afición le daremos la alegría que se merece, pero ahora debemos estar unidos» Eusebio Sacristán

«No diría que es un partido clave, pero sí importante para nuestros intereses, podemos ganar en Anoeta» Juan Carlos Unzué

«No nos podemos confiar con la situación de la Real, será un partido muy difícil ante un gran rival» Sergi Gómez

«Sabemos que tienen minutos de buen fútbol y otros en los que no están tan finos» Rubén Blanco

La trayectoria del conjunto gallego es inversa a la de los blanquiazules. Tras alguna dudas en el inicio del campeonato, más por los resultados obtenidos que por el juego desplegado, el conjunto vigués es decimoprimero, con dos puntos más que la Real, y llega a Donostia en un momento ascendente, especialmente a domicilio, después de empatar en el Camp Nou (2-2), perder en Mestalla (2-1) y ganar en Riazor (1-3) y el Ciutat de Valencia (0-1). El Celta es el sexto mejor equipo visitante de la Liga con 13 puntos. Solo Barcelona, Atlético Madrid, Valencia y Villarreal suman más como visitantes.

Recomponer el once. El entrenador blanquiazul ha convocado a 18 jugadores. Vuelven a la lista Guridi y De la Bella mientras que son baja técnica Pardo y Bautista. Se quedan fuera por lesión Iñigo, Carlos Martínez y Zurutuza.

Así las cosas, después de la buena primera parte que la Real realizó ante el Barcelona no se espera que Eusebio varíe el guión habitual a la hora de confeccionar la alineación. El único cambio respecto al de la jornada pasada sería el que obliga la lesión del centrocampista debarra, que será sustituido por Zubeldia. Así pues, se espera que dé continuidad ala presencia de Juanmi y Canales en el once, aunque tampoco hay que descartar que jugadores como Oyarzabal o Januzaj tengan su oportunidad, en busca de mayor profundidad y desequilibrio en el tridente ofensivo.

No es la primera vez que Eusebio recurre a Zubeldia para suplir a Zurutuza. Lo hizo para darle descanso ante el Levante en Valencia (3-0) y durante octubre, después de que el '17' estuviera un mes fuera por una rotura de fibras en el soleo. En ese tiempo, el joven canterano fue titular en tres partidos de Liga -victoria ante el Alavés, empate contra el Espanyol y derrota frente al Getafe- y en la Europa League contra el Vardar en Macedonia. En Mendizorroza, Coliseum y Skopje cuajó una notable actuación.

Recuperar la fortaleza en Anoeta. Los números no engañan y una de las claves de la mejoría realista debe pasar por volver a convertir Anoeta en un campo inexpugnable en el que se queden más puntos de los que vuelan. En 2017 la Real disputó 21 encuentros de Liga ante su afición y el triunfo fue txuri-urdin solo en 8 ocasiones. Esta temporada, de los diez partidos que se han disputado en Liga en Anoeta, solo en tres ocasiones los de Eusebio lograron la victoria. Las derrotas ante Real Madrid y Barcelona entran dentro de la lógica, incluso la que se produjo contra el Valencia en un encuentro en la que la suerte pudo sonreír a cualquiera de los dos, pero los nueve puntos perdidos ante Betis (4-4), Espanyol (1-1), Málaga (0-2) y Las Palmas (2-2) son una losa para la trayectoria del equipo.

La historia, a favor de la Real. Al Celta se le da mal Anoeta, hasta el extremo de que es terreno de Primera División en el que presenta una media de puntos por partido más baja. Antes del descenso, su último triunfo data del 26 de septiembre de 1999, cuando en la quinta jornada de la 99/00 se impuso por 0-2 con tantos de Mostovoi y Karpin. Desde que los gallegos ascendieron a Primera en 2012, el balance es de tres triunfos locales, un empate y una victoria visitante.

Unzué, con su once de gala. Unzué tiene disponible a toda su plantilla para jugar en Anoeta y podrá contar con su once de gala. La incógnita está en saber quién jugará en el centro de la defensa. Sergi Gómez, Cabral y Roncaglia se disputan dos puestos con más opciones para los defensas argentinos, que han sido titulares en las dos últimas jornadas. En el resto de la alineación no se espera cambios de un técnico que ha demostrado que no se amilana y que busca la victoria en todos los campos con el tridente ofensivo formado por Aspas (11 goles), Maxi (9) y Sisto (4) y la colaboración de Wass (4). Entre los cuatro han marcado 24 de los 33 goles del Celta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos