Diario Vasco
Diego Llorente, con un balón en las manos, en uno de sus últimos entrenamientos con el Málaga.
Diego Llorente, con un balón en las manos, en uno de sus últimos entrenamientos con el Málaga. / SALVADOR SALAS

real sociedad

El Everton se entromete en la negociación por Diego Llorente y dificulta su fichaje

  • El club inglés ofrece al Madrid más dinero que la Real, pero el jugador sigue queriendo jugar en Anoeta

La negociación por Diego Llorente (Madrid, 1993) sigue su curso, aunque como en toda conversación en ésta también se van a tener que sortear obstáculos. En esta ocasión es el Everton de la Premier el que se ha entrometido al ofrecer más dinero que la Real Sociedad por el traspaso del jugador.

Según apuntan medios ingleses, el Everton ofrecería catorce millones de euros por el jugador, mientras que la Real Sociedad, tras el paréntesis en las conversaciones por la disputa de la final de la Champions, negocia con el Real Madrid el traspaso a cambio de una cifra que ronda los cuatro o cinco millones de euros.

La sintonía entre las partes, entre la Real y el Real Madrid, sigue siendo igual de positiva que antes del partido entre el equipo blanco y la Juventus pero la irrupción del Everton en las últimas horas ha enturbiado conversaciones. No tanto como para poner en peligro su llegada a la Real, pero sí para ralentizar la buena marcha que llevaban. El club txuriurdin espera hacer valer la ilusión y ganas que el futbolista tiene por recalar en San Sebastián.

Lo positivo para los intereses de la Real es que Llorente sigue queriendo jugar en la Real, con la que ya ha alcanzado un acuerdo, y el Real Madrid está decidido en traspasarlo, aunque sigue tratando de reservarse una opción de recompra para cubrirse las espaldas en un futuro. En cambio, tanto el club txuriurdin como el jugador prefieren que el traspaso no tenga ninguna cláusula de recompra por parte del Madrid. Este tira y afloja, unido al interés del Everton, ha alterado el paso.

En cualquier caso, en la Real siguen entendiendo que Llorente es el central mejor colocado para cubrir el hueco dejado por Mikel González en el centro de la defensa y que se perfila como el primer hombre en llegar en este mercado.

A nadie se le escapa que las relaciones entre la Real y el Real Madrid son muy fluidas, como quedó demostrado con el regreso de Illarramendi a Donostia. Florentino Pérez y Jokin Aperribay se entienden bien, los dos dan más valor a una conversación que a cualquier baile de cifras interesado y los dos están decididos a alcanzar un acuerdo. Eso, sin duda, ha sido un buen punto de partida para tratar de atar una operación que ni mucho menos está siendo sencilla, ya que hay otros clubes como el Villarreal, el Málaga y el citado de la Premier, que también están interesados en el jugador.

Los dos presidentes han dejado ya la negociación en manos de sus asesores y en cuanto acabe el cruce de documentos técnicos entre las partes se debería anunciar el acuerdo definitivo por más que el Everton intente hasta última hora elevar las cifras de la operación.

Pero el futbolista tiene decidido que quiere jugar en la Real, un club del que tiene buenas referencias y en el que cree puede encajar con Eusebio en el banquillo. Ese deseo va a ser respetado por el Real Madrid, el club propietario de sus derechos.

El jugador ha demostrado su deseo de recalar en la Real al aceptar hace unos días las condiciones económicas que le propone el club para llegar traspasado. Queda que el Real Madrid y la Real alcancen esa cifra para el traspaso, que se espera esté entre cuatro y cinco millones.

Cedido en el Rayo y Málaga

Y es que sin Mikel en el equipo, un jugador capaz de alternar con éxito las dos posiciones del centro de la defensa, la dirección deportiva hace tiempo que trabaja para incorporar este verano a un jugador de corte defensivo que se sume a una zaga en la que Iñigo y Navas se han convertido en insustituibles y que pierde potencial cuando alguno de los dos no está. De este análisis, Llorente se ha perfilado como la alternativa prioritaria para reforzar esa posición. Peleará por un puesto en el eje de la misma con Aritz Elustondo, Raúl Navas e Iñigo Martínez.

Llorente es un futbolista de solo 23 años que ha cuajado dos buenas temporadas en Primera con el Rayo Vallecano y el Málaga, que se maneja en ambos perfiles y que puede actuar en distintas posiciones. Aunque su puesto natural es el de central, también lo ha hecho de lateral derecho y de mediocentro. Hace un año debutó con Del Bosque en la selección ante Bosnia y Herzegovina. Formó parte de la preselección que el técnico salmantino hizo para preparar la Eurocopa de Francia y en la que, debido a la ausencia de los jugadores del Real Madrid y el Atlético que preparaban la final de la Champions, incluyó a varios jóvenes para participar en los primeros entrenamientos. Ahí estaban, además, los Pau López, Bellerín, Jonny, Meré, Asensio, Denis Suárez, Williams, Fornals y Oyarzabal. Precisamente se estrenó como internacional en el mismo partido que el eibarrés, el 29 de mayo ante la selección de Bosnia y Herzegovina.

En el Málaga disputó la pasada campaña 25 encuentros y consiguió dos goles. Su trayectoria en el equipo andaluz tuvo varias fases complicadas, ya que la baja desde el comienzo de temporada de Weligton obligó al madrileño a formar pareja de centrales con jugadores menos experimentados, lo que le perjudicó de una forma muy considerable. Al final, sin embargo, con la llegada de Míchel y anteriormente de Luis Hernández pudo ofrecer su mejor nivel, lo que ha hecho que otros equipos lo tuvieran controlado.

En Málaga estaban convencidos de que con el rodaje de esta última campaña hecho, futbolista, entrenador y dirigentes confiaban en que la temporada que viene fuera la de su confirmación y fluyera el talento que había demostrado como canterano del Real Madrid y durante su préstamo en el Rayo Vallecano.

La línea defensiva

A la espera de que se concrete el fichaje, la Real Sociedad tendría cubierta la línea defensiva. Le quedaría por fichar un mediocampista y el número de incorporaciones arriba, una o dos, dependerá del futuro de Vela.

Llorente llegaría a una defensa en la que Odriozola es fijo en el lateral derecho -renovará esta semana hasta 2022- y el otro puesto se lo van a tener que pelear Zaldua y Carlos Martínez. Por edad y proyección potencial, el candidato a permanecer en la plantilla parece Zaldua, pero la última palabra la tendrá Eusebio. La decisión definitiva podría llegar en los últimos días de mercado.

En el centro de la zaga no sobra nadie. A Navas, Aritz e Iñigo se debería sumar Llorente para afrontar con garantías las tres competiciones en las que estará inmersa la Real al menos hasta navidades.

En el lateral izquierdo, Yuri es fijo y Kevin, el internacional con Portugal que debutó con éxito en el Bernabéu y que va a jugar el Europeo sub 21, será el que se lo ponga difícil.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate