Real Sociedad

Mikel Oyarzabal: «Está difícil alcanzar la séptima plaza pero la vamos a pelear hasta el final»

Oyarzabal posa en las instalaciones de Zubieta./LOBO ALTUNA
Oyarzabal posa en las instalaciones de Zubieta. / LOBO ALTUNA
Mikel Oyarzabal, atacante de la Real Sociedad

Tras el derbi ganado por la Real Sociedad ante el Athletic, Oyarzabal apuesta por seguir con la misma actitud: «La gente quiere que defendamos el escudo por encima de todo, que lo intentemos aunque a veces no salga»

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTE

Protagonista en la resurrección de la Real Sociedad al haber marcado cuatro goles en los seis partidos que ha dirigido Imanol, Mikel Oyarzabal (Eibar, 1997) confiesa que el derbi del sábado es «el más emotivo» que ha vivido desde que es jugador en Primera «por haber marcado, ayudar al equipo a ganar y sobre todo por lo felices que estaban los aficionados». Pero ya mira al siguiente partido: «Vamos a ver si ganamos en Sevilla y después ya miraremos la clasificación».

- En la celebración de su gol al Athletic, el segundo de la tarde, le decía a Januzaj 'Es tuyo, es tuyo...'

- Es que la jugada fue suya. Me puso el gol en bandeja y aproveché la asistencia que me dio. Solo tuve que poner el interior del pie izquierdo para rematar una excelente conducción suya.

«¿Fichar por el Athletic? Yo estoy donde quiero estar, estoy contento aquí»

- Fue su primer gol en un derbi y lo celebró señalándose el escudo.

- Es un gol diferente en un partido diferente, pero lo que cuenta es que sirvió para ganar y porque pudimos hacer feliz a muchos aficionados.

- ¿Ha sido el mejor derbi en su carrera profesional en Primera?

- Sí, y el más emotivo. Ganar un derbi como lo hicimos y ver cómo disfrutaba el aficionado es algo muy especial para nosotros. El público de la Real reaccionó de una forma impecable, nos llevó en volandas, y solo le podemos estar agradecidos. Fue un día muy bonito y feliz para todos porque conseguimos una victoria en un partido importante, y además pude ayudar con un gol.

- ¿El resultado fue justo?

- Estuvimos por encima de ellos durante gran parte del partido. Es cierto que tuvieron mala fortuna al encajar dos goles en propia puerta, pero la victoria es justa porque la Real estuvo mejor. Ganar el derbi es un chute de autoestima y confianza para todos. No hay muchos partidos como este al cabo de la temporada y hay que disfrutarlos al máximo.

- ¿Se les pasó por la cabeza la posibilidad de ir a por el 5-0 cuando el Athletic estaba grogui antes del descanso?

- Sí. Teníamos claro que era el momento de hacerles daño, estaban tocados con el segundo gol, sabíamos que debíamos apretar, aprovechar las oportunidades que tuviéramos porque sabíamos que de no sentenciar se nos podía complicar el partido. Tuvimos la suerte de hacer el tercero en los primeros minutos del segundo tiempo y ahí ya pudimos estar más tranquilos.

- ¿Los goles son rachas? Se lo pregunto porque empezó la Liga marcando, luego pasó tres meses de sequía y ahora ha vuelto a ver portería. Ya suma once en la Liga.

- El fútbol son rachas y los goles, también. Por eso hay que aprovechar las situaciones positivas al máximo y tratar de prorrogarlas, porque seguro que habrá momentos en los que no vea puerta.

- Usted ya ha pasado por ese trance de no marcar en varias semanas...

- El año pasado vi la otra cara. También hay que vivirla para aprender y hoy puedo decir que seguro soy mejor jugador que entonces. Es en los momentos malos cuando más se aprende. Como siempre digo, si no hay esfuerzo y trabajo el resto no llega, y en este caso yo sabía que antes o después los goles iban a llegar si seguía insistiendo. Ahora mismo estoy con confianza, viendo puerta con facilidad, me siento bien y así siempre es más fácil.

- ¿Tuvieron oportunidad de hablar con Iñigo Martínez fuera de los focos?

- Sí. Estuvimos hablando con él. Iñigo sabe lo que sentimos por él, es un compañero y un amigo, y nuestra amistad va a seguir existiendo a pesar de la decisión que ha tomado. Verle con la camiseta del Athletic es una sensación diferente. Tenerle enfrente cuando hasta hace nada estaba con nosotros en el vestuario se hace raro, pero, insisto, ha sido un compañero, hemos vivido muchas cosas con él y el cariño existe. El fútbol es así y nunca se sabe las vueltas que puede dar.

- Pero a usted ni se le pasa por la cabeza, supongo...

- Yo estoy donde quiero estar, estoy contento aquí.

- ¿Por qué a cada patinazo como el protagonizado en La Rosaleda la Real Sociedad responde con una buena actuación?

- Ante lo ocurrido en el pasado poco se puede hacer. Hay que intentar mirar al futuro.

- Pero es que se repite, a cada tropiezo...

- Buff, no sé. Nosotros jugamos cada partido con las mismas ganas, intentamos hacer lo mejor posible en cada partido y cuando las cosas no salen bien en uno intentamos darle la vuelta a la situación en el siguiente para que las cosas vayan bien.

- ¿Ven en el vestuario posibilidades de lograr el séptimo puesto?

- Primero hay que pelear por ganar el partido del viernes. Es una nueva final. Nos quedan tres. Vamos partido a partido. La experiencia nos dice que no podemos pensar más allá porque cuando lo hemos hecho las cosas no nos han salido como esperábamos. Ponerse objetivos a largo plazo no nos ha ido bien e insisto en que es mejor pensar en el siguiente partido y nada más. Iremos al Sánchez Pizjuán a por la victoria.

- ¿Se les pasa por la cabeza volver a conseguir la plaza en Europa?

- ¿Dónde hay que firmar? Vamos a pelearlo. Sabemos que está difícil, pero este club, este escudo y sus aficionados se merecen que peleemos hasta el último minuto del último partido para aprovechar cualquier mínima oportunidad que pueda haber. Sabemos que el séptimo puesto son tres previas, que hay que empezar a entrenar en verano antes que el resto de equipos, pero es lo que queremos. El objetivo es acabar bien la temporada y a partir de ahí veremos dónde estamos.

- ¿Cómo puede responder el Sevilla al cambio de entrenador?

- No lo sé. Desde la distancia es difícil opinar. Nosotros tenemos que centrarnos en lo nuestro, en tratar de preparar el partido lo mejor posible, hacer bien las cosas y si lo hacemos, tendremos más posibilidades de que salga a nuestro favor.

- No hace mucho, en la temporada 2015/16, la Real ganó a un Sevilla que por aquel entonces sumaba 17 victorias seguidas entre Liga y Liga de Campeones.

- Insisto en que nos tiene que preocupar nuestro equipo. Nos está yendo bien y no vamos a cambiar. La visita al Sánchez Pizjuán es un partido importantísimo y vamos a tratar de ganar.

- Dice Imanol que el equipo es siempre el que tiene que dar el primer paso para enganchar al público y es lo que están consiguiendo. ¿El aficionado también lo ha entendido así?

- Probablemente. La gente quiere que defendamos el escudo por encima de todo, lo intentamos siempre aunque a veces no nos salga, pero vamos a seguir intentándolo. Hemos estado unidos, nos han apoyado cuando lo hemos necesitado y creo que eso es muy importante para nosotros también.

- Mire que si lo consiguen...

- Cuando las cosas salen bien y ves disfrutar a la gente como ante el Athletic no hay nada más maravilloso. En el césped se palpa que la gente está con nosotros, está enchufada y se lo agradecemos porque no ha sido un año fácil. Todos queríamos que las cosas nos fueran mejor a todos, no ha podido ser hasta ahora, pero en tres jornadas todo puede pasar. El equipo lo va a intentar. Estamos con confianza. ¿Por qué no?

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos