Diario Vasco

LA REAL EN EUROPA

La bravura realista no obtiene recompensa

Zamora hizo el empate contra el Lokeren en Atocha.
Zamora hizo el empate contra el Lokeren en Atocha. / :: AYGÜÉS
  • temporada 80/81

  • La Real eliminó en la UEFA al Ujpest húngaro, al Brno checo, pero cayó en octavos ante el Lokeren belga

La participación de la Real Sociedad en la Copa de la UEFA de la temporada 1980/81 fue la cuarta en la historia del club. Bien podría haber sido la primera en la Copa de Europa, pero el sevillista Bertoni, a falta de una jornada para el final de la Liga, apeó a los realistas de la primera posición lo que a la postre le dejó sin título liguero.

Los de Ormaetxea fueron emparejados en la primera eliminatoria con el Ujpest Dosza húngaro. Los donostiarras empataron a uno en la ida, gracias a un tanto de Periko Alonso. Los blanquiazules se reservaban los deberes para la vuelta, que no para casa.

La UEFA sancionó al club txuri urdin con el cierre de Atocha por un partido, tras los incidentes ocurridos un año antes en la eliminatoria europea contra el Inter de Milán. Durante aquel choque, varios aficionados arrojaron objetos al terreno de juego, y el organismo europeo lo castigó. Así, los guipuzcoanos tuvieron que resolver la papeleta en San Mamés.

Doce mil realzales se desplazaron a Bilbao para animar a los suyos y la Real ganó 1-0, con gol de Satrústegui. Lo hizo además con un hombre menos, ya que para la media hora de juego Celayeta había visto dos cartulinas amarillas. La solución ha estado en saber «echarle narices», admitió el goleador.

El siguiente escollo en la competición europea fue el Zbrojovka Brno de la República Checa. El partido de ida volvió a tener lugar lejos de Donostia, y los blanquiazules repitieron el resultado de Budapest. Los realistas también tuvieron que igualar el tanto inicial local, obra esta vez de Uralde.

Una vez cumplida la sanción de un partido, Atocha asistió a un espectacular arranque de encuentro por parte de los realistas, que antes de llegar al minuto diez, ya mandaban en el marcador por dos goles a cero. Satrústegui protagonizó ambos tantos. El Ujpest reduciría distancias a siete minutos del final.

En octavos la Real quedó emparejada con el Lokeren belga, en el que militaba el delantero polaco Grzegorz Lato. Suyo fue el único gol que se produjo en el choque de ida, lo que obligaba a los realistas a remontar en la vuelta en Atocha. Sin embargo, esta vez los belgas se adelantaron en el tanteador en la primera mitad y ampliaron la diferencia en el arranque de la segunda. Los de Ormaetxea no bajaron los brazos y en los últimos minutos consiguieron poner las tablas (2-2). En la crónica que firmó Luis de Andía en este periódico se pudo leer que «la Real puso una bravura elogiable, pero no fue suficiente». Esta vez la barrera europea se fijó en octavos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate