Real Sociedad

El plan de la Real Sociedad con Imanol

Imanol se dispone a lanzar el balón al aire para empezar el partidillo con el que acabó el entrenamiento de ayer en Zubieta./LUSA
Imanol se dispone a lanzar el balón al aire para empezar el partidillo con el que acabó el entrenamiento de ayer en Zubieta. / LUSA

Ni los resultados positivos ni el último traspié en Málaga han cambiado la idea: volverá al filial la próxima temporada, como es también el deseo del oriotarra. Considera al técnico un patrimonio deportivo que es preciso cultivar y proteger

ÁLVARO VICENTESAN SEBASTIÁN.

Nadie en la Real Sociedad esperaba una respuesta como la ofrecida por el equipo en La Rosaleda. La derrota y la mala imagen mostrada dejó tocado a un grupo que, cuando se creía capaz de tener alguna opción de pelear por el séptimo puesto europeo, se ha visto de nuevo metido en el vagón intermedio. La Real volvió a las andadas, estuvo lejos de su mejor nivel y perdió ante un Málaga descendido tres días después de haber pasado por encima del Atlético de Madrid. Pero más que por la trascendencia de los puntos, ha escocido por las dudas que la plantilla vuelve a generar justo cuando parecía que se esfumaban. También, por qué no decirlo, Imanol se confundió al dejar fuera de la alineación a Navas, Illarramendi, Oyarzabal y Willian José, probablemente los jugadores más en forma y que más condicionan la idea de juego.

Él había advertido de que era un partido peligroso por jugarse ante un descendido, pero luego su mensaje fue en la dirección contraria desde el momento que hizo tantos cambios y no dio continuidad a los que tan bien lo habían hecho ante el Atlético. Pero ni este primer traspié ni los buenos resultados obtenidos por la Real desde que cogió las riendas del banquillo han cambiado la percepción que en el club tienen del técnico, al que consideran un patrimonio deportivo. La hoja de ruta de la Real con Imanol no ha cambiado. Su continuidad como entrenador del primer equipo se extenderá hasta final de temporada y una vez concluya su labor tomará de nuevo las riendas del Sanse. En el club tienen plena confianza en que este tropiezo en Málaga sea reparado con una victoria ante el Athletic el sábado.

. La primera y principal razón por la que Imanol volverá al Sanse es porque él mismo ha dejado claro en más de una ocasión que su único objetivo era sacar el máximo rendimiento al equipo durante los nueve partidos de Liga que tenía por delante cuando cogió el banquillo del primer equipo y que su voluntad y afán era volver al filial. Imanol, porque así lo ha dicho en sus comparecencias, se considera un técnico en formación al que le falta tiempo todavía para ponerse al frente del primer equipo. La última vez que se pronunció en estos términos fue a la conclusión del partido ante el Atlético: «Todavía me viene grande la Primera División. El mérito es todo de los jugadores».

. La sucesión de buenos resultados nada más coger el equipo -empate en Ipurua y victorias ante el Girona, Las Palmas y Atlético de Madrid, sin encajar un solo gol- abrió en una parte del entorno realista expectativas de que el club pudiera cambiar de criterio y ofreciera la oportunidad a Imanol de continuar al frente del primer equipo, pero esa es una hipótesis que en ningún momento se ha contemplado en las oficinas de Anoeta. Esencialmente porque Imanol, desde el minuto uno, ha sido el primero en admitir que él se hacía cargo de la situación de emergencia por considerarse un hombre de club al que le duele ver a la Real en una situación delicada, pero su afán era volver sí o sí al filial. Ni los cuatro primeros buenos resultados de la Real ni el tropiezo en Málaga han modificado la planificación que ha existido en el seno del club, avalada por Imanol y respaldada por Roberto Olabe, que no había tomado el mando como director de fútbol cuando el club decidió prescindir de Eusebio y apostar por el oriotarra.

. La adaptación de Imanol a su tarea como entrenador del primer equipo en una situación adversa como la que estaba metido ha confirmado en el seno del club que es un profesional plenamente capacitado para desempeñar tareas del Sanse y al mismo tiempo deja acreditada su competencia y capacidad para gestionar una situación deportiva delicada que exigía conseguir resultados inmediatos y romper una trayectoria negativa continuada. Ha llevado al equipo de la decimoquinta plaza (33 puntos) a la undécima (43) en cinco partidos. Al mismo tiempo, el club valora la capacidad que Imanol ha tenido de gestionar la plantilla, activar a todos sus integrantes incluidos a los que menos minutos habían tenido, y corregir, salvo en el último partido en Málaga, algunos defectos importantes que el equipo venía demostrando, además de ser capaz de conseguir una mayor conexión entre el equipo y los aficionados. Imanol ha tenido claro lo que quería de sus jugadores: esfuerzo y humildad. Sus mensajes han ido en esa dirección: «El aficionado de la Real siempre ha premiado el esfuerzo y vamos a empezar por ahí, independientemente de que luego ganemos o perdamos. Si además del esfuerzo, jugamos bien y ganamos el partido, mucho mejor, pero por nuestra parte, ese primer paso lo vamos a dar».

. Entienden en la planta noble de Anoeta que la experiencia vivida hasta el momento con Imanol pone de manifiesto que se trata de un entrenador con recorrido potencial futuro y capacidad para ser considerado como patrimonio de la entidad, plenamente disponible para ejercer la tarea de responsable deportivo al frente del Sanse en el último tramo anterior a la incorporación al primer equipo y al mismo tiempo como un recurso de plenas garantías para afrontar una situación de urgencia como la que se ha producido. El club considera que la conjunción de ambas facetas representa un patrimonio deportivo que es preciso proteger teniendo en cuenta que en la historia de la Real de las últimas cinco décadas no ha habido en el Sanse un entrenador que habiendo tenido la opción de promocionarse en el primer equipo lo haya hecho manteniéndose en el club después de haber vivido la experiencia. Olabe no quiere perderle, como ha podido ocurrir en el pasado con técnicos válidos que pasaron del Sanse al primer equipo y los malos resultados acabaron con ellos fuera del club. «Imanol es un gran especialista en el proceso de transición en ese paso del filial al primer equipo», aseguró Olabe. En los últimos años, con Imanol al frente del Sanse, han llegado al primer equipo jugadores como Kevin, Gorosabel, Aritz, Zubeldia, Guridi, Oyarzabal y Bautista, entre otros. Y no serán los últimos porque sigue habiendo materia por abajo que pocos conocen mejor que Imanol.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos