Real Sociedad

Oyarzabal salta a escena como actor principal

Regreso. Oyarzabal pelea un balón aéreo al valencianista Gayà. / JOSÉ MARI LÓPEZ

El extremo eibarrés asistió y marcó su primer gol en Liga tras recuperarse de la lesión que sufrió en el tobillo

IMANOL LIZASOAIN

Como muchos amantes del cine que estos días esperan ansiosos a las estrellas del Zinemaldia en la alfombra roja del Kursaal, ayer la parroquia txuri-urdin también ardía en deseos por ver de nuevo a uno de sus mejores jugadores sobre el verde de Anoeta

Desde la victoria por tres goles a cero frente al Villarreal, Oyarzabal no ha sido de la partida en los tres choques ligueros que los blanquiazules han disputado. No estuvo contra el Deportivo, tampoco ante el Real Madrid y no llegó por los pelos al choque del pasado jueves ante el Levante. También se perdió el debut realista en Europa League ante el Rosenborg. Sufrió un esguince en su tobillo derecho con la selección sub 21 y desde entonces se ha perdido un total de cuatro partidos.

El seguimiento

Asistencias
1
Tiros a puerta
1
Pases buenos
28
Pases malos
7
Balones recuperados
1
Regates completados
5
Regates fallados
3

Ayer los focos le buscaban y la grada volvió a corear su nombre. Era uno de los actores principales en el filme que dispusieron Marcelino y Eusebio sobre el siempre bien cuidado césped de Anoeta. El villano al que ayer debía hacer frente era José Luis Gaya, compañero de Oyarzabal en las categorías inferiores de la selección.

Más información

En una primera parte en la que la chispa y las subidas por banda las pusieron los dos laterales, Oyarzabal se centró en asistir a sus compañeros con ese guante que atesora en su pie izquierdo. No hay más que ver el caramelo que le puso a Aritz en el primer gol txuri-urdin. Una parábola perfecta, de esas en las que el balón vuela de fuera hacia adentro. Impecable. También pudo cerrar la primera parte con un gol de falta, pero su disparo, seco y duro, fue despejado por Jaume. Buen primer acto delel extremo eibartarra.

La segunda parte de la función no arrancó de la mejor manera posible. Nacho Vidal adelantó al conjunto ché y la escuadra txuri-urdin tuvo que ponerse de nuevo el mono de trabajo para tratar de voltear el resultado. Por suerte, en una jugada aislada y sin apenas peligro, Kevin Rodrigues peleó y logró hacerse con el esférico en banda. Si antes hablábamos de las innumerables subidas de los laterales, el segundo gol es una buena prueba de ello. El '18' realista confió en el sacrificio de Kevin y espero su pase en la frontal del área. Le bastó con un control para sacarse un latigazo y batir a Jaume por bajo. Imposible para el guardameta visitante. El balón entró pegado a la cepa del palo izquierdo de la portería.

El partido entró en un inesperado tercer acto tras la expulsión de Zubeldia. La Real sufrió para crear peligro con uno menos sobre el campo, aunque el pundonor de Oyarzabal en el terreno de juego no se lo quitó nadie. Busco el regate y el disparo siempre que pudo. Por desgracia, el partido no tuvo un final feliz. De nuevo.

Fotos

Vídeos