Real Sociedad

Oyarzabal, welkom bij Holland

Los realistas se fotografiaron juntos cuando llegaron al hotel y después se entrenaron, con Vela ya sudando la camiseta. / FOTOS MIGUEL GONZÁLEZ

El internacional sub-21 se unió ayer al equipo tras las vacaciones al igual que Odriozola y Carlos Vela. El eibarrés, que ha desconectado del fútbol las tres últimas semanas, se muestra ilusionado ante el reto de jugar con la Real en Europa

MIGUEL GONZÁLEZERMELO

Holanda recibió a la Real con un tímido sol y temperatura fresquita, con algún grado por encima de los quince. La recepcionista del hotel ya nos advirtió nada más llegar que «el tiempo aquí es horrible». Tampoco se crea que de donde venimos es mucho mejor, pensé. Porque el diluvio que caía sobre Biarritz cuando los realistas despegaron era de traca. Pero estas condiciones meteorológicas tan particulares son unas de las razones por las que muchos equipos profesionales se desplazan hasta aquí para ultimar su puesta a punto de cara a la competición. Y los entrenadores lo agradecen, porque los campos se encuentran rápidos y los jugadores pueden exprimirse sin temor al ahogo de las altas temperaturas.

Desde luego, la llegada a Ermelo no tuvo nada que ver con la de hace tres años, cuando los realistas pusieron pie por primera vez por estas tierras. Entonces el sol y el calor les acompañaron durante toda la estancia y la dureza del terreno de juego fue un grave contratiempo. Txema Lumbreras, entonces segundo entrenador, y Roberto Navajas, que era el de porteros, tenían que estar cada poco tiempo regando el césped con una rudimentaria manguera, e incluso algunos jugadores hacían el calentamiento en la bicicleta para evitar sobrecargas en una superficie tan adversa. Qué diferencia con la velocidad con la que corría el balón en el entrenamiento vespertino de ayer en Harderwijk. Y no se espera que en los próximos días la situación vaya a variar.

Así fue el viaje

Zubieta
Los jugadores estaban citados a las 9.00 para salir en autobús hacia Biarritz.
Retraso en la salida
El tráfico aéreo que soporta la terminal biarrota hizo que el vuelo despegara con retraso a las 11.30 horas..
Llegada a las tres
Una hora y media después el chárter aterrizó en Amsterdam y a las tres la expedición llegó al hotel. El entrenamiento se retrasó una hora, hasta las seis y media de la tarde.

El viaje de la expedición txuri urdin hasta Holanda se produjo con retraso. Los jugadores estaban citados a las nueve de la mañana en Zubieta para desplazarse en autobús hasta el aeropuerto de Biarritz, punto de partida habitual de los viajes en chárter de los blanquiazules al darles este aeródromo la posibilidad de llegar en el bus hasta la misma pista evitándose los trámites de la terminal. Sin embargo, el despegue previsto para las once ocurrió con media hora de retraso, lo que provocó que la Real arribara a su cuartel general, instalado en el Hotel Golden Tulip Heerlickheijd Van Ermelo, a las tres de la tarde. El aeropuerto de Amsterdam distaba una hora por carretera del destino.

Entre los expedicionarios, la atención se concentró en la incorporación al grupo de los internacionales Carlos Vela, Odriozola y Oyarzabal después de que tuvieran que alargar la temporada hasta finales de junio por los compromisos de sus selecciones. Dado que con los dos primeros no se puede hablar, fue el eibarrés el que dio a conocer sus sensaciones en el primer día de curso. «Llego con muchas ganas de unirme al equipo. En estas tres semanas me ha dado tiempo a descansar y a cargar las pilas, y ya estoy deseando empezar una temporada que se presenta ilusionante».

Sus vacaciones comenzaron el día 2, ya que no fue hasta la víspera cuando llegó a Madrid tras la disputa del Europeo sub-21 en Polonia. Una semana fuera con la novia y otra con los amigos le han ayudado a volver con la cabeza despejada. «Fue una pena la derrota en la final ante Alemania, porque nos quedó un sabor agridulce. Pero la valoración del campeonato es buena. Era sub-21, pero con el nivel de los jugadores que tenemos podría ser la selección absoluta de cualquier país tranquilamente. Ha sido un privilegio compartir un mes con esos jugadorazos y he aprendido mucho».

Elogios a Januzaj

Ahora su pensamiento se centra en brillar en su tercera temporada en el primer equipo. «Quiero dar un paso adelante. Estoy muy ilusionado porque hay un reto bonito al estar presentes en tres competiciones. Tengo ganas de hacer las cosas bien y para ello lo primero es ponerme a punto en este mes para empezar fuerte el campeonato».

Se le nota que el hecho de jugar en Europa es un aliciente especial. «Me ilusiona mucho. Hay equipo para plantar cara a cualquiera y haremos lo posible para que todo vaya bien».

Hasta el momento su nombre no ha aparecido ligado a los clásicos rumores del verano, lo que le hace estar tranquilo. «El año pasado hasta Holanda tampoco hubo nada y mira luego -en referencia al intento de fichaje del Athletic-. Esto va por barrios y cuando no le toca a un jugador, le toca a otro. Cuando se habla de alguien es por algo y es señal de que las cosas se han hecho bien en la última temporada».

En Biarritz, Januzaj cuajó una buena actuación de extremo izquierdo, el puesto de Oyarzabal, pero este no se inmuta. «La competencia es buena para el equipo porque eso hace que el nivel aumente. Es una buena incorporación. Le había visto varios partidos en el Manchester United antes de ir al Sunderland y me gustó. Es un jugador que nos puede dar mucho en la fase ofensiva y estamos encantados con su llegada».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos