«La primera parte de la Real ante el Barcelona fue espectacular»

Unzué, «sorprendido con la clasificación actual» de los txuri-urdin, asegura que «es un momento clave para que el Celta dé un golpe sobre la mesa»

DV VIGO.

Juan Carlos Unzué, entrenador del Celta de Vigo, afirmó ayer en rueda de prensa que su equipo tiene la oportunidad de dar «un golpe en la mesa» si gana a la Real Sociedad en Anoeta. «No es un partido definitivo porque aún queda mucho, pero sí creo que es un momento clave para dar un golpe en la mesa. Si los resultados de esta semana son los normales y nosotros ganamos, podemos ascender algún puesto en la clasificación e incluso reducir la distancia con el sexto y séptimo. No diría clave pero sí que es un partido importante», indicó.

El técnico celeste reconoció estar «sorprendido» por la clasificación de la Real Sociedad, por el fútbol que viene realizando el equipo de Eusebio Sacristán a pesar de su mala racha ; una victoria en los últimos nueve partidos oficiales. «Sin ir más lejos, la primera parte que jugaron contra el Barcelona fue espectacular», advirtió Unzué, quien considera que en Anoeta se van a enfrentar los dos equipos «más parecidos» de la Liga en cuanto a idea de juego: «Hasta diría que hay similitudes en algunos jugadores».

Restó importancia a la baja por lesión del Tucu Hernández porque cuenta con «alternativas» en el medio del campo para suplir al chileno, sobre todo porque Nemanja Radoja ha dado «un paso adelante» en las últimas semanas tras superar su lesión.

En este sentido, dejó entrever que el mediocentro serbio puede ser el elegido para acompañar a Lobotka, por lo que Jozabed Sánchez volvería a empezar en el banquillo.

«Radoja y Lobotka son compatibles, son jugadores dinámicos que pueden compensar perfectamente al equipo», avanzó el técnico celeste, quien confirmó que el argentino Lucas Boyé (Torino) es «una de las posibilidades» que está manejando la secretaría técnica para reforzar la delantero pero «no la única».

«No es fácil encontrar un jugador que mejore o sintamos que nos puede ayudar porque el nivel de los que tenemos arriba es alto. Hay que tener tranquilidad porque ese jugador llegará seguro», sentenció.

Descartes

El portero Iván Villar y el centrocampista danés Andrew Hjulsager fueron los dos descartes técnicos de Juan Carlos Unzué para el partido. El extremo sigue a la espera de que la dirección deportiva cierre el fichaje de un delantero que supla la marcha de John Guidetti al Deportivo Alavés, pues hasta que ese futbolista llegue Unzué ha frenado su salida del equipo.

«La idea es esa. De momento no tenemos nada, no lo estoy utilizando pero en el fútbol nunca se sabe lo que va a pasar mañana. Por eso, ante esa situación, no podemos darle salida. Pero confío en que todo se concrete en los próximos días», explicó el entrenador celeste sobre el futuro de Hjulsager, quien sólo ha jugado 12 minutos en esta Liga. Unzué también valoró la situación del internacional sub-21 Iván Villar, quien el pasado verano decidió hacer efectiva la cláusula de su contrato para no jugar más con el filial en Segunda División B y trabajar únicamente con el primer equipo. «Iván tomó una decisión muy personal en el verano», indicó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos