Las obras de remodelación, «en plazo» y acabadas para agosto de 2019

Aspecto que ofrece el Estadio de Anoeta desde la zona del velódromo con el fondo sur derribado, ayer por la mañana./UNANUE
Aspecto que ofrece el Estadio de Anoeta desde la zona del velódromo con el fondo sur derribado, ayer por la mañana. / UNANUE

El lunes se inicia una nueva fase: la excavación en el fondo sur en el que se construirá el parking subterráneo

A.V.SAN SEBASTIÁN.

El lunes que viene arrancará una nueva fase de las obras de remodelación del Estadio de Anoeta al iniciarse los trabajos de excavación en el fondo sur, hoy en obras tras derribarse la tribuna más próxima al velódromo. «Es el próximo hito en unos trabajos que no tienen vuelta atrás. Las obras avanzan en plazo», se congratuló el presidente Aperribay tras años y años pendientes de los tribunales y de cómo lograr la financiación de las obras. El campo estará listo para agosto de 2019, con lo que la Real podrá empezar la Liga 2019/20 en su nueva casa terminada. Se renovará todo menos las gradas superiores de los laterales.

En ese hueco que se empezará a abrir el lunes en el fondo sur se construirá una de las dos zonas de aparcamiento bajo techo de que dispondrá el nuevo Anoeta. El otro parking subterráneo, en el que estacionarán los autobuses de los equipos y personal de servicios que cubren los partidos, estará ubicado en el fondo opuesto.

CRONOGRAMA OBRAS

Tribuna sur
Estará acabada para finales de mayo de 2018. Se procederá al izado de la cercha para la sujeción de la cubierta.
Terreno de juego
Entre mayo y agosto de 2018, cuando no hay competición, se bajará la cota del terreno de juego y se acercarán las tribunas bajas al césped por encima de las pistas de atletismo.
Tribuna norte
Con tres cuartas partes del estadio remodelado, se procederá al derribo y construcción de la tribuna norte desde septiembre de 2018 a agosto de 2019. El nuevo campo será una realidad.

El cronograma de obra establece que para finales de mayo se habrá levantado la nueva grada del fondo sur y también estarán listos los cuatro pilares para el apoyo de la cercha de sujeción de la cubierta de ese fondo. En paralelo a la construcción de la tribuna sur, a finales de enero, terminará la construcción de los otros cuatro pilares del fondo norte.

En torno a enero-febrero de 2018, en apenas tres meses, en paralelo a la construcción de la tribuna sur se iniciarán sobre la pista de atletismo los trabajos previos de cimentación y pilotaje de la tribuna lateral baja y será a finales de mayo de 2018 cuando se ejecute uno de los momentos más delicados de la obra: el del izado de la cercha para la sujeción de la cubierta en el fondo sur. El presidente recordó que el montaje de la cercha se hace fuera del estadio y luego se alza a su ubicación definitiva.

En la primavera de 2018, una vez que acabe la competición de Liga, se iniciará una de las partes de la obra que no permite despiste alguno, ni tampoco dilación, como es la excavación para bajar la cota del terreno de juego. En agosto deberá estar terminado para que el equipo pueda arrancar la competición. En este periodo también se realizará la ampliación, rectificación y aproximación de las tribunas laterales bajas hacia el terreno de juego hasta una distancia desde la primera fila al césped de 8,5 metros. Se elevarán las cerchas en este periodo sin competición y será entonces cuando ya esté completada la cubierta.

En septiembre de 2018 el fondo sur estará listo para recibir de nuevo a los abonados que han debido de abandonar ahora sus localidades y también estarán finalizadas las obras de las tribunas bajas laterales.

Será entonces cuando se proceda al derribo y construcción de la grada norte, la más próxima a la Avenida de Madrid. El resto del estadio ya tendrá la nueva configuración, con sus graderíos remodelados. De septiembre de 2018 a agosto de 2019 se procederá a la construcción de ese fondo norte y el remodelado Anoeta será una realidad, con la ampliación de su aforo de las 32.000 localidades que tiene ahora a las 43.000 y con los espectadores pegados al campo, sin las pistas de atletismo.

Aperribay confirmó que mientras duren los trabajos de remodelación no se podrá recuperar la grada provisional que se colocó detrás de la portería sur en el arranque de esta temporada. Las imposibilidad de instalar una grada supletoria fija como establece la UEFA y no temporal, como podía plantearse la Real, impedirá que el equipo sienta el calor de los aficionados mientras duren los trabajos. «No podíamos dar plena seguridad a los socios porque no podíamos asegurar la instalación de una grada definitiva. No es posible compaginarlo con las obras», detalló.

Fotos

Vídeos