Diario Vasco

REAL SOCIEDAD

El Manchester City ficha a Hirving Lozano y lo cede al PSV

Lozano se dispone a controlar el balón ante Honduras.
Lozano se dispone a controlar el balón ante Honduras. / REUTERS
  • El extremo mexicano cruzará el charco y se fogueará en Holanda antes de tener opciones de jugar en la Premier

El Manchester City se ha llevado finalmente a Hirving Lozano, el jugador del Pachuca mexicano por el que la Real preguntó hace meses. El club de la Premier League, a la espera de que se haga oficial el traspaso, se ha hecho con el extremo. Sin embargo, por el momento, no se pondrá la camiseta celeste del City porque será cedido al PSV Eindhoven las dos próximas temporadas.

El entrenador del América, Miguel 'Piojo' Herrera, es quien, a la conclusión del partido entre México y Honduras, dio por hecho que el atacante cruzará el charco para recalar en la liga holandesa: «Lo compra el City y lo presta dos años al PSV». A partir de esas declaraciones se ha desencadenado todo. Lozano marcó un gol en ese partido.

Es un futbolista que encaja en ese fútbol de toque. Tiene 21 años y mide 1,74 y su juego vertical y de corte ofensivo le permitiría encajar en la Eredivisie. El equipo de Eindhoven, históricamente ha tenido muy buen ojo tanto en Sudamérica (Ronaldo, Farfán...) como específicamente en México (Salcido, Guardado, Héctor Moreno, «Maza» Rodríguez...) y ahora también ha estado rápido al solicitar la cesión de un jugador que ha marcado 18 goles y ha dado siete asistencias en los treinta partidos que ha disputado en el equipo mexicano en el que dio sus primeros pasos como jugador.

El City de Guardiola busca con esta cesión que el futbolista se vaya adaptando al fútbol europeo antes de tener alguna opción de hacerse un sitio en una de las plantillas más competitivas de Europa.

Por el momento no se conocen las cifras del traspaso, pero es fácil que el Pachuca se haya guardado un porcentaje de sus derechos en previsión de un futuro traspaso a un tercer club como era su deseo y que la operación ronde los 24 millones de dólares (21,5 millones de euros) que el Pachuca, su club, estaba pidiendo por él. Es el precio que envió a las oficinas del Chivas cuando preguntaron por él y una cifra similar a la que se encontró la Real, lo que le llevó a descartar el fichaje, por caro. En todo caso, el Pachuca hizo saber a la Real que ese precio inicial se podría reducir y dejó entrever que por 16 millones de euros accedería a la venta. Como referencia, el fichaje más caro de la historia del club blanquiazul es el retorno de Illarramendi del Madrid por 17 millones.

El Celta era otro de los equipos que estaba interesado en él.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate