Real Sociedad

Y a todo esto, el último partido de la Real Sociedad en Anoeta

Por fin. Carlos Martínez y Xabi Prieto sonríen mientras se ejercitan ayer en Zubieta con el resto de sus compañeros. / LUSA
Por fin. Carlos Martínez y Xabi Prieto sonríen mientras se ejercitan ayer en Zubieta con el resto de sus compañeros. / LUSA

La Real Sociedad quiere ofrecer una última alegría a sus aficionados en esta irregular temporada

ÁLVARO VICENTE

La Real Sociedad pretende despedirse de su gente con una victoria hoy en Anoeta ante un Leganés que tampoco se juega nada. A ninguno de los dos les va a cambiar nada el resultado de esta tarde, pero si hay un equipo que está más obligado que el otro ese es la Real Sociedad por jugar en Anoeta y porque Xabi Prieto y Carlos Martínez no se merecen otra cosa que no sea ganar hoy.

El partido tiene pinta de bolo de verano porque esta semana se ha hablado de todo menos de que hoy a las 16.15 horas la Real Sociedad recibe a un equipo al que no consiguió ganar cuando le visitó en la primera semana de enero. En estas circunstancias son los jugadores los que tienen la palabra. A ellos les corresponde demostrar que todavía no han dado carpetazo a la temporada y que quieren luchar por un objetivo menor como acabar entre los diez primeros clasificados, y quizás terminar por encima del Eibar, lo que supondría ser el mejor equipo vasco de los cuatro participantes en la Liga. El partido de hoy es también la despedida del Estadio de Anoeta con su actual configuración. Anoeta tendrá 32.000 asientos en lugar de los 26.000 actuales cuando volvamos en la próxima Liga. La tribuna sur estará terminada y las tribunas laterales estarán aproximadas al césped.

Una alineación de garantías. La semana ha sido tan rara, la derrota en el Sánchez Pizjuán queda tan lejos, que cuesta saber con qué jugadores puede contar hoy Imanol. Hemos estado tan pendientes de si Carlos Martínez y Prieto iban a poder despedirse de corto que hemos pasado por alto cualquier incidencia que ha podido ocurrir entre semana en Zubieta. Hemos sabido que Zubeldia tiene una rotura de fibras y ya no va a poder jugar esta temporada, Januzaj ha pasado por una faringoamigdalitis aguda y tampoco ha entrado en la convocatoria, Aritz tiene unas molestias musculares y Agirretxe y Guridi siguen tratando de superar sus respectivas dolencias, al primero el tendón de Aquiles no le deja ejercitarse como le gustaría, y el segundo, arrastra una sobrecarga en el aductor de la cadera derecha. Sin esos cinco jugadores y sin Toño, a Imanol no le ha resultado difícil hacer la convocatoria.

Se presenta en Anoeta con los dieciocho que le quedan en la plantilla. Deberían ser más que suficientes para doblegar al Leganés. Lo normal es que Moyá siga en la portería; Odriozola, Llorente, Navas y De la Bella formarían la línea defensiva con Illarramendi por delante flanqueado en la sala de máquinas por Zurutuza y Pardo, con Oyarzabal, Canales y Willian José. El de hoy es el último partido de Carlos Martínez y Prieto en Anoeta, pero también puede ser para otros porque Canales, que acaba contrato, jugará en el Betis salvo sorpresa mayúscula. Y habrá que cruzar los dedos para que no sea el último de otros jugadores que forman la columna vertebral del equipo. Es también la despedida de Imanol en el banquillo del primer equipo por el momento.

Nueve victorias en Anoeta. La Real pone fin a una temporada en la que no ha conseguido ser todo lo sólido en Anoeta que se podía esperar. Los números dicen que sus derrotas no han sido muchas, seis en dieciocho partidos, cuando el Betis y Villarreal, por ejemplo, han perdido uno más en sus estadio y han logrado billete europeo; el problema es que a la Real Sociedad le han volado muchos puntos ante rivales de la zona media-baja. La Real ha ganado nueve partidos en Anoeta (Villarreal, Eibar, Sevilla, Deportivo, Levante, Alavés, Girona, Atlético y Athletic), ha empatado tres (Betis, Espanyol y Las Palmas) y ha perdido seis (Real Madrid, Valencia, Málaga, Barcelona, Celta, y Getafe). En total, 30 puntos que le hacen ser el duodécimo equipo de la Liga en su estadio. Ahí se le ha ido la posibilidad de estar más arriba y pelear por un puesto en Europa.

Los focos apuntan a Garitano. Uno de los alicientes de este partido está curiosamente en el banquillo rival. El bergarés Asier Garitano ha puesto fin a su etapa en el Leganés después de cinco temporadas y es uno de los candidatos para dirigir a la Real Sociedad en la próxima temporada. Como confesó ayer en estas mismas páginas, su deseo es dirigir a un equipo que compita entre los ocho primeros puestos de la Liga. Garitano sabe que sus jugadores llegan con la gasolina justa pero no quita para que siga siendo un equipo difícil de batir. Esta vez llega con la baja del extremo argentino Szymanowski, autor de un tanto el pasado curso en Anoeta, y que ya no pisará el césped en lo que resta de campaña. Además tres jugadores importantes como son Gabriel, Amrabat y Zaldua, cedido por la Real, se lo pierden por sanción.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos