Otro partido insuficiente

La Real Sociedad, que solo aparece tras el descanso, cede un empate frente a un equipo nada más que correoso

Pedro Soroeta
PEDRO SOROETA

Tampoco en Europa. Tampoco después de remontar un gol. Tampoco cuando llega al último minuto del descuento en ventaja. Tampoco ante un equipo poco más que correoso. No hay forma. Cuando no es una cosa, es otra, pero la Real no levanta cabeza. Ayer regaló medio tiempo de forma incomprensible y, aunque luego mejoró, no fue suficiente para, al menos, ganar el partido. Y eso que enfrente no tenía más que un equipo correoso, joven, bien plantado y poco más. Pero ahora mismo la Real está muy lejos de la victoria y ni siquiera fue capaz de mantener su mínima ventaja en el descuento. Y es que no puede ser. Creo que el Salzburgo solo remató una vez entre los tres palos en todo el partido. Y marcó dos goles. Uno, gracias a Rulli. Lo siento por él, pero su temporada no tiene nombre. Decían que le había venido muy bien el 'descanso' de Villarreal. Pues menos mal. Su error en el primer gol austríaco fue grosero. No sé qué le ha pasado al guardameta argentino, pero se ha venido abajo de una forma escandalosa. Nada que ver con la temporada pasada ni la anterior. Y así nos va. Porque un equipo con problemas en la portería empieza todos los más cerca de la derrota que de la victoria.

Claro que ese no es el único problema. Si solo fuera eso, que ya es bastante, estaríamos mejor. La Real no marcha y los 'inventos' no funcionan. ¿Ahora Xabi Prieto pegado a la banda izquierda?. Estoy cansado de ver a Canales llegar a la línea de fondo por la derecha y no poder centrar en condiciones. Ayer Oyarzabal tuvo que meter el balón en el área dos veces con el exterior de su pie izquierdo por eso de jugar a pierna cambiada, cuando estaba en buena posición para crear peligro. ¿De verdad que hay que jugar siempre con jugadores a pierna cambiada en las bandas?

¿Quieren más? La Real llevaba seis córners a favor sin hacer peligro. En el primero que lanzó el Salzburgo hizo gol. Gracias al regalo de Rulli, pero gol. Y no es ni la primera ni la segunda vez que ocurre.

Lo de la primera parte fue incomprensible. Los blanquiazules regalaron 45 minutos de una eliminatoria europea como si no les fuera la cosa. Y puede que en ese periodo dilapidaran muchas de sus opciones en esta eliminatoria. Luego reaccionaron, menos mal, a base de empuje, que es lo que debe quedar cuando te abandona el fútbol, pero empujaron. Primero empataron gracias a un bravo Odriozola y luego hasta se pusieron por delante.

Con el equipo más ordenado, presionando más, con al menos Januzaj jugando en su posición natural y Prieto no tan descolocado, la Real acorraló al Salzburgo durante veinte minutos. Lo aprovechó para ponerse en ventaja, pero luego, como tantas otras veces, no supo gestionar el partido. Una jugada hizo el equipo austríaco en todo el partido, la que le sirvió para confirmar, en el descuento, la endeblez defensiva del once de Eusebio, que encaja goles y a pares todos los días. Y encajando tantos goles las victorias siguen muy lejos. ¿Pasar la eliminatoria? La Real es mucho mejor que el Salzburgo, aunque ayer solo lo demostró durante media hora, pero el partido importante, el que hay que ganar es el del domingo frente al Levante. Y no será fácil...

Noticias relacionadas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos