Pendientes de la final de Copa

Los jugadores de la Real se abrazan en grupos durante un ejercicio en Zubieta./LOBO ALTUNA
Los jugadores de la Real se abrazan en grupos durante un ejercicio en Zubieta. / LOBO ALTUNA

Si el Barça gana el título, el séptimo jugará las previas de la Europa League | En los últimos 20 años la media para lograrlo es de 56 puntos, lo que exigiría a Real y Eibar ganar cuatro de los cinco partidos que restan y empatar el otro Si el Barça gana el título, el séptimo jugará las previas de la Europa League

AXEL GUERRASAN SEBASTIÁN.

La final de Copa que disputan hoy el Barcelona y el Sevilla en el Wanda Metropolitano (21.30 horas) tendrá en vilo a otros cinco clubes y sus respectivas aficiones. Además del título que está en juego, se sabrá si el séptimo clasificado de la Liga -puesto que actualmente ocupan los hispalenses y al que aspiran Girona, Getafe, Celta, Real Sociedad y Eibar- jugará la temporada que viene las rondas previas de la Europa League.

Las cuentas son claras. Si el Barcelona gana la final, el séptimo de la Liga será el que consiga el billete europeo. Si el vencedor es el Sevilla, la séptima plaza no tendrá premio y aquellos que quieran disputar la competición continental la temporada que viene deberá alcanzar el en quinto o sexto lugar que actualmente ocupan Betis y Villarreal.

Los béticos tienen 55 puntos y los castellonenses 51. Con cinco jornadas por delante cuentan con una ventaja que va a resultar difícil de recuperar. El Sevilla (48) es el que más cerca está de ellos, seguidos del Girona (47), Getafe (45), Celta (44), Real Sociedad (43) y Eibar (43).

La campaña más barata para lograr el séptimo puesto fue la 15/16 (52) y la más cara, la 16/17 (63)

Con la calculadora en la mano, los dos equipos guipuzcoanos deberán hacer un final de temporada extraordinario para tener alguna opción de conseguir esa plaza europea, que tras las modificaciones que acordó la UEFA en marzo conducirá a tres previas veraniegas antes de la fase de grupos, y no dos como hasta ahora.

Desde la 97/98 cuando se empezó a dar tres puntos por victoria, deberían realizar una machada para alcanzar la séptima plaza ganando al menos cuatro de los cinco partidos que restan por jugar y empatar en el otro para alcanzar los 56 puntos que ha promediado el séptimo clasificado en las dos últimas décadas.

Real y Eibar tienen 43 puntos, por lo que necesitaría sumar 23 puntos para sumar 56 puntos y alcanzar la media de puntos que ha sido necesaria para entrar en Europa en los últimos veinte años. La temporada en la que la séptima plaza fue más barata fue la 15/16 gracias a los 52 puntos con los que finalizó la Liga el Sevilla. En cambio, la más cara fue la siguiente, la 16/17, en la que el Athletic necesitó sumar 63 puntos para alcanzarla.

Los diez puntos en cuatro jornadas que han logrado los blanquiazules les permiten soñar con un objetivo que se marcaron a principio de temporada y que hace apenas un mes daban por amortizado. Los resultados con Imanol en el banquillo han disparado el optimismo en el entorno txuri-urdin. Desde la llegada del técnico oriotarra los realistas han recortado cinco puntos su desventaja sobre la séptima plaza y más de uno empieza a temer que la Liga se les va a hacer corta.

A Real, Eibar y Getafe les restan dos jornadas en casa, mientras que a Sevilla, Girona y Celta, tres

Calendarios exigentes

La Real visita mañana a un Málaga que aunque el jueves consumó su descenso a Segunda en Anoeta fue capaz de ganar (0-2). Luego jugará el derbi ante el Athletic en Anoeta antes de medirse con el Sevilla en Sánchez Pizjuán en una jornada que puede resultar decisiva para las aspiraciones guipuzcoanas. Contra el Leganés, que está en tierra de nadie, jugará el último partido en Anoeta y cerrará la temporada en un Camp Nou en el que no puntúa desde la 94/95, aunque para entonces los culés podrían haber cantado ya el alirón.

En el bando armero ya es un éxito haber logrado la permanencia a cinco jornadas del final de la Liga y no pasar los apuros de años anteriores, pero un dulce no amarga a nadie aunque la temporada se le está haciendo especialmente larga. El calendario que le resta no es especialmente amable porque debe enfrentarse a cuatro equipos que le preceden en la clasificación -Getafe, Valencia, Girona y Atlético de Madrid-y contra Las Palmas.

Entre el resto de aspirantes a la séptima plaza, Sevilla, Girona y Celta contarán la ventaja de disputar tres encuentros ante sus respectivas aficiones, mientras que Getafe, Real y Eibar solo lo harán en dos. El conjunto gallego es el único que en las cinco últimas jornadas no tendrá enfrentamientos directos, mientras que Real y Sevilla tendrán uno -entre ellos - y Eibar, Girona y Getafe, dos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos