Diario Vasco

Las máquinas derriban ya los accesos de Anoeta

fotogalería

El primer tramo de las escaleras de la puerta 18 fueron derruidas ayer / PEDRO MARTÍNEZ

  • Actúan en parte de las escaleras para llegar a la tribuna este alta y serán sustituidas por entradas provisionales

Las obras de remodelación de Anoeta continúan su marcha. Las máquinas comenzaron a derribar ayer algunos accesos a las gradas. Concretamente, las primeras escaleras que cayeron fueron las que dan acceso a las puertas 18 y 19 de la tribuna esta alta. Serán sustituídas por entradas provisionales.

Los trabajos que se están realizando desde el 23 de mayo en los aledaños del estadio de Amara corresponden a la fase cero, la de preparación. Además del acondicionamiento de los accesos, se actúa en el desvío de los servicios urbanos y la cimentación mediante pilotaje de los cuatro elementos que van a sostener las cubiertas. También se trabajará en el interior de Anoeta, en el tartán de atletismo. La duración prevista de estas labores es de seis meses.

Estas obras antecederán a las del lote uno, el más potente, junto al dos, que suponen el 90% del coste total del proyecto. La puesta en marcha del lote uno se producirá a lo largo de este verano, momento en el que se ejecutará el derribo del fondo sur, la zona del campo que da al velódromo. En fases posteriores se aprobarán los siguientes lotes necesarios para la culminación del proyecto: iluminación, terreno de juego, asientos, componentes audiovisuales, urbanización complementaria y controles de calidad.

Trabajos preliminares

Los trabajos que se están realizando son preliminares al derribo de la grada del fondo sur, la más próxima al velódromo. Las futuras fases pasan por demoler y levantar primero el fondo sur, bajar la cota del terreno de juego y acercar las gradas laterales al césped, y derribar y levantar el fondo norte. Estos trabajos no afectarán al desarrollo de la competición. La previsión que se maneja es que los primeros derribos se produzcan en septiembre y la nueva tribuna esté lista para el verano de 2018. En la fase uno, Anoeta mantendrá intactas las dos gradas laterales y el fondo norte, el de la avenida de Madrid, donde se han reubicado a los abonados que van a abandonar su localidad en el fondo derribado. Será cuando el estadio pasará de 32.000 a 25.000 espectadores.

Cuando se vayan a dar los últimos retoques a la nueva tribuna del fondo sur arrancará la fase crítica de la reforma: la depresión del terreno de juego en 2,5 metros, que permitirá eliminar las pistas de atletismo y acercar las gradas laterales hasta a una distancia de ocho metros sobre el césped. Está previsto que para agosto de 2018 ya estarán habilitadas tres cuartas partes del estadio y se habrá recuperado el aforo actual de 32.000 asientos.

Cuando arranque la Liga 2018/19 se actuará en el fondo norte. El procedimiento será prácticamente idéntico al realizado previamente en la tribuna de enfrente, con la diferencia de que la estructura de la cubierta quedará por encima ya acabada. Entre agosto de 2018 y agosto de 2019 se derribará la grada y se levantará una nueva. Construidos los dos fondos y acercadas las gradas laterales al césped, en mayo de 2019 se procederá a ejecutar la nueva envolvente y se adecuarán los nuevos accesos de las tribunas laterales. Para agosto de 2019 el estadio estaría terminado y se podría iniciar la competición con 42.000 localidades.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate