Real Sociedad

Los hombres de Olabe en la Real Sociedad

Olabe y Real Sociedad
Roberto Olabe, director de fútbol de la Real Socidad, en un momento de la rueda de prensa que ofreció el pasado viernes en el estadio de Anoeta. / LUSA

Erik Bretos gana peso en la Real Sociedad, Javi Pérez pierde atribuciones y Alberto Iturralde es despedido

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZ

Roberto Olabe ya se ha puesto manos a la obra para remodelar la estructura deportiva de Zubieta, tanto en lo que concierne a la composición de la secretaría técnica como al cuerpo técnico del primer equipo de la Real Sociedad, en el que habrá cambios significativos para la próxima temporada.

Empezando por la secretaría técnica, el primer movimiento importante es el ascenso de Erik Bretos, que pasa a ser la mano derecha del director de fútbol, Roberto Olabe, y hombre de confianza del Consejo de Administración en Zubieta. Donostiarra de 28 años, fue fichado en 2013 del Eibar, donde trabajaba en la secretaría técnica dirigida por Fran Garagarza como coordinador del fútbol base. En la Real empezó realizando la misma labor en las categorías inferiores, comenzando como ojeador y captador en la zona de Donostia.

Su excelente dominio del inglés le hizo saltar al primer plano con la llegada de Moyes en noviembre de 2014, al convertirse en su sombra. El club necesitaba un traductor de confianza que conociera los entresijos de la casa para hacer llegar el mensaje del escocés al vestuario y cumplía el perfil idóneo para desempeñar esa función. Volvió a la secretaría técnica con la llegada de Eusebio pero desempeñando unas funciones más importantes que las que tenía cuando Moyes le reclutó a su lado. Esa destreza con el inglés le ha hecho participar en muchas de las operaciones que ha realizado el club en los dos últimos años.

Los nombres propios

Erik Bretos (secretaría técnica):
Donostiarra de 28 años, es el nuevo hombre fuerte de la secretaría técnica y mano derecha de Olabe. Llegó a la Real Sociedad procedente del Eibar hace cinco años y saltó a la palestra al convertirse en el traductor de Moyes.
Javi Pérez (secretario técnico):
El de Soraluze (1960) llegó hace nueve años a la Real procedente del Eibar, donde destacó por su ojo clínico en la captación de jugadores. Seguirá un año pero con sus funciones recortadas.
Alberto Iturralde (ojeador en ligas europeas):
Fue la voz en off de Lasarte en el ascenso a Primera. Natural de Astigarraga (1968), ingresó en la Real en 2006 como ayudante de José Ramón Eizmendi en el Sanse. Hizo campeón al juvenil y fue nombrado segundo entrenador de Lasarte.

Ahora, tras la salida de Loren de la dirección deportiva en marzo pasado, Roberto Olabe se sitúa en lo más alto del organigrama deportivo de la Real Sociedad, con Erik Bretos como mano derecha. El primer sacrificado de este movimiento es Javi Pérez, que va a tener menos atribuciones que hasta ahora, ya que el hombre de confianza de Loren continuará trabajando en el departamento pero como ojeador en lugar de como secretario técnico.

Javi Pérez (Soraluze, 1960) solía viajar a Sudámerica para seguir en directo partidos de las ligas brasileña y argentina, principalmente, además de campeonatos de selecciones inferiores como Mundiales o Sudamericanos. Tiene contrato como secretario técnico hasta 2019 pero Olabe se reunió con él hace unas semanas para proponerle estirárselo hasta 2021 a cambio de reducirle el sueldo a la mitad. De no aceptar sus días en el club estarían contados. Al final, parece que cumplirá el año que le resta de contrato pero con un recorte en sus atribuciones, que de facto ya no serán las de secretario técnico.

La llegada de Javi Pérez a la Real Sociedad se produjo en verano de 2009 y fue una de las primeras medidas de Aperribay para reforzar la dirección deportiva que pasó a encabezar Lorenzo Juarros. Vino avalado por su excelente trabajo en los nueve años que estuvo en el Eibar, donde se hizo con jugadores competitivos a pesar de contar con el presupuesto más bajo de la categoría. Joseba Llorente, Kike Mateo, Almunia, David Silva o Iraizoz fueron algunos de los futbolistas que se dieron a conocer en el conjunto armero, lo que respaldó su trabajo al frente del departamento técnico armero.

Quien no sigue es Alberto Iturralde (Astigarraga, 1968), con una trayectoria de doce años en el club. Llegó en la 06/07 como ayudante de José Ramón Eizmendi en el Sanse y el curso siguiente se hizo cargo del juvenil para convertirlo en campeón con aquella generación de los Illarramendi, Eizmendi, Ros y compañía. Alberto Iturralde salió del club por unos meses con la llegada de Badiola pero después lo recuperó Loren para ser el segundo entrenador de Martín Lasarte en la temporada del ascenso en 2010 y en la de la permanencia en 2011. El club quería a alguien de la casa para arropar al uruguayo y cumplió su trabajo a la perfección en un momento de máxima dificultad para la entidad.

No pudo continuar en el primer equipo en 2011 cuando vino Philippe Montanier porque lo hizo acompañado de su segundo, Michel Troin, por lo que ingresó en la secretaría técnica para realizar labores de 'scouting' recabando informes de los rivales durante cinco años. En las dos últimas campañas ha trabajado como ojeador siguiendo sobre el terreno distintas ligas, principalmente europeas. Olabe le comunicó hace un mes que no encaja en los planes de reestructuración del departamento que está llevando a cabo y que queda fuera del club.

Vuelta al trabajo

Incorporaciones en la secretería técnica

La intención del nuevo director de fútbol es la de realizar dos o tres incorporaciones de confianza en la secretaría técnica, ya que considera que ahora mismo el número de efectivos de que dispone es insuficiente para responder con éxito a las necesidades que demanda el fútbol actual. Además de las personas citadas anteriormente, hay tres más trabajando en el departamento.

Eric Olhats (Baiona, 1962), el descubridor de Griezmann, se encarga de peinar el fútbol francés, tanto en sus categorías profesionales como formativas, aunque actualmente está más centrado en seguir a jugadores de entre 16 y 18 años. El fichaje en 2015 de Kevin Rodrigues para el Sanse también fue suyo y hoy, tres años después, además de haber jugado en Primera también ha debutado con la selección absoluta de Portugal.

Iñaki Satrustegi, entrenador durante muchos años del cadete txuri-urdin, ha realizado esta campaña labores de ojeador, bien mediante visionado de vídeos en Zubieta durante la semana bien viajando por Europa los fines de semana para realizar seguimiento de futbolistas en directo. Por último, Iñigo Caminaur (Donostia, 1987) desempeña funciones similares a las de Olhats en lo que respecta al seguimiento de futbolistas juveniles, aunque en su caso lo hace a este lado de los Pirineos observando a jugadores interesantes que militan en las categorías inferiores de otros clubes.

Secretaría técnica al margen, tampoco está clara la continuidad de Alfonso Azurza, quien fuera director de metodología de Zubieta y que desempeña dentro del club las funciones de readaptador físico del primer equipo, entre otras.

Cambios en el cuerpo técnico

También sufrirá una modificación importante el cuerpo técnico que tendrá a su cargo Asier Garitano en la Real Sociedad, del que ya se conoce a su segundo integrante, el preparador físico Miguel Pérez, a quien se lo trae del Leganés después de haber vivido un lustro glorioso en el conjunto pepinero. Hicieron juntos el camino de Segunda B a Primera División y ahora volverán a coincidir en esta nueva aventura en la Real. Para Garitano era importante contar cerca con una persona de su confianza.

Olabe confirmó a Miguel Pérez como nuevo preparador físico, lo que deja en el alero la continuidad de Gerardo Izaguirre (Arrasate, 1966), al que se trajo Eusebio en noviembre de 2015. Tiene un año más de contrato por delante y hay dos opciones: que no siga o que lo haga desempeñando unas funciones diferentes.

Atar al segundo entrenador, y hombre más próximo a Asier Garitano, es una de las prioridades del director de fútbol. El candidato que le gustaría a Olabe es Rubén de la Barrera (A Coruña, 1985), un joven técnico de mucha proyección que ha llevado a la Cultural Leonesa a Segunda División y que ahora lucha por mantenerla. La Academia Aspire, de la que fue director Olabe hasta hace un año, es la propietaria de dicho club y fue el vitoriano el que le colocó como entrenador en León hace dos temporadas tras su paso por el Guijuelo y después de valorar su filosofía, visión moderna del juego y capacidad para transmitir a los jugadores. No hay que olvidar que la escuela de Catar compró a la Leonesa para foguear en Europa a las jóvenes promesas del país de cara a afrontar con garantías la disputa del Mundial 2022 que se jugará allí.

En lo que respecta al entrenador de porteros de las tres últimas temporadas, Jon Alemán, todo apunta a que será relevado. Se hizo cargo de esas funciones después de la salida de Roberto Navajas en verano de 2015, ya que David Moyes no acabó de cerrar a la persona que quería para el puesto. Lo hizo de forma provisional para unas semanas pero tras la marcha del escocés continuó realizando esas labores.

Más sobre la Real

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos