Real Sociedad

La perspectiva de Anoeta enamora a los nuevos abonados

La gran mayoría de socios que se estrenarán la próxima temporada alaban el nuevo campo y la rapidez en el proceso de inscripción

Raúl Melero
RAÚL MELERO SAN SEBASTIÁN.

Sin descanso. Así ha estado en las últimas semanas la oficina que la Real Sociedad ha dispuesto en el centro comercial Arcco y se espera que siga igual hasta el viernes, día 22. Esa es la fecha en la que el club espera concluir el proceso de ubicación en Anoeta de los nuevos socios. El jueves fue el primer día de cita para los nuevos abonados y fueron 58. Al día siguiente, viernes, la cifra superó los 300. Visitas cada diez minutos, varias mesas llenas de ordenadores y de trabajadores realistas explicando qué lugares están libres, qué diferencia de precio hay entre una y otra zona y, en caso de querer una plaza en el fondo norte, dónde serían reubicados temporalmente la próxima temporada. Las preguntas habituales.

Seguidores de toda condición, edad y procedencia se han agolpado estos dos días en la oficina. A casi todos les ha impresionado lo distinto que se va a ver el fútbol desde el nuevo estadio, lo cerca que va a quedar el césped de la localidad y lo rápido que ha sido su proceso de inscripción. No siempre sale todo a pedir de boca, pero en la mayoría de los casos el trabajo ha sido aseado y pulcro. Como dicen muchos de los seguidores, solo queda ya hacerse con la camiseta, la bufanda y disfrutar de un campo donde los jugadores prometen hacer historia.

Mireia Berrocal y Cayo Sanz (Donostia) «Solo nos falta comprar la camiseta y animar»

Mireia y Cayo salen muy satisfechos de la elección que han hecho en el nuevo Anoeta. «No éramos socios y siempre nos llamaba la atención el ambiente que se generaba los días de partido. Alguna vez un amigo nos ha invitado para ver algún partido suelto y al final nos hemos decidido a hacernos socios los dos». Cayo, -hijo del cantante Loquillo- aunque nacido en Barcelona, lleva tiempo viviendo en la capital donostiarra y ha cambiado los colores blaugranas por los txuri-urdines. Ha sido bastante rápido todo, es muy sencillo, te dan cita y vienes», cuenta sobre el proceso de inscripción. «Además, hemos podido coger una localidad en el sitio que queríamos, en la grada familiar». Mireia apunta que «ahora solo nos queda comprar la nueva camiseta y a animar».

María Jesús Pedrosa (Lazkao) «La visión del campo parece espectacular»

«Llevaba años queriendo hacerme socia y nos hemos animado», explica María Jesús, quien acudió a la oficina de Arcco a tramitar su inscripción. «Tenía intención de ir a por una localidad, pero como ha venido mucha gente y no quedaba sitio donde me apetecía he tenido que cambiar la ubicación. Tenía la intención de ubicarme con gente conocida pero en el lugar donde pretendíamos no hay sitio. Teníamos mucha gente delante nuestro y no ha sido posible». Como a muchos seguidores txuri-urdines, la nueva visión del campo le deja boquiabierta. Como si en lugar de ser una remodelación fuera un campo nuevo. «La visión es espectacular», dice María Jesús. «Lo vamos a pasar en grande», pronostica.

Javier Bienzobas (Donostia) «Voy a poder estar con mis cinco amigos»

«He tenido la suerte de poder encontrar un sitio con mis compañeros de equipo. Ellos ya eran socios de antes, necesitábamos seis sitios porque yo era nuevo y felizmente nos vamos a poder sentar todos juntos». Es lo que cuenta Javier Bienzobas, un joven aficionado realista de 15 años que ha podido sacarse su tarjeta de socio para la próxima temporada. «Antes iba a partidos sueltos, pero me he decidido ya a hacerme socio. Bueno, los aitas me han ayudado un poco», dice entre risas este joven jugador que pertenece al Lengokoak. Su localidad estará en la grada familiar, ya que en la Aitor Zabaleta estaba todo copado, pero les reubicarán. «Es lo malo, que al estar en obras la grada del fondo norte, este año estaremos en otro lado y vamos a intentar estar todos juntos aunque nos han dicho que es un poco difícil».

Raúl Azabal (Donostia) «He cogido un sitio más caro pero estoy contento»

Tantos miles de personas que pasan por la oficina de la Real hace que cada uno tenga su pequeña intrahistoria en esta etapa de asignación de asientos a los nuevos socios. Es el caso de Raúl Azabal, joven nacido en Bidebieta. «He cogido un sitio un poco más caro de lo que era mi intención, pero estoy satisfecho con mi localidad», asegura. «Voy a estar en el fondo familiar porque no hay sitio en la Aitor Zabaleta, aunque estaré reubicado porque no se ha construido todavía». La visión 3D que presentan a cada socio de cómo se va a poder ver el campo desde su nueva localidad sigue encandilando a muchos. «Me encanta el fútbol y por supuesto la Real y me apetece sentir cómo vamos a ver el fútbol desde las gradas nuevas», relata.

Néstor Morales (Donostia) «Llevo años fuera y he vuelto a hacerme socio»

Néstor ha vuelto a sentir ese cosquilleo de enfundarse la bufanda blanquiazul cada quince días y por ello decidió sacarse el carné. «He estado viviendo muchos años fuera. Antes era socio y pensé en volver a hacerme y aquí estoy». No le costó mucho la decisión ya que estuvo apoyada en la remodelación del campo y la oportunidad de vivir una experiencia distinta con un Anoeta remozado. «Al abrirse el plazo ahora para nuevos abonados, me he animado a volver a apuntarme». Néstor cuenta los días para poder acudir a Anoeta y vivir una experiencia casi única. «Que el campo sea nuevo es un factor extra para haberme decidido. He estado fuera, pero siempre siguiendo a la Real». Además, como premio, la localidad que ha podido elegir es la deseada. «Voy a la tribuna este, cerca de la familia».

Fernando Soto (Donostia) «Ves el campo y te dan ganas de saltar a rematar»

Fernando ha sentido la presión de su hijo para acudir a las oficinas de la Real. Más o menos como los rivales que se enfrentaban a aquel Milán de Arrigo Sacchi. «Yo tenía muchas ganas de hacerme socio. La razón es que tengo un niño de seis años que me lo lleva demandando desde hace cinco y medio», bromea. La sonrisa con la que sale de la cita con los responsables de la Real denota su grado de felicidad. «Sí, estoy muy contento porque ya somos socios y además en el lugar que queríamos. La imagen que nos han mostrado del campo es una pasada. Dan ganas de saltar a rematar».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos