Real Sociedad

242 minutos sin ver puerta

Los que no fueron titulares en Bilbao se ejercitaron con una sonrisa ayer en Zubieta, entre ellos el recuperado Kevin, entre Navas y Bautista./PEDRO MARTÍNEZ
Los que no fueron titulares en Bilbao se ejercitaron con una sonrisa ayer en Zubieta, entre ellos el recuperado Kevin, entre Navas y Bautista. / PEDRO MARTÍNEZ

El último tanto en jugada lo anotó Januzaj ante el Las Palmas en Anoeta hace cuatro jornadas y no sirvió para ganar

MIGUEL GONZÁLEZSAN SEBASTIÁN.

El empate en Bilbao dejó un sabor agridulce en el bando blanquiazul. Hubo aspectos positivos, tanto en el juego ofensivo como en el defensivo, pero la sensación tras el partido era que el Athletic se había escapado vivo. La Real fue mejor en líneas generales y buscó más la puerta contraria. Terminar un partido que va empate fuera de casa, con el cuadro local encerrado en su terreno, es algo que no suele ser habitual de ver. Y menos en uno de estos encuentros de rivalidad vecinal, en los que normalmente el conjunto de casa termina aprovechando el apoyo de los suyos para dominar posicionalmente al menos. Pero en el Barria el cuadro txuri-urdin demostró personalidad para ir de cara a por el encuentro, aunque le faltó acierto técnico en el último tercio del campo y de ahí que solo se trajese un punto de Bizkaia.

No se puede hablar de que la falta de puntería sea la que esté condenando a la Real en este tramo del campeonato, pero como visitante sí que es algo que le está penalizando en las últimas salidas.

Si contamos las cinco más recientes, desde aquella en la que ganó al Alavés por 0-2, ha sumado dos puntos de doce, una puntuación que no se corresponde con el juego que demostró sobre el campo. En Getafe, sin hacer un fútbol muy brillante, se adelantó por medio de Oyarzabal y dispuso de buenas opciones para hacer el segundo antes de que el conjunto azulón le diera la vuelta al marcador. En Girona, con un arranque de partido similar con aquel tanto de Willian José, los locales apenas se acercaron con peligro salvo en la acción del gol de Stuani, pero Januzaj y Oyarzabal no anduvieron nada certeros para apuntillar al contrario cuando tuvieron el gol en sus botas.

RACHAS CON EUSEBIO: TEMPORADA 15/16: 263 minutos sin marcar entre el gol de Vela al Getafe y el de Oyarzabal al Rayo, ambos en Anoeta

Diferente fue la historia en el Wanda, porque después de otro buen inicio en el que la Real se adelantó por 0-1, el Atlético tuvo buenas opciones antes de hacer sus goles, normalmente en acciones a la contra tras pérdidas blanquiazules en zona de creación. Con todo, el empate no hubiera resultado nada injusto, sobre todo cuando los de Eusebio lo acariciaron hasta el minuto 87, cuando llegó el tanto letal de Griezmann.

En Bilbao las oportunidades no fueron tan numerosas como otras veces, pero sí suficientes como para haber batido a Herrerín. Oyarzabal tuvo una muy buena ante el meta castreño, pero cruzó en exceso su remate. Un zurdazo de Illarramendi también salió rozando la base del palo y en el segunda parte Willian José se entretiene para recortar hacia adentro después de que un pase al espacio de Prieto le hubiera puesto en ventaja. Igual que un servicio de Zurutuza que no acertó a controlar Oyarzabal delante de Herrerín. El remate de Prieto en el 88 y el disparo de Januzaj al lateral de la red también fueron buenas opciones.

TEMPORADA 15/16: 257 minutos sin ver puerta desde el tanto de Reyes al Levante y el que anotó Markel en el Pizjuán

Cuarta peor racha de Eusebio

El caso es que la Real encadena ya 242 minutos en Liga sin ver puerta, desde que Willian José batiera de penalti a Oblak en el Wanda en el minuto 28. Para encontrar un tanto en jugada hay que remontarse a hace cuatro partidos, contra el Las Palmas en Anoeta, cuando Januzaj puso por delante a los suyos de tiro cruzado tras un centro de Odriozola desde la derecha en el 61 de aquel encuentro, lo que significa 299 sin batir al meta rival a balón corrido.

TEMPORADA 16/17: Desde el gol de Prieto en el Villamarín del 2-3 hasta el de Juanmi al Leganés pasaron 252 minutos

La presente es la cuarta peor racha sin marcar en Liga desde que llegó a Eusebio al banquillo de Anoeta. En la 15/16 los suyos estuvieron 263 minutos de sequía entre el gol de Vela al Getafe (1-2) en el minuto 19 de la jornada 34 hasta que Oyarzabal batió al Rayo Vallecano (2-1) en el 12 de aquel día tres partidos después. En medio se dieron dos partidos sin mojar en Villarreal (0-0) y ante el Real Madrid (0-1).

TEMPORADA 17/18: El último gol fue el de Willian José en el Wanda hace tres jornadas y lo consiguió de penalti

En marzo de 2016, dos meses antes, estuvo 257 minutos sin anotar, desde un gol de Diego Reyes al Levante (1-1) en la jornada 28 hasta el de Markel en el Pizjuán en la 31. Por el medio se dieron las derrotas en Balaídos (1-0) y ante el Las Palmas (0-1). En marzo de este año, en el curso 16/17, se quedó sin marcar en los derbis ante el Athletic (0-2) y Alavés (1-0). Entre el gol de Prieto al Betis en la jornada 26 y el de Juanmi contra el Leganés en la 29 transcurrieron 252 minutos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos