Diario Vasco

real sociedad

Mikel Oyarzabal: «La Real Sociedad vuelve a tener presencia en la selección y significa que se están haciendo las cosas bien»

«Si estamos tres en la selección es que la Real lo está haciendo bien»
  • Jugador de la Real y de la selección Sub-21, Inmerso en la preparación del Europeo Sub-21, dice que tiene unas ganas «terribles» de jugar en Europa. «Deseo que llegue el día del sorteo», confiesa

Mikel Oyarzabal (Eibar, 1997) atiende la llamada de este periódico en Las Rozas, donde se entrena con la selección Sub-21, con la que jugará el Europeo a partir del día 16. En la Ciudad del Fútbol comparte habitación con Odriozola.

- ¿Cómo evoluciona del esguince de tobillo que se produjo el pasado martes?

- Bien, por suerte se ha quedado en un susto. No vi el balón, lo pisé sin querer y me torcí el tobillo. Los médicos actuaron rápido y no ha ido a mayores. Calculo que en un par de días podré estar listo para entrenarme con el grupo. Hoy (por ayer) no he hecho nada, pero mañana (por hoy), dependiendo de cómo amanezca, iremos empezando a hacer diferentes ejercicios.

- Después de una temporada tan exigente en el apartado físico, ¿hasta qué punto le apetecía seguir en activo este verano?

- Hay que ver este Europeo como un premio y no como un castigo. Pocas veces se va a dar una oportunidad así y hay que aprovecharla, tratar de jugar cuantos más minutos, mejor, y disfrutarlo al máximo.

- Es el tercer verano que no descansa. No me puedo creer que el cuerpo no le pida auxilio.

- Me encuentro bien, con ganas, no estoy machacado físicamente. Recuerdo que hace dos veranos por estas mismas fechas estaba en el equipo juvenil con el que ganamos la Liga y jugamos la Copa de Campeones. A los pocos días, en Sanjuanes, me llamó Luki Iriarte para decirme que estuviera preparado porque había posibilidad de hacer la pretemporada con el primer equipo. Acabé en la concentración de Austria con Moyes. El año pasado tuve la suerte de debutar con la absoluta en un amistoso contra Bosnia, pero también pude escaparme dos semanas a la Costa Brava y a Asturias. En esta ocasión he tenido la oportunidad de desconectar una semana antes de venir a Las Rozas, he estado tranquilo en Eibar con mis amigos, así que no me quejo. Tener los veranos ajetreados son circunstancias que se dan en la carrera de un jugador. Soy de los que firmo quedarme sin vacaciones si es para jugar un Europeo con la selección.

- ¿Se ha llevado los apuntes a la concentración en Las Rozas?

- En esta ocasión he podido organizarme para aplazar un par de asuntos que me quedan para después del Europeo así que he dejado los apuntes en casa. Por ahora, me está yendo bien, estoy compaginando con más o menos esfuerzo el fútbol con los estudios, y ya puedo decir que estoy a un pelo de acabar el segundo curso de Empresariales en Deusto.

- Este Europeo supone el regreso del combinado a una fase final tras su ausencia en 2015. Les ha tocado en el mismo grupo con Serbia, Macedonia y Portugal. ¿Hay algún favorito?

- Hablar antes de jugar no sirve de mucho, hay que demostrarlo en el campo. Hasta que no empiece el torneo no sabremos cuál es el nivel de cada equipo. Todos sabemos del potencial de Portugal y Serbia, pero también hay que tener en cuenta a Macedonia, que aunque parezca una perita en dulce lleva dos años sin perder un partido oficial. Hay muchas selecciones que se han quedado fuera como Francia, Holanda o Bélgica y cualquiera de los equipos clasificados, repartidos en tres grupos, tienen peligro (Inglaterra, Polonia, Eslovaquia y Suecia forman el grupo A, y República Checa, Alemania, Italia y Dinamarca completan el C). El objetivo es acabar primeros en la fase de grupos y a partir de ese momento ya se verá a qué selección nos enfrentaríamos en semifinales. El jueves que viene, día 15, salimos para Polonia. No va a ser fácil porque solo se clasifican para semifinales el primero de cada grupo y el mejor segundo. Cualquier error en un torneo tan corto se paga caro.

- Es difícil de entender que usted haya debutado ya con la absoluta y siga sin tener asegurado el puesto en la Sub-21.

- Ni en la selección ni en la Real hay que asumir el rol de que vas a jugar siempre y tampoco el rol contrario. Tener minutos va a estar complicado porque el nivel de los compañeros es de talla mundial, pero no me rindo, lucho en cada entrenamiento. En este grupo hay que exprimir cada oportunidad y yo lo voy a hacer.

- ¿Qué le transmite el seleccionador Albert Celades?

- Nada especial. Es un técnico que trata a todos por igual y se agradece su proximidad.

- Doy por hecho que el ambiente en la selección es mejor que bueno.

- No te confundes. Cada uno pone su granito de arena para que el ambiente sea el mejor posible. Sabemos que nos queda un mes por delante, en el que vamos a convivir las veinticuatro horas, y es mejor llevarse bien que andar a la gresca. Aquí no hay los jaleos que algunos quieren buscar entre los jugadores del Madrid y el Barcelona.

- ¿En qué matan las horas libres?

- La siesta es sagrada y hasta recomendable para darle descanso al cuerpo. Entre serie y serie de televisión, en alguna tarde libre hemos tenido oportunidad de salir a tomar algo y ver alguna película en las salas de cine que tenemos cerca de las instalaciones. Hemos hecho cuadrilla con Meré (Sporting), Soler (Valencia) y alguno más a los que conozco de la selección Sub-19. Ahora mismo estoy solo en la habitación porque Álvaro se me ha ido a Murcia con la absoluta.

- ¿Ya le ha contado Odriozola que va a seguir en la Real hasta 2022?

- (Ríe) Yo no sé nada.

- ¿Se ve reflejado con su irrupción en el fútbol profesional?

- Sí me recuerda. Ha pasado del Sanse a Primera y ha terminado la temporada como un tiro hasta el punto de que Lopetegui no ha dudado a la hora de tenerle en su equipo.

- ¿Ha coincidido estos días con Illarramendi en Las Rozas?

- Un día nada más porque estamos separados en Las Rozas.

- Hace tiempo que no había tantos jugadores de la Real en la selección española.

- Los premios llegan por algo. El papel realizado por el equipo en Liga ha hecho que Illarra y Odriozola estén ahora con la absoluta y yo con la Sub-21. Si hoy la Real vuelve a tener presencia en la selección es porque se están haciendo las cosas bien en Zubieta. Por suerte, todo acabó como queríamos, con el equipo clasificado para Europa después de un partido inolvidable en Vigo.

- La imagen de su gol en Balaídos y su celebración besando el escudo de la Real en su camiseta será recordada durante mucho tiempo.

- Siempre he dicho que la Real es donde quiero estar, ese gesto me salió de dentro. Es un sueño cumplido. Cualquier canterano como yo sueña con jugar en Europa con el primer equipo y yo lo voy a cumplir, más no puedo pedir.

- Y sin previas que jugar...

- Es un alivio no tener que jugar esas dos previas. Empezar tan pronto, con tanta exigencia en las primeras semanas, puede hacer que la temporada se haga larga después. Si hay que elegir jugar las dos previas o ninguna, la respuesta es clara. El equipo está con muchas ganas de jugar en Europa, como se pudo ver en la celebración en el césped de Balaídos. Queremos hacerlo bien en Europa sin olvidar la Liga y la Copa. Hay equipo como para rendir en las tres competiciones. Estamos deseando saber a qué equipos nos enfrentamos en la fase de grupos, en qué campos vamos a jugar, y supongo que también quieren lo mismo los aficionados para ir organizando una posible salida, pero sobre todo tengo ganas de jugar en Anoeta con un ambiente similar al que vivimos en el último partido con el público empujando al equipo.

- El año pasado el Athletic trató de ficharle y en esta ocasión lo han intentado con Bautista.

- La Real está trabajando bien, cada vez más gente de la cantera está teniendo oportunidades en el primer equipo, y eso hace que sea más difícil cambiar de aires y más fácil seguir en la Real. Se está haciendo un gran trabajo en todas las categorías como demuestra el número de canteranos que sigue llegando al primer equipo. - ¿Qué reto se pone para su tercera temporada en el primer equipo?

- No escondo que me hubiera gustado meter algún gol más en esta última temporada, aunque también es verdad que en general estoy muy contento con el rendimiento que he dado. Cada jugador de la plantilla ha estado enchufado, ha aportado al equipo, y el resultado es el sexto puesto.

- Eusebio decía hace unos días que estaba más que contento con lo que había ofrecido más allá de los goles.

- Le estoy muy agradecido por la confianza que me ha dado. A ver si el año que viene puedo repetir una temporada similar o con algún gol más.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate