Real Sociedad

Ovación a Pardo tras 63 minutos de la repera

Capitán. Pardo fue el capitán de la Real en el encuentro contra el Girona y cuajó un buen partido./ARIZMENDI
Capitán. Pardo fue el capitán de la Real en el encuentro contra el Girona y cuajó un buen partido. / ARIZMENDI

El jugador de la Real Sociedad vuelve a tener minutos después de 130 días condenado al ostracismo por Eusebio

BORJA OLAZABAL

Es uno de los jugadores que más debates ha provocado entre los seguidores de la Real Sociedad. Marcado desde su salto al primer equipo porque venía a ser el sustituto de Xabi Alonso, el propio Rubén Pardo ha dicho en más de una ocasión que esa comparación le «hizo daño».

No hay duda de que Pardo es un futbolista con gran talento. Un trato de balón exquisito. Pero para jugar en Primera hace falta más. Como siempre se ha dicho, es más fácil llegar que consolidarse. Pardo no lo ha tenido fácil en la Real Sociedad. Por las comparaciones, por la poca confianza que han depositado en él los entrenadores. Sobre todo, Eusebio.

El de La Seca le tenía puesta la cruz al centrocampista, que la temporada pasada tuvo que salir cedido y que esta campaña solo había disputado 23 minutos en la Liga. También jugó en la Europa League, contra el Verdar y el Zenit, y en la fatídica eliminatoria copera ante el Lleida.

Precisamente ante los ilerdenses tuvo su última oportunidad, en el mes de noviembre. Ha tenido que haber cambio de entrenador en la Real Sociedad para volver a ver al riojano. Entró en la convocatoria para el derbi de Ipurua y ayer, tras 130 días de ostracismo, Imanol le puso de titular y le dio el brazalete de capitán. Casi nada.

A Rubén Pardo no le pudo la presión. No le pudo reaparecer en Anoeta. No le pudo jugar en un partido en el que la Real necesitaba ganar. ¿Y si fallaba en su primer pase? ¿Y si no entraba en contacto con la pelota? ¿Y si no era sólido?

Rubén Pardo

Pases buenos
20
Pases fallados
7
Asistencias
1
Faltas cometidas
1
Balones recuperados
6
Balones perdidos
8
Despejes
1

Pues bien. La primera bola la tocó a los treinta segundos. Buen pase para iniciar el juego. A los tres minutos tuvo que actuar en defensa, y despejó sin contemplaciones. Estuvo cómodo y jugó como si lo llevara haciendo toda la temporada.

Imanol acertó al no dejarlo solo en el centro del campo. Estar al lado de Zubeldia le dio al jugador de la Real Sociedad libertad para moverse con menos preocupaciones y hacer lo que mejor saber, hacer jugar al resto de sus compañeros.

El de Rincón de Soto necesitaba un encuentro como el de ayer. Necesitaba reencontrarse con su juego y con su afición, a la que le brindó una asistencia de esas que sabemos que tiene y que tan pocas veces hemos visto. Pardo recibió el balón cerca del área. Miró a la izquierda para abrir a banda, pero cambió de idea. Paró el tiempo para ver lo que hacía Januzaj y le filtró un preciso pase para dejarlo solo ante el portero. Fue el 2-0. En el 63 cedió su puesto a Zurutuza. Se fue ovacionado. Su actuación fue la repera.

Apoyo de los suyos

Y por si lo que había pasado en el verde era poco, sus compañeros le mostraron su cariño en redes sociales. Rulli le dedicó un «merecido, amigo», con la foto de la camiseta del '14' y el brazalete.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos