Diario Vasco
Markel Bergara, en un entrenamiento en Zubieta.
Markel Bergara, en un entrenamiento en Zubieta. / USOZ

real sociedad

Markel asume que tiene difícil jugar en la Real Sociedad y escucha ofertas de fuera de la Liga

  • Le quedan dos años de contrato y se ha quedado sin sitio con Illarramendi y la irrupción de Zubeldia

Markel Bergara (Elgoibar, 1986) asume que su futuro inmediato está más fuera que dentro de la Real y ya ha dado vía libre a su representante para que escuche posibles ofertas.

La dirección deportiva de la Real ha trasladado al jugador que su situación en el equipo puede no cambiar en la próxima temporada respecto a la última, en la que apenas ha tenido minutos y en la que ha pasado muchos partidos fuera de la convocatoria debido al alto rendimiento ofrecido en el centro del campo por Illarramendi, Zurutuza y Prieto, y Markel ha entendido que quizás sea el momento de cambiar de aires pese a que le quedan dos años de contrato y por tanto no tendría obligación de salir del club.

El jugador, uno de los más apreciados por los aficionados, uno de los que devolvieron al club a Primera y un referente en el vestuario, valora por tanto cualquier opción interesante que le permita salir de la Real después de diez temporadas en el primer equipo -debutó el 4 de septiembre de 2007 en Las Palmas en partido de Copa- y muchas más desde que llegó a Zubieta por primera vez.

A Markel no le van a faltar ofertas. Es uno de los pivotes defensivos más experimentados de la Liga y su largo recorrido en Primera, con más de trescientos partidos en la Real, son una tarjeta de presentación más que interesante.

El jugador no se cierra ninguna puerta en la Liga, tampoco en Europa, y, según ha podido saber este periódico, estaría valorando la opción de recalar en la liga de Estados Unidos, en la MLS. Es una posibilidad que le atrae más allá de la experiencia futbolística. Jugar en esa liga le permitiría seguir en la Real hasta el mercado de invierno porque hasta febrero-marzo no se juegan los primeros partidos.

Markel ha sido clave en los últimos años, en los que se ha convertido en indiscutible en las alineaciones, hasta que su concurso ha ido a menos en los últimos meses. En la 12/13 con Montanier formó parte de aquel triángulo mágico en la medular con Illarramendi y Xabi Prieto con el que la Real hizo tan buen fútbol. En la 13/14, ya con Arrasate, jugó siete de los ocho partidos de la Champions y volvió a ser fijo en la Liga, al igual que en la siguiente, en la que superó por tercer año consecutivo los 2.500 minutos de juego. Los 286 minutos que ha jugado este, repartidos en seis partidos, son su segunda peor participación desde que forma parte de la primera plantilla, allá por la temporada 07/08 cuando apenas jugó 255 minutos. Formado en las categorías inferiores del club, se proclamó subcampeón del mundo sub-17 y campeón de Europa sub-19 con la selección.

Granero, Canales y Héctor

A la más que posible salida de Markel se sumarían las de Granero, Canales y Héctor. Los tres, con contrato en vigor, barajan ahora mismo cualquier posibilidad, pero lo normal es que ninguno siga en el equipo la próxima temporada.

Con Granero ya se intentó que saliera el pasado verano pero se quedó y ha terminado jugando 19 partidos, ocho como titular. Sabe que lo sigue teniendo difícil y, a un año de concluir contrato, no puede permitirse pasar otra temporada con tan poco protagonismo. A Granero no le faltan ofertas y la Real no le va a poner ninguna traba para salir. Para él la situación es incómoda. Tiene 29 años y un contrato importante dentro de la plantilla. Necesita volver a jugar si quiere recuperar las sensaciones. Ha jugado 83 encuentros oficiales en las cuatro campañas de una estancia marcada por la grave lesión de rodilla que tuvo al poco de llegar.

En lo que respecta a Canales, con contrato en vigor hasta 2018, es un jugador que gusta a Eusebio, aunque el técnico no encuentra la manera de garantizarle la continuidad que el propio futbolista desea. Canales, al que le ha costado esconder su malestar por la situación que ha vivido esta temporada, quiere jugar ahora que ha visto que se ha recuperado bien de su última lesión en la rodilla y tampoco le faltan ofertas después del rendimiento que ha dado en la recta final de la temporada. El jugador podría optar por iniciar la temporada y si su rol sigue siendo el mismo que ahora, con pocos minutos en cada partido, salir en el mercado invernal. Hasta la fecha ha jugado 116 encuentros con la Real.

Y Héctor, cedido en los últimos meses en el Granada y al que le quedan dos años de contrato, también lo va a tener difícil.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate