Diario Vasco
Carlos Vela, con el balón en la mano, se lamenta de una acción ante el Rayo.
Carlos Vela, con el balón en la mano, se lamenta de una acción ante el Rayo. / JOSE MARI LÓPEZ

REAL SOCIEDAD

Carlos Vela, cada día más lejos de continuar en la Real Sociedad

  • Su espantada de Anoeta tras ser sustituido en el descanso ante el Rayo complica aún más su continuidad en San Sebastián

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado de piel al mejor precio

Hasta 80%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Selección de marcas especializadas en outdoor

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Moda casual para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡La moda que más te gusta al mejor precio!

Hasta 80%

¡Viaja con estilo!

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Accesorios y gadgets electrónicos

Hasta 90%

Viste tu cama con la Denim más reconocida

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Cosmética de calidad al mejor precio

Hasta 90%

¡El calzado de moda a tus pies!

Hasta 70%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

Las andanzas de Carlos Vela empiezan a cansar. A aficionados, compañeros y dirigentes de la Real Sociedad, que no comprenden algunos de los actos cometidos por el mexicano en los últimos meses. El más reciente fue abandonar Anoeta después de ser sustituido por Eusebio en el descanso sin quedarse a ver el partido en la zona del palco destinada a los jugadores que no están convocados o que son sustituidos con la suficiente antelación como para seguir las incidencias del encuentro desde la grada.

A Carlos Vela no le haría mucha gracia la sustitución y optó por marcharse, aunque lo cierto es que el técnico le ahorró un mal trago, porque de haberse efectuado el cambio durante el partido, con la temporada que ha firmado y el partido que llevaba, la bronca podía haber sido importante. Este hecho sucede apenas dos meses después de su ausencia en un entrenamiento con la Real Sociedad tras acudir la víspera a un concierto a Madrid y que, por lo visto, se cerró en falso.

Lo cierto es que actitudes así colocan en una encrucijada al club, que no ha podido ser más comprensivo con el jugador. Pero se le ha agotado la paciencia al ver que la situación es muy difícil de reconducir.

Capitán y el que más ha jugado

Desde que Carlos Vela confesó al comienzo de Liga que en verano quiso marcharse a la MLS norteamericana y que la Real le cerró la puerta, la relación entre las dos partes no ha vivido su mejor época. El club le ofreció ser uno de los capitanes, junto a Xabi Prieto, Ansotegi y Mikel, para tratar de implicarle en el proyecto y que tirara del carro, mientras que tanto Moyes como Eusebio le dieron toda su confianza. Ha jugado 35 partidos de Liga con la Real Sociedad, de ellos 32 como titular, y solo se ha perdido dos, ante el Sevilla en Anoeta, porque regresó de la selección mexicana sin apenas tiempo para entrenarse, y la semana pasada contra el Real Madrid por sanción. Es el jugador de campo que más minutos ha disputado.

Pero la vía del guante de seda y la mesura no han funcionado, porque ni la competición le ha devuelto su mejor nivel ni el brazalete ha corregido su comportamiento. Únicamente cinco goles le contemplan, ninguno de ellos trascendente, ya que marcó en las victorias ante Levante (0-4), dos de ellos, y Espanyol (0-5) y en las derrotas contra el Sporting (5-1) y Getafe (1-2). En los dos últimos meses errores importantes de cara al gol ante el Levante, Eibar y Villarreal, impropios de un futbolista que ha demostrado sobradamente su calidad en esas acciones, han costado del orden de siete puntos a la Real Sociedad.

La jugada del domingo en la que una errónea cesión de Tito le dejó solo ante Juan Carlos fue la gota que colmó el vaso. Llegó a regatear al portero pero se entretuvo después con la puerta vacía y Llorente le rebañó el balón. En el descanso fue sustituido y ayer, tras su espantada de la víspera, realizó trabajo personalizado al margen del grupo.

Su ausencia en aquel entrenamiento

Pero llueve sobre mojado, porque aquella ausencia el 7 de marzo en la sesión posterior al duelo contra el Levante marcó un antes y un después. Nada más concluir el partido frente al conjunto levantino, en el que desaprovechó un clara ocasión antes del descanso, cogió el coche y acudió a un concierto en compañía de Griezmann. A la mañana siguiente Carlos Vela no se presentó en Zubieta y el caso salpicó la estabilidad de un equipo que aún soñaba con meterse en la pelea por Europa.

El club le sancionó con una multa de 140.000 euros brutos a descontar de su ficha anual, una sanción ejemplar que hacía años que no se conocía, y dejó en manos de Eusebio la gestión deportiva del asunto. Estuvo un día entrenándose en solitario pero al segundo el técnico ya le permitió ejercitarse con el grupo, según dijo, tras escuchar la opinión favorable del vestuario. El fin de semana se quedó inicialmente en el banquillo en Balaídos pero salió nada más comenzar la segunda parte para tratar, sin éxito, de nivelar el 1-0 adverso.

Desde entonces ha jugado ocho partidos, en los que solamente ante el Sevilla y Barcelona estuvo a cierto nivel. Su único gol en este tiempo fue ante el Getafe, que le supuso estrenarse ante la puerta contraria en Anoeta esta temporada, pero apenas lo celebró. Después vio la quinta amarilla en Villarreal y no jugó contra el Real Madrid. Su reaparición ante el Rayo no fue la esperada.

La Real Sociedad no se fía de que cambie

El club es consciente de que es difícil que Carlos Vela cambie de actitud a estas alturas. Y eso supone vivir en el alambre cuando se trata del futbolista franquicia de la plantilla, el que está llamado a marcar las diferencias. Nadie discute su calidad ni las alegrías que ha regalado a la afición txuri urdin, que le reconoce como uno de los jugadores más talentosos que ha vestido la elástica blanquiazul en su historia. Pero no se puede vivir del pasado y el propio Vela ha afirmado públicamente que a veces ha pensado que su ciclo en San Sebastián estaba próximo a concluir, aunque parece que ahora querría seguir en la Real Sociedad.

Hace dos semanas, con motivo de la renovación de Iñigo, el director deportivo Lorenzo Juarros fue bastante claro cuando fue preguntado por el futuro de Vela. «La mejor manera de que pueda plantearse quedarse aquí es que transmita el compromiso que queremos que los jugadores tengan con la Real. Queremos futbolistas con mayor o menor calidad pero que de verdad manifiesten un compromiso claro de que quieren estar en la Real».

Su futuro parece dirigido a la MLS

Mientras tanto, tiene dos años más de contrato por delante hasta 2018, aunque quizás esta haya sido su última temporada en la Real. Su cotización en el mercado ha caído en los dos cursos más recientes pero en Estados Unidos sigue gozando de un buen cartel y no le faltarán novias. Otra cuestión es que esos equipos estén dispuestos a ofrecer dinero por su traspaso más allá de su salario y el club, lógicamente, pretende recuperar una parte de la inversión que realizó hace dos veranos.

Desde China y Emiratos Árabes también se han interesado por el jugador, pero el mexicano siempre ha manifestado su predilección por el fútbol norteamericano y por estar más cerca de su casa.