Diario Vasco

real sociedad

Yuri, el cabo suelto que le queda por atar a la Real Sociedad

Yuri Berchiche.
Yuri Berchiche. / MIKEL FRAILE
  • El zarauztarra, al que siguen clubes importantes, tiene el contrato que firmó cuando era suplente

  • Una adecuación salarial al rendimiento que ha ofrecido esta temporada garantizaría su continuidad en la Real la próxima temporada

Con la reciente ampliación de contrato de Álvaro Odriozola la Real Sociedad ha dado un paso más en la consolidación de su columna vertebral para la próxima temporada. En los últimos catorce meses ha blindado el futuro en blanquiazul de piezas importantes en el equipo como Iñigo, Rulli, Oyarzabal, Navas, Bautista o el propio Odriozola, sin olvidar que fichajes como Juanmi y Willian José firmaron largos contratos a su llegada. Además, dos veteranos como Xabi Prieto y Zurutuza ampliaron su vínculo con el club por uno y dos años más, respectivamente, con lo que a día de hoy se puede decir que el once titular que esta temporada ha conseguido el billete para Europa cuenta con un alto grado de protección ante injerencias externas.

En este punto habría que aclarar que la capacidad de defenderse ante una OPA hostil de uno de los más grandes sigue siendo mínima, porque Real Madrid y Barcelona tienen un poderío económico que no entiende de barreras si viene a por uno de tus jugadores. Desde el ascenso a Primera solo los tres grandes han pescado en Anoeta, con los casos de Illarramendi, Bravo y Griezmann. El resto ha sido incapaz de llevarse a alguien en contra de la voluntad del club y eso es una señal de que las cosas van bien.

La Real Sociedad permanece atenta para evitar cualquier sorpresa desagradable en este verano. O, cuando menos, para tener una rápida capacidad de respuesta. En este momento habría dos cabos sueltos en la plantilla, aunque solo uno de ellos puede ser atado por el club. Son los casos de Yuri y Willian José. El brasileño tiene una cláusula de 40 millones, aunque el 30% de sus derechos pertenece a una agencia inglesa de representación de jugadores que siempre tendría algo que decir en el caso de que llegase una oferta.

La situación de Yuri es diferente. El zarauztarra está bien atado con un contrato hasta 2020 que recoge una cláusula de rescisión de 30 millones de euros, una cantidad que se antoja difícil que nadie pague por un lateral izquierdo. Pero se dan dos condicionantes que lo convierten en un caso único en la plantilla. El primero es que importantes clubes europeos se han interesado por él en los últimos meses con propuestas económicas mucho mejores que la que tiene actualmente en la Real Sociedad. El segundo es que su actual contrato data de hace año y medio, cuando era suplente de De la Bella y desempeñaba un rol secundario en el equipo, por lo que se encuentra desfasado en relación a su rendimiento actual.

Tres ofertas en invierno

La gran primera vuelta que realizó en la pasada Liga le puso en el punto de mira de algunos de los clubes más importantes de Europa en el mercado de invierno. PSG, Nápoles y Olympique de Marsella le hicieron llegar interesantes ofertas que, además del aspecto económico, le ofrecían la posibilidad de jugar la Champions, en el caso de los dos primeros. Sin embargo, no llegó a considerarlas porque la Real Sociedad estaba firmando una gran temporada y la prioridad era regresar a Europa con su equipo de siempre. Solo en el caso de un acuerdo entre clubes las hubiese valorado, aunque como es lógico el club no iba a prescindir de uno de sus mejores efectivos en el ecuador del campeonato sin haber una necesidad económica de por medio.

Ahora que han pasado algunos meses desde entonces, varios clubes europeos han vuelto a interesarse por él. Entre ellos no se encuentra el Manchester City, quien en su día ya se lo comunicó oficialmente a la Real después de que su nombre apareciese ligado al de los 'citizens'. Le aclaró que por que el representante del jugador fuera Pere Guardiola, el hermano del técnico del City, ello no significaba que su futuro fuera a estar en el club inglés. Tampoco del Real Madrid ha llegado noticia alguna a su entorno en este tiempo.

Ahora, quienes más interesados parecen estar son el PSG de Unai Emery y el Nápoles, aunque el mercado todavía permanece parado. Hay clubes que han cambiado de entrenador e incluso de director deportivo, y antes de lanzarse a fichar quieren analizar previamente cuáles son sus necesidades. No obstante, dos de los laterales zurdos más cotizados de Europa, Theo Hernández y Benjamin Mendy (Mónaco), están cerca de unir sus destinos con el Real Madrid y el Manchester City, respectivamente, y a partir de ahí comenzará el baile.

El aval de una gran campaña

Yuri ha sido una de las grandes revelaciones de la temporada y su papel no tiene nada que ver con el que desempeñaba cuando firmó su último contrato con la Real Sociedad en enero de 2016. Entonces era el suplente de De la Bella y ahora es uno de los mejores futbolistas de La Liga en su posición. Las estadísticas oficiales de la competición le señalan como el segundo más destacado del curso, solo superado por el colchonero Filipe Luis. Además, ha sido el jugador de campo que más minutos ha completado, con 3.090, por delante de Illarramendi (3.004) e Iñigo (3.000). Solo Rulli ha jugado más en el año del regreso a Europa. A eso habría que añadir que ha marcado tres tantos y participado en seis acciones previas al gol, lo que no está nada mal para un lateral.

Todo ello hace que su actual contrato haya quedado desfasado respecto al rendimiento que ha demostrado sobre el campo. Una de las grandes virtudes de este Consejo es que ha sabido reconocer la aportación de los de casa con buenos contratos, lo que le ha permitido armar un buen bloque. Y casi siempre ha ido por delante de otros clubes en sus movimientos, lo que le ha evitado muchos disgustos.

Ahora, con la cesión de Héctor al Alavés, queda claro que las dos grandes apuestas de Eusebio para la próxima temporada en el lateral izquierdo son Yuri y Kevin, que está muy bien considerado dentro del club. Al internacional sub-21 con Portugal se le dará la alternativa como jugador del primer equipo para guardar las espaldas del zarauztarra, pero para ello antes habrá que asegurar la continuidad de este al 100% sin estar pendiente de los vaivenes del mercado. Es el cabo que queda por atar.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate