Diario Vasco

real sociedad

Llorente pone rumbo a San Sebastián

Diego Llorente realiza un gesto en un partido con el Málaga de la presente temporada ante el Granada.
Diego Llorente realiza un gesto en un partido con el Málaga de la presente temporada ante el Granada.
  • El jugador tiene prevista su llegada hoy para ser presentado por la Real Sociedad

  • Aprovechará estos días para conocer la ciudad y buscar casa a la espera de que el Real Madrid envíe el documento que falta para cerrar el fichaje

Diego Llorente (Madrid, 1993) se convertirá esta semana de forma oficial en nuevo jugador de la Real Sociedad. Este periódico ya adelantó el pasado 26 de mayo que el central del Real Madrid sería el primer fichaje del verano txuri urdin y así será. El jugador tiene previsto llegar hoy a San Sebastián mientras aguarda a que se cierren los últimos flecos de una operación cuyos términos quedaron acordados hace ya dos semanas.

El futbolista, que ha pasado estos últimos días de vacaciones en Mallorca, tiene ganas de vestirse su nueva camiseta y mirar al futuro solo en blanquiazul. Después de jugar cedido las dos últimas temporadas en el Rayo Vallecano y el Málaga, respectivamente, le atrae el reto que le presenta la Real de competir en Europa con un grupo joven que tiene mucho margen de recorrido por delante. Esa ha sido una de las razones que le han hecho decantarse por la propuesta guipuzcoana en detrimento de otras que también le llegaron, alguna desde Inglaterra.

Para que la operación se haga oficial resta que llegue a las oficinas de Anoeta un papel que debe enviar el Real Madrid y que a última hora de la noche aún no se había recibido. La frenética actividad en la que se haya inmerso el conjunto blanco tras las explosivas declaraciones de Cristiano Ronaldo, en las que expresaba su voluntad de salir del club, han retrasado algunos días el cierre de su fichaje, aunque en ningún momento lo han puesto en riesgo.

La Real cerró hace dos semanas con el Real Madrid y con los agentes del jugador el acuerdo para su incorporación, quedando a la espera de que los términos del mismo quedasen plasmados en el pertinente contrato. Uno de estos trámites burocráticos es el que queda por solventar para que el futbolista pueda ser presentado de forma oficial con la nueva camiseta que vestirá la próxima temporada.

Diego Llorente firmará un contrato para las próximas cinco temporadas, tal y como suele ser norma en la Real con aquellos jugadores jóvenes que tienen lo mejor de su carrera por delante. Así sucedió, por ejemplo, con Iñigo, Juanmi, Willian José y Odriozola, sin ir más lejos. El club realista abonará por la compra del madrileño entre cinco y seis millones de euros y el Real Madrid se guardará una opción de recompra en los tres primeros años, según fuentes próximas al entorno del jugador.

En el acuerdo también se estipula un derecho de tanteo para el Real Madrid en caso de que en un futuro el club blanquiazul quiera vender a Llorente. Esto significa que se haría con el jugador con igualar cualquier oferta que tuviera sobre la mesa la Real Sociedad.

En Anoeta no existe inquietud por la demora que se está produciendo en el envío de la documentación para cerrar su fichaje. El acuerdo es un hecho y eso da tranquilidad.

La semana pasada Jokin Aperribay, quien se vio en Madrid con el director general blanco, José Ángel Sánchez, afirmó públicamente que la incorporación del jugador avanzaba «adecuadamente» y que había que esperar para concretar la operación, algo que se producirá en las próximas horas con el envío desde Concha Espina de ese último documento.

Convencido de triunfar

Diego Llorente no ha tenido muchas dudas en aceptar la propuesta realista. Fue el primer club en interesarse por él y eso también ha influido en su decisión final. Vivió las negociaciones entre los clubes hace dos semanas pendiente del móvil desde Nueva York, donde se encontraba entonces de vacaciones. Entre paseo y paseo, el jugador trasladó a sus intermediarios su deseo por cerrar cuanto antes una operación que en estos días quedará cerrada.

En estas semanas el Everton llegó a ofrecer hasta catorce millones de euros al Madrid y una ficha próxima a los 2,3 millones de euros por temporada, pero se mantuvo en su firme posición de venir a la Real. Entiende que se adapta mejor a sus características. El Málaga, club en el que ha jugado cedido esta temporada, también le quería, y otros clubes como el Valencia, Villarreal y Lille también se habían planteado la posibilidad de ficharlo.

Ahora, a punto de aterrizar en San Sebastián, aprovechará estos días para conocer la ciudad y buscar casa para la próxima temporada mientras espera que se anuncie de forma oficial su fichaje. No tendrá que pasar reconocimiento médico porque ya ha superado ese trámite en Madrid -otra cosa es que fuera sometido a pruebas complementarias-, por lo que dispondrá de más tiempo para disfrutar de Donostia. Eso sí, no podrá escapar del calor que aprieta estos días a Gipuzkoa, por lo que si le gusta la playa siempre tendrá la oportunidad de darse un buen chapuzón.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate