Real Sociedad

Zubeldia: «En pelota arriesgaba más que en fútbol, era un delantero decente»

Llegó con doce años a Zubieta hasta que debutó en Primera en Valencia el 13 de mayo del año pasado. «Ese día será tan importante como el de mi cumpleaños», dice

A.V. SAN SEBASTIÁN.

Iba para pelotari, «era un delantero decente», confiesa Zubeldia, pero con doce años fue reclutado por la Real. Hoy no tiene un callo en las palmas de sus manos que muestra orgulloso.

- ¿Cómo llegó a Zubieta?

- Llegué en categoría Infantil Txiki después de jugar un año, en alevines, con el Anaitasuna de mi pueblo. Compaginaba el fútbol con la pelota en Oteiza Pilota Elkartea y cuando me llamó la Real tuve que decantarme por el fútbol porque no llegaba a competir los fines de semana en los dos deportes. Fue una sorpresa que me llamara la Real. Me dio muchísima pena tener que dejar el Anaitasuna y la pelota.

- ¿Sigue la actualidad pelotazale?

- Sí. Jokin Altuna, Irribarria y Jaka, entre otros, son amigos. Jokin y yo coincidimos en los estudios de Magisterio deportivo online aunque a mí no me gustó y abandoné. Mi idea es empezar a estudiar inglés.

- Dicen en Azkoitia, un pueblo de grandes pelotaris, que se ha perdido uno por el camino. Llegó a jugar la final de Gipuzkoa alevín.

- Habrá que pensar que se ha ganado un futbolista. Recuerdo esa final. Tengo fotos de ese partido en Aduna en el que hice pareja con Lur Goenaga. Él era el zaguero. Nos entendíamos bien. Hoy seguimos en contacto, somos de la misma cuadrilla, y pasamos las tardes juntos en el local que tenemos varios amigos en Azkoitia. Él tampoco sigue con la pelota, juega a baloncesto.

- ¿Cómo era de delantero?

- Era diestro y quizás arriesgaba más que en el fútbol. En pelota el delantero tiene que acabar los tantos muchas veces y en el fútbol, en la posición en la que juego, un balón perdido puede acabar en gol encajado.

- ¿Qué recuerdos tiene de esos primeros años en Zubieta?

- Inmejorables. No olvidaré un partido en juveniles contra el Anaitasuna en el que jugaban varios de mi cuadrilla. Empatamos a uno en Zubieta y en el partido de vuelta tuve que aguantar algún vacile. Puedo decir que he recorrido todas las categorías hasta llegar al Sanse en mi tercer año juvenil. Estuve dos temporadas en el filial. Me costó habituarme a la categoría, pero acabé cogiendo el truco.

- Y fue Moyes el que le llamó para entrenarse con el primer equipo en la pretemporada de 2015.

- Me estaba entrenando con el Sanse y de repente me trasladan que voy a hacer la pretemporada con el primer equipo en Austria. Ese momento no lo olvidaré nunca. Me sentí raro. No debuté con Moyes pero siempre le estaré agradecido. Fue Eusebio el que me ha dado la oportunidad de debutar en Primera, en Valencia, el 13 de mayo de 2016. Ese día será siempre tan importante como el de mi cumpleaños. Ni en el mejor de los sueños hubiera imaginado llegar al primer equipo ocho años después de pisar Zubieta. Recuerdo que cuando nos entrenábamos en Z4, en el de hierba artificial, y veía a los jugadores del primer equipo en el campo contiguo me preguntaba 'cómo habrán hecho estos para llegar ahí...'. Puedo decir que fue en categoría juvenil cuando me llamaron de la selección de Euskadi cuando empecé a pensar en la posibilidad de alcanzar algún día el primer equipo, hasta entonces, nada de nada.

- ¿Por qué se decantó por el dorsal número cinco?

- Fue el propio Markel Bergara el que se me acercó un día y me dijo que le iba a hacer mucha ilusión que yo heredara el cinco. Yo le conteste que me hacía doble ilusión que me lo pidiera él. Es un referente para mí en todos los aspectos. Nos pudimos intercambiar las camisetas en el partido que jugamos en Getafe.

Fotos

Vídeos